Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
didas higiénicas, no tardaron en producir su efecto. El la gran duquesa de Sajonia Weimar, que ha abandonado aire insuficiente se corrompió en seguida, y al cabo de la dorada cárcel de la corte de su augusto esposo, para Doscientos sesenta y cuatro Pontífices se han sentado algunos días doce cardenales fueron atacados de fiebre, gozar de la libertad entre los lagos y montañas de Suiza. ¿De qué le sirve al cautivo en la silla de San Pedro desde que el Pontificado existe. tres de los cuales tuvieron que alejarse del Vaticano. La tener los grillos de plata Salvo raras excepciones, todos llegaron al solio mediante elección no exigió más que diez días, á pesar de lo cual, y las cadenítas de oro, elección. Durante muchos siglos el obispo de Roma al acabar el Cónclave, casi todos los cardenales cayeron si la libertad le falta? enfermos y algunos murieron del mal. Urbano VIH, el fue designado por virtud de influencias locales, semejanLa interesante princesa de diecinueve años, que se ha Papa elegido, estuvo también muy grave, y su coronates á las que presidieron en la elección de cargos importantes en las diversas religiones. A partir del siglo xi, la miento hubo de aplazarse hasta el 29 de Septiembre, librado de las tiranías de la etiqueta, ha puesto en boga este viejo cantar de nuestro pueblo. designación pontificia quedó encomendada á un cuerpo aprovechando un día lúcido de su convalecencia. El de Agosto será para ella un verdadero mes de vaLa última bula relativa á la organización y funcionade dignatarios importantes, cuyo número, aunque limitado, era perfecto reflejo del carácter universa de la so- miento del Cónclave data del día 10 de Octubre de 1877, caciones, si las conveniencias no la hacen volver á la triste ciedad católica. Desde el siglo x el papado trocóse en y fue redactada por Pío IX. Completa esta bula un re- cárcel de su corte. KASABAL institución europea, mejor que romana é italiana, y hubo glamento hecho el 10 de Enero de 1878, al siguiente día franceses, alemanes, ingleses y un español, que goberna- de la muerte de Víctor Manuel, y dirigido por el carderon la cristiandad. nal Pecci. Las disposiciones que aquel documento encieOS OBREROS DE LA CONSTRUCLa institución del Cónclave y su regular funcionamien- rra, y lo mismo el reglamento, tienen por objeto excluCIÓN EN MADRID to, tal y como se ha perpetuado hasta nuestros dias, con sivo evitar que el Gobierno italiano influya para nada en las decisiones del Cónclave. ligeras modificaciones de detalles, data de fines del siEn 1860 había en Madrid 8.180 edificios y 16.938 C. R. glo xin. El Papa Gregorio X legisló sobre la materia á en 1895. La fiebre por construir que revelan estas cifras consecuencia de los memorables hechos siguientes, famoexplica el hecho de que 20.000 de los 80.000 obreros sos en la historia del papado: que da el censo de Madrid- -en sentir nuestro, ese número llega á 1 20.000- -correspondan á los distintos raClemente V, predecesor de Gregorio X, que fue elegido Papa en Perusa el año i165 (la elección en esta épo 117 N la tierra llana, los rastrojos quemados por el so! mos de la construcción. ca se verificaba en la ciudad donde había muerto el Papa Sin contar el peonaje, ni los alfareros, ni los desmon los montones de oro que va formando el trigo en anterior) se había trasladado aquel mismo año á Viterbo, las eras, por las que se arrastra el trillo, incansable en tistas, ni los cañistas, ni alguna otra profesión, hay en donde permaneció hasta su muerte, acaecida en n 5 8 su faena de triturar las espigas que en nutridos haces le Madrid: Luego de celebrados los funerales, los dieciocho prela- entrega la hoz. En la playa, la gente que busca el recreo Albañiles 6.708 dos que componían el Sacro Colegio reuniéronse