Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-En mi tiempo eso se llamaban porquerías. -París está nervioso; el exceso del ajenjo fino ha perpedido que se consigne otra cantidad igual para Pí, y en seguida la proposición, que me parece muy justa, ha pa- turbado á los burgueses, y el exceso del ajenjo mato ha VTo creo que sea posible entablar la menor discusión sado á informe de la comisión correspondiente, que dic- embrutecido al pueblo. Los apaches se dedican á sacar con alma nacida sobre si son ó no son útiles las ojos; los niños parodian á los grandes ladrones; las taminará de conformidad absoluta, como si lo estuviera mangas que se usan en Madrid para las bombas de cotes se visten con sencillez para que no se las confunda viendo. incendios. con las señoras, y la generación educada en la lectura de Nadie está libre de ser jefe de partido, y á todos nos Durante el invierno, cuando los fuegos son insignifilas tragedias de París y de las novelas judiciarias, sedistrae gusta que nos levanten un túmulo de mármol de Carrara. ca ntes y se apagan solos, puede haber algún espíritu haciendo brutalidades al calor de una literatura decap o r fortuna, no hay ahora ningún carlista en el Ayuncandoroso que lo dude; pero en cuanto aprieta un poco tamiento. Gracias á esa circunstancia, nos hemos dente. el calor y los materiales de los edificios aumentan en- -Si va usted á disertar, busque otro auditorio. combustibilidad y las llamas surgen con facilidad aterra- ahorrado las cuarenta y cinco mil pesetas que por clasificación correspondían á Zumalacárregui, que santa glodora entonces la duda no es posible. V qué ha pasado en la Asociación de la Prensa? ria haya. Se demuestra indefectiblemente, á todas horas y en -Pues, nada, que como es una sociedad que va De todos modos, el gasto de diez y ocho mil duros no todos los casos, que las mangas no funcionan, y que, por dando resultados positivos, había necesidad de hablar hay quien nos lo quite de encima. consiguiente, fue tirado á la calle el dinero que dieron mal de ella. Y las treinta y seis mangas de á diez mil reales que por ellas. -Aquí sólo se alaba lo que se hunde; y por no repepodían ser unas señoras mangas) que se queden en los Y entretanto, los alcaldes cambian; unas veces predotir aquello tan cursi de que los rayos caen siempre en almacenes. Y si las que hay estallan en cuanto pasa el mina en el Concejo el elemento reaccionario, y otras el las alturas, diré á usted, usando una forma más pedesagua por ellas... con hacer un par de artículos de fondo progresista; pero dirija el Ayuntamiento quien quiera, tre, que hasta con las piedras que sobresalen suele troen los periódicos de todos los matices poniendo de hoja y sea el color negro, el rojo ó el lila el que predomine de perejil al servicio de incendios, estamos al cabo de la pezarse. en las Casas Consistoriales, no se da el caso de que una voz trémula pida que se estudie el modo de que las calle. Acabo de regresar de Babia, y vengo muy contento Y al que pierda el ajuar y tenga que salir á la plaza mangas no se rompan. porque he celebrado una interview con el importanpública en mangas de camiseta, ó se deje un par de indiLos simples ciudadanos tampoco apretamos mucho en viduos de su familia entre los escombros, siempre le que- tísimo hombre público D. Juan Fernandez: aquí lo este sentido, convencidos de que sería buscar cotufas en dará el consuelo de orar ante la tumba del jefe de la co- llevo, y calculen ustedes el efecto que hará mañana cuanel golfo, porque como el Erario Municipal está siempre do lo publique mi periódico. Oido á la caja: munión política á que pertenezca. dando las boqueadas... iYo. ¿Qué piensa usted de la situación política? SINESIO DELGADO C i n embargo, yo creo que debiera preguntarse á los El. -A esta situación ha precedido otra, y Otra ven vecinos de Madrid: drá después: