Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
localizaciones suburbanas de toda la zona Sudeste, región en donde, como han hecho notar Bernaldo de Quirós y Llanas Aguillaniedo, el proceso de urbanización ha quedado paralizado desde hace muchos años, mientras que, por el contrario, las localizaciones equivocas que esporádicamente se encuentran ahora en el Norte, van atenuándose y disolviéndose conforme avanza el movimiento de la población en ese sentido. Las casas (es un decir. de las Injurias tienen como tarifa de alquiler diez, veinte y treinta céntimos diarios. Algunas constan de un solo cuarto de dos metros cuadrados de extensión, ocupado casi todo por cuantas basuras recogen los traperos. Ni aun con zancos se pue ide entrar en ellas. A pesar de haber situados en lugares distintos ocho ó diez retretes, los vecinos úsanlos contadísimas veces: aprové- ar chanse de un fétido arroyuelo que cruza las calles. DETALLE DE LO MAS MISERO DEL BARRIO DE LAS N 1 El autoritarismo de este arrabal es en miento que durante el día; sus pobladores, noblezas, como extremo notable. Cuando algún inquilino necesita rejas, ventanas ó cerraduras... quitándolas de la vivienda inme- se ve, de alcurnia y abolengo, vuelven de concertar negodiata ó de la que se le antoje, consigue satisfacer sus cios, celebran sus éxitos y ocúpanse acto continuo en deseos; nadie puede molestarse por semejante exceso de preparar nuevos golpes de mano, que seguramente perconfianza; el robado apela á idénticos procedimientos manecerán ocultos y bajo el misterio, pues la mano de la Justicia, que por obligación debía de hallarse pronta á y... asunto concluido. Para quinientos habitantes hay en el barrio tres taber- perseguir y castigar á los delincuentes, llega á las Injunas, repletas casi siempre por entusiastas consumidores rias con gran dificultad y trabajo. Hay escondrijos insonde cierto aguardientillo que, por cinco céntimos el vaso, dables. A nuestro paso por las calles oímos varios silbidos y puede ingerir quien desee criar callo en la garganta. En una de estas sinagogas del dios Baco presenciamos algunas otras señas sospechosas. Los hombres refugiátina original juerga á triple seco. Tres desgraciadas cu- banse precipitadamente en las guaridas, temerosos, sin de andrajos, medio desnudas, pintadas como las duda, de caer en usufructo del agente que nos acompamuñecas de á real y medio, bailaban, pletóricas de gozo, ñaba. RETRETE DE LA VECINDAD DEL BARRIO ¡Ah! Se me olvidaba: este barrio viejo y corrompido, vergüenza y deshonra de la villa y corte, es... casi todo, propiedad de un conocido y acaudalado médico á quien se le considera como un notable higienista. EDUARDO G. GEREDA PANDILLA DE GOLFOS JUGANDO AL CAÑE VISTA INTERIOR DE UN CJP. RAL DEL BARRIO Fotografías Parellaria al son de un instrumento que probablemente habría sido acordeón en sus buenos tiempos. No interrumpían la danza ni aun para beber; más aguardiente caía en el suelo y en los vestidos que en sus bocas. En obsequio nuestro, la más vieja entonó una copla alusiva al acto con voz tan cascada, que desde luego la diagnosticamos una de esas enfermedades que, como dice Castillo Estremera, entre sus malas condiciones tiene una buena: la de presentar síntomas y manifestaciones de muy difícil ocultación. Una partida de golfos, entretenida en jugar al cañé á la entrada del barranco, apenas fue vernos, también huyó en un abrir y cerrar de ojos, no sin antes quedar todos impresionados en la cámara fotográfica de Parellada. ¿Por qué la piqueta demoledora no comienza á funcionar en este rincón madrileño? Hemos sabido que aquel montón de barracas miserables pagan crecida cantidad contributiva, y que los propietarios demandan por la expropiación más dinero del que el Ayuntamiento ofrece. VT INCENDIO DE UN VAPOR T j í a s pasados entró en la Coruña el vapor Juan Cuningban, de Sevilla, fondeando cerca del castillo de San Antón con carga de Amberes, Pasajes, Bilbao y Santander. Disponíase á zarpar para Viliagarcía, cuando advirtióla tripulación que de los departamentos de proa sal a gran cantidad de humo. En efecto, se había declarado un incendio, contra el cual se emplearon primeramente los recursos de extinción que tenía el barco y después los de otros barcos, los de la 1 L VAPOR JUAN CUNINGHAN ARDIENDO EN EL PUERTO DE LA CORUÑA Fotografías J. Paz LA BOMBA DE VAPOR DEL AYUNTAMIENTO FUNCIONANDO DESDE EL MUELLE La mejor casa de las Injurias es la del administrador, persona ilustradísima y de intachable conducta, cuya única misión estriba en cobrar todos los días los alquileres mediante talonarios en los que apunta el número de la casa, mes y días que. han hecho efectivos los inquilinos. Desde media noche hay en este barrio casi más movi- Señor Alcalde: piense lo más detenidamente que pueda semejante contrariedad; la destrucción de las Injurias sería una de las mayores obras higiénicas que podría concedernos. Recuerde también de paso que yo fui hace tiempo el primero en emplazar al Depósito de mendigos y desgraciadamente se cumplieron mis predicciones. No ocurra aquí lo mismo. Junta de Obras del puerto y los del Municipio. La bomba de vapor del Ayuntamiento funcionó con gran eficacia desde el muelle. Después de muchos y muy acertados trabajos logró aislarse el fuego, que quedó limitado á las bodegas i y 2 del barco, no sin que se perdiesen las mercancías que en ellas se habían encerrado. Las pérdidas materiales fueron grandes, pero afortunadamente no hubo desgracias personales que lamentar.