en y la medicina del rey de los baños, el baño de mar forCarpinteros de taller 2.000 Cónclave; en diecisiete meses no lograron ponerse de mado por tres elementos preciosos: el aire, el agua y el Cerrajeros 1.480 acuerdo sobre el sucesor, cuando San Buenaventura, ge- sol. En la montaña, el oxígeno en toda su pureza, las Pintores decoradores 1.254 Canteros 1.000 neral de los franciscanos, que se hallaba entonces en la auras que refrescan y vivifican los pulmones, que faciliMarmolistas 440 ciudad, invitó á sus habitantes á que los cardenales fueran tan la respiración, que dan nueva vida a! oprimido peCarpinteros de armar 400 encerrados en el palacio episcopal, para ver si así desple- cho. En las termas, los cálidos manantiales que deshacen Fontaneros y vidrieros 400 gaban actividad mayor. Pero como transcurrieran otros en los doloridos miembros las contracciones violentas Broncistas 35o dieciséis meses sin que la encerrona produjera el resulta- del reuma. En todas partes, lejos de la ciudad, animaEstuquistas 3oo do apetecido, el capitán de la ciudad y guardián del Cón- ción, movimiento, regocijo. En la capital, la pesada y Papelistas 3oo clave tuvo la inhumana idea de dejar á la intemperie la abrumadora siesta. Poceros, 2 5o sala donde los cardenales estaban reunidos para ver si así, Embaldosadores 220 El octavo mes del año es por excelencia el de las vaá prueba de vendavales y chubascos, acababan de elegir caciones y el descanso para la gente cortesana, represenFumistas 200 el Papa, tan impacientemente esperado. Tres ó cuatro tada por la cigarra que canta alegremente; el de la labor Portlandístas. 1 5o Escultores decoradores 90 días nada más transcurrieron, y los cardenales aclamaron y la faena para la del campo, representada por la horAserradores mecánicos 80 el i. de Septiembre de 1271 á Teobaldo Visconti, lega- miga. Revocadores j 5 do apostólico en Siria, que era todavía cardenal. En uno de los viajes que la reina Isabel hizo desde la Colocadores de pavimentos 70 Es el Cónclave más laborioso que la historia registra corte al Norte, cuentan que la augusta Señora, al ver Aserradores á brazo, 40 y la época en que la Santa Sede permaneció más tiempo desde el vagón real los hombres que segaban en los camBarnizadores de estuco 33 vacante, puesto que ésta duró cerca de tres años. Para pos de Castilla la Vieja, exclamó: TOTAL 15.840 que semejante interregno no volviera á reproducirse, el- -Yo no sabía que trabajaban negros en España. Las profesiones omitidas dan, con la anterior, la cifra nuevo Pontífice, que tomó el nombre de Gregorio X, La parecieron negros aquellos hombres tostados por hizo que se sancionaran en el catorce Concilio general, el sol ardiente de Agosto, manchados por el polvo de arriba indicada, y aún pecamos de cortos. Dependen directamente de estos oficios los fundidocelebrado en Lión el año 1 274, quince leyes sobre las aquella tierra fecunda de la que segaban la espiga, y agoformalidades que habían de cumplirse en la elección de biados por la ruda faena que empapaba sus cuerpos en res, los tallistas, los torneros, los tapiceros, los ebanistas, los electricistas, los carreteros, etc. que dan muy los Papas. En ellas se determina que si transcurridos sudor. tres días después de la reunión de los cardenales la elecAgosto es uno de los meses en que más fiestas de la bien un contingente de 6.000 hombres más (los tapiceción no estuviere hecha, los prelados y los guardianes Virgen se celebran. Día 2, Nuestra Señora délos Ange- ros, electricistas, tallistas y ebanistas son 3.078) del Cónclave deberán impedir que durante los cinco si- les. Día 5, Nuestra Señora de las Nieves. Día i 5 la Y tenemos que en Madrid dependen de la construcguientes dias se suministre á los conclavistas más de un Asunción gloriosa. ción directa ó