lo importante es el porvenir, pero es pre ¿Qué prefieren ustedes? ¿Honrar la memoria de los 7 COS DE LA CARRERA DE SAN JE- ciso que se refunda en lo pasado; y autorizo á usted políticos eminentes ó perecer por cremación prematura? para que haga públicas estas declaraciones mías, aña RON 1 MO La mayoría tal vez elegiría lo segundo, porque sobre diendo, que lo que no sea abrir un nuevo período que la vida es corta y la muerte inevitable, lo mismo da Con la marcha de la Corte, con la suspensión de las constituyente, no fructificará. fallecer unos días antes que unos días después de lo Sesiones, ni aun la próxima pasada crisis da movimienlío. ¿Y los republicanos? ¿Y Montero Ríos? ¿Y Silcalculado, y puesto que Dios nos ha de llevar á todos, to y vida al moderno mentidero, que en el rigor del vela y Maura? poco importa que la envoltura carnal se rompa por una verano pierde mucho de su aspecto. El. -Buenos. tisis pulmonar, por achicharramiento entre unos tabloAsí y todo, todavía es el único punto de Madrid donYo. ¿Quiere usted decirme con franqueza qué signifines ó por una puñalada trapera al volver de una esquide al anochecer se juntan los que quedan; y hablan de ca ese laconismo en el responder? na. Y en cambio, las estatuas y mausoleos que se erijan política, literatura y arte, aunque el arte, la literatura y El. -Significa, que mientras los españoles no sean con el dinero que se ahorra de las mangas, han de ser la política sean de verano, de rayadillo ó de alpaca. buenos y benéficos y piensen en África y en Gibraltar... testimonios perpetuos de que aquí se siente una adA la querencia del Congreso y en la esquina de FloYo. ¡Ah! Las llaves del Estrecho. miración profunda por los hombres ilustres, signo eviridablanca, algunos representantes del país, rezagados, y El. ¡Pist! dente de cultura y adelanto. dos ó tres periodistas, discuten sobre las condiciones Yo. ¡Por Dios, señor Fernández, el país tiene derePero, por si acaso, bueno sería que lo dijese la ma- del nuevo Gobierno. cho á conocer el pensamiento de los grandes estadistas! yoría y no se dejase la resolución de tan interesante El. -Pues bien, sí; en teniendo mejor artillería y más problema á la voluntad de un par de concejales. ree usted que habrá nuevas elecciones? fuerza que los ingleses, y en cuanto nos entreguen á Porque el más lerdo habrá podido observar que, de- -Sería una locura; estas Cortes no han acabado Gibraltar, se lo quitamos: dueños de este punto, maralgún tiempo á esta parte, se ha establecido en la Casa de mamar ni siquiera los calostros, y además, una elecchamos sobre el África, sembramos de naranjas mandade la Villa un verdadero pugilato entre los ediles de los ción general constituye una perturbación enorme. rinas y de trigo todo Marruecos; mandamos las narandistintos partidos sobre la manera de estrujar el bolsillo- -Discutible, mi querido amigo; usted no conoce el jas á Inglaterra, y nos traemos el oro inglés; exportamos ajeno para honrar dignamente á los jefes difuntos. estado de los pueblos; tal como se ha puesto el sufragio, el trigo á Europa entera y somos dueños de su numeraY no es que se vayan á quejar de eso los contribuyenlas elecciones generales son una verdadera cosecha, prorio; se ponen los francos á la par, y se forma un Ministes, que ya está visto que tienen agallas para mayores ducen una gran circulación de riqueza, animan el coterio homogéneo. sacrificios, pero no estaría de más conocer la opinión de mercio, y crea usted que hay localidades donde sería los que han de pagar los recuerdos funerarios. popular una elección general siquiera cada semestre. ué sabe usted de sociedad? No hace quince días un señor concejal propuso que- -Por mí, ande el movimiento. -Las de Mendichu, han salido para Pozuelo; el se destinaran treinta mil pesetas, no suyas, naiuralmente, -En la vida moderna todo toma finalidad