indirectamente lo menos 26.000 hombres, plato en cada una de las dos comidas; pasados estos cinLa Virgen de las Nieves en Agosto es una evocación, cifra que indica por sí sola la gravedad de la crisis que co días, los cardenales y sus servidores no recibirán en medio de los rigores del verano, de los blancos co- se avecina. Con excepción de los cañistas y los carreotro alimento que pan y agua hasta que la elección ter- pos que veíamos caer en el invierno, de la blanca cabe- teros, los demás oficios están asociados en número de mine. i6.53 1 hombres. llera con que se adornaban las montañas, del manto que Al propio tiempo los oficios directamente construcTan rigorista prescripción no tardó en ser dulcifica- cubría la tierra. da. Las famosas leyes de Gregorio X, fueron enmendaLa Asunción de la Virgen es la fiesta por excelencia tores están federados entre sí, y los albañiles, metalúrdas sucesivamente en 1529; por Pío IV, en ¡56 z; por de las Marías, de las que llevan el nombre poético y gicos, arte de la madera, canteros y marmolistas forman Gregorio XV, en 1621; por Clemente XII, en 1732; dulcísimo que tantas veces se repite en las oraciones de parte de las respectivas Federaciones Nacionales del oficio, perteneciendo casi todas las Sociedades á la Unión por Pío VI, en 1798; y, finanlmente, por Pío IX, en 1871. los fieles y en los cantos de los poetas. Pero de todas suertes, el efecto de la amenaza de acorAgosto es en Madrid el mes clásico de las verbenas: General de Trabajadores, que comprende á la mayor partar los víveres, se dejó ya sentir en el Cónclave cele- el 6, la de San Cayetano; el 9, la de San Lorenzo; y te de las Sociedades obreras de España; unión que á su brado á la muerte de Gregorio X, que fue el más breve el 14, la más popular de todas, la de la Virgen déla vez tiene pactos y compromisos con las entidades similares del Extranjero. de todos, y no el que eligió á León Xlll, como algunas Paloma. veces se ha escrito. Inocencio V, sucesor de Gregorio X, Es decir, que la crisis, si llega á producirse, va á heNi el barrio de Embajadores, ni el que se extiende al fue, en efecto, elegido en menos de veinticuatro horas otro lado de la calle de Santa Isabel, ni el de la calle de rir á una masa obrera cuyas dos terceras partes están después de la reunión del Cónclave. La elección de Toledo, quedan desiertos por el veraneo, y las noches perfectamente organizadas, que tiene á su frente inteliLeón Xlll duró treinta y seis horas. Entre los demás de sus verbenas típicas y los días de sus fiestas solemnes gencias de primer orden y que está aguerrida en achaPontífices cuya elección no precisó más que un solo día, representan el colmo de la animación y del entusiasmo. que de huelgas y lakrouis; á una masa tan disciplinada y merecen citarse Gregorio XI quien á instancias de Repicar y andar en la procesión se puede hacer en la resistente, que ha sabido pasar veinte semanas en huelga Santa Catalina de Sena trasladó de Aviñón á Roma la de San Lorenzo, porque la precede una torre de cartón sólo con i 20 pesetas de socorros. residencia del Soberano Pontífice, y Gregorio XV, ele- coronada por campanas que constituyen las delicias de Y á una masa tan formidable por su número, por su gido en 162! los muchachos del barrio, que se atropellan por to- organización, por su disciplina y por sus elementos directores, no se la acalla con promesas ni se la engaña con Cinco Cónclaves se celebraron en Aviñón. A la muer- carlas. te de Clemente V (antes Beltrán de Got, arzobispo de La verbena de la Paloma es la de los pañuelos de simulacros de trabajo. Ni la crisis que ha determidado á estos obreros á reBurdeos) quien estableció en Aviñón la residencia papal, Manila. No queda ni uno sólo guardado en las cómoel Cónclave se celebró en Corpantras, y habiéndose