en lo que barón de la Castaña, para Cestona; y para Miraflores, sino mías y de otros cuantos infelices, á la suscripción se refiere á los intereses materiales, y dentro de la políla encantadora Pepita Gutiérrez, viuda de Muchos. abierta para construir un monumento en memoria de Sa- tica hay algo que podría llamarse industria electoral. -Pero ¿cuándo murió el pobre Muchos? gasta. -Protejamos la industria. -Hace mucho tiempo; era aquél mucho hombre para Otro concejal dijo que no; que de ninguna manera; vivir mucho. V qué hay del exterior? que si para Cánovas se habían gastado cuarenta y cinco -Pnes, verá usted, las saturnales de la misa negra mil, el que fue jefe del partido liberal no era menos que JUAN VALERO DE TORNOS de París: los placeres sádicos, los refinamientos decael otro. Y la Corpoiación, convencida por tan profundas dentes del estetismo narrados con fruición por todos los varones, acordó sacar de la Caja los nueve mil duros. periódicos franceses. Ctfmo no podía menos de suceder, á las dos semanas Chismes y cuentos escasas otro dignísimo representante del vecindario ha C Q A P U N T E S FINANCIEROS NOTA... DIPLOMÁTICA No nos equivocábamos cuando hace ocho días decíamos que la reacción iniciada al final de la semana pasada seria momentánea y obedecía exclusivamente á realizaciones de beneficio. Los francos siguen sin variación, á 37,70 ero los valores alcanzan todos, elevadas cotizaciones, ganando el Interior medio entei o, k 78,10; algo más de 1 por lorfel Exterior, á 91,40; 5 y 8 francos los Nortes y Io Zaragozas, á 107 y 334 respectivamente. El anuncio de una nueva emisión de obligaciones del Norte no ha causado, sin embargo, buen efecto. Se acentúa la simpatía de los hombres de negocios por el programa financiero del actual Gobierno, no limitándose esta buena acogida á la especulación, sino extendiéndose á clases puramente comerciales como la Cámara de Comercio de Madrid, que dio á su presidente interino el Sr. Maltrana el encargo de felicitar al Sr. Villaverde, haciendo constar así que coincide el programa votado en las Asambleas de Valladolid y Zaragoza con la orientación económica actual. También han causado buen efecto los resultados ya conocidos de la recaudación del mes de Julio, acusando un aumento de 8 V 1.047 pesetas comparados con igual período del año anteriora 7 Hasta ahora no se han preocupado los mercados de los pre patativos para la huelga general en los grandes centros fabri- les y agrícolas. La actitud expectante del partido socialista, que á pesar de predicar la doctrina de la apropriación colectiva y social de los medios de producción, no cree llegado el momento de la acción revolucionaria, tranquiliza á Tos mas timoratos. Mientras se limiten los socialistas á pedir platónicamente la expropiación de la clase capitalista, la expropiación de los expropiadores, como ellos dicen, sin recurrir á medios violentos, el conflicto no puede tener consecuencias graves. Son de tener en cuenta, sin embargo, los esfuerzos de los libertarios. La Bolsa se alarmaría si la situación actual i- e prolongase, ERMITA DE LOS ANGELES LAFIESTA DE ANTEAYER Y LA Allí, á lo lejos, destacándose de la planicie yerma y mondada que rodea casi por completo á la capital, se eleva, aunque no mucho, el obscuro cerro de Almodóbar ó de los Angeles, concluido en su parte más alta por un santuario de remota construcción, a) cual es fama que iban en romería y peregrinación damas y caballeros linajudos de la corte de los Felipes. Villaverde, presidente, el conde de San Bernardo y León y Castillo, embajador en Francia, se han reunido en San Sebastián por carambola, según ellos. Pero como Silvela habló de unión hispano- francesa, la gente se pregunta: ¿Jugarán á carambolas de reunión, á ver sí resulta una re- unión por carambola? r TT n- -rranr- n r m m n r n nrnuiii i imi anirrniT Tirm- minranminrir- i