incen- das, y salen casi todos los que están en las casas de prés- clamar y moverse es vano trampantojo. El año pasado diado el palacio en que estaban reunidos todos los carde- tamos, para lucirse en los hombros de las buenas mozas por estas fechas no había casi obreros parados: hoy llenales, estuvieron á punto de perecer. Salvados casi de mi- que van á lucirse y á ver la verbena, alternando con los gan á 8.000 los que carecen de ocupación; las licencias lagro, fueron á proseguir su laboriosa tarea (veintisiete hombres que tienen lo que hay que tener, como dijo para construir ascendían i trescientas: hoy no llegan á treinta. meses llevaba vacante la Santa Sede) al convento de los Ricardo de la Vega. Esta es, sin quitar ni poner, la situación tal como nos dominicos de Lión, donde al cabo de cuarenta días eliLa gente elegante no presencia estos cuadros populagieron á Juan XXII en 26 de Junio de 1 i36, res porque está tomando azufre ó yodo, ó disfrutando la revelan los hechos; y en cuanto á las condiciones moLas leyes de Gregorio X no introdujeron modificación de los atractivos de la gran semana de San Sebastián. rales de los obreros, no hay más que recordar su conalguna en punto á la costumbre de reunir el Cónclave en La fila de coches en el Retiro y en la Castellana pare- ducta pasada, su afán por rehuir actitudes violentas, por ¡a ciudad donde el Papa moría. Este precepto fue dero- ce en Agosto la de un entierro de tercera clase. Todos evitar conflictos, para darse cuenta de que tampoco en gado por Clemente XIV, quien ordenó que la elección son simones; v si se ven algunos de lujo, no van loseste punto mueve nuestra pluma la exageración. Hay, pues, motivos más que sobrados para esperar había de hacerse siempre en Roma. Y, en efecto, con li- dueños. 1 geras excepciones, determinadas por, easos de fuerza maLos madrileños netos, los que no abandonan el recin- días espantosos, si quienes pueden y deben no lo evitan yor, esa ley ha sido constantemente observada desde me- to de la corte y hacen sus expediciones veraniegas más El excelente escritor Sr. Nogales recuerda en A B C diados del siglo xin. Además, los lugares en que los Cón- largas á la Bombilla, dicen que el verdadero verano es claves se han celebrado siempre han sido el Vaticano, y de virgen á virgen, esto es, desde la del Carmen á la de una frase que sería sangrienta si no fuera de Romero más tarde (1823) el Quirinal. Agosto, y que pasada ésta, ya se puede decir que se ha Robledo. El movedizo y bien acomodado político pregunta: Obrero, ¿qué has hecho de tus ahorros? Uno de los Cónclaves más desastrosos para los que en despedido el estío. El salario medio del obrero de la construcción en ¿1 tomaron parte fue el reunido en el Vaticano á la Bien dicen que el que no se consuela es porque no Madrid viene á ser de tres pesetas al día, y los días de muerte de Gregorio XV, á fines del mes de Julio de quiere. 3623. Contaba cincuenta y cinco cardenales, que con los Agosto tendrá excepcional importancia este año por- trabajo al año no pasan de doscientos sesenta; es decir, dos conclavistas que acompañan á cada cardenal, los mé- que nos dará, además de la cosecha, el nuevo Papa, el que ganan 780 pesetas al año. ¿Puede nadie creer seriamente que con semejante candicos y el personal de servicio, hacía que el número de sucesor del glorioso León Xlll, un hombre que en cuanpersonas llegase á ser de doscientas. Este amontona- to le elijan, elevándole á la más alta dignidad de la Igle- tidad se puede, no ya ahorrar, sino vivir? miento obligado, el excesivo calor y la ausencia ¿le me- sia, se constituirá pxisioaeco, haciendo lo contrario que JUAN JOSÉ M O R A T O Curiosidades de algunos Cónclaves L AGOSTO TI i n Tim- rnn n- trttr n n tninnírniirí EMH timn ¡nimiin! 1 IIIBTI 1 nuiri irnnn niitr Titr TI