Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V NOTAS TEATRALES DE E! ne ORIGEN gocio teatral es el más complicado, el más aventurado y el más arriesgado de todos los negocios imaginables. Un empresario de superior inteligencia y de mucha suerte puede aspirar á defender su dinero ó á realizar una ganancia modesta; modesta con relación al capital que expone. El dinero del teatro es dinero de sangre. Esta frase, de uno de los más afortunados empresarios de Madrid, es exactísima. Porque á lo aventurado y arriesgado del negocio hay que agregar los muchos y graves disgustos que ocasiona. El empresario más flemático y pacífico, á los cinco minutos de entrar en el teatro donde reina y no gobierna (porque la gente de teatro es ingobernable) ya está echando chispas y dispuesto á reñir con su sombra. Como en el teatro todo es imprevisto, inexplicable, raro y anómalo, se da el caso peregrino de que, el que es empresario una vez, ya es prisionero de ese negocio mientras le queden dos pesetas ó tenga crédito para ir trampeando... Se ha arruinado, ha sufrido toda clase de disgustos y contrariedades, no ha disfrutado un minuto de tranquilidad, ha adquirido patente de bruto... y, sin embargo, allí sigue amarrado á su destino, persuadido de que en el mundo, fuera de ser empresario de teatros, no hay otra cosa que hacer. OS PERIÓDICOS DEL SIGLO PA- -El que rompe unos zapatos de telón adentro- -dice SADO la gente de bastidores, -en el teatro permanece, aunque lleve los tacones torcidos, hasta que se queda completaDe todas las evoluciones que hemos presenciado los mente descalzo. que ya vamos dejando de ser jóvenes- -me parece que El teatro, pues, ejerce sobre sus elegidos una atracción esta es muy bonita fórmula para no ofenderme, -ningumisteriosa y formidable que ha perdido á muchos infe- na tan radical como la operada en el periodismo. lices Allá por 1860, la Prensa era esencialmente política y que no ven más alta de sus narices. su propiedad estaba en manos de los hombres de par ¡Y á los que ha de perder; porque el mal no tiene tido. cura! Al que hubiera hablado de un periódico como legí t r a anomalía. Nadie emprende un negocio, por cla- timo negocio para ganar dinero, se le hubiera tenido ro y sencillo que sea, sin conocerlo á fondo. Por por un loco. ejemplo: al sombrerero que le propusieran un negocio No era empresa fácil la fundación de un diario. Para de zapatería- -teniendo que pasar de la cabeza á los lograrlo precisaba hacer un depósito de cinco mil duros- -pies, -se echaría á reir, tomando por loco al que tal y esto cuando ya se había bajado la tara, según decía disparate le aconsejara, y no arriesgaría su dinero me- Eduardo Saco, -se necesitaba un editor responsable, y tiéndose en un asunto que resultaría sin pies ni cabeza. las peñas de San Pedro y otras prisiones del Estado esPues bien; siendo el negocio teatral uno de los más taban llenas de editores; el Gobierno podía multar, reobscuros y arriesgados, y para el cual se necesitan cono- coger, suspender y hasta suprimir un periódico, y estacimientos especiales que no se adquieren fácilmente, blecida, y de ley la previa censura, el lápiz rojo del Fisfebril actividad, condiciones de carácter y una superior cal funcionaba á maravilla. inteligencia, todo el mundo se cree con las necesarias Eso sí, los periódicos eran mucho más caros, tres á aptitudes para ser empresario, y hasta lo es, si á mano cuatro pesetas la suscripción al mes, y no se publicaban viene, El chico de la portera... no faltando quien confun- los días posteriores á las fiestas. En cambio, en toda Esde el negocio de las tablas con uno de... tablajería. Es- paña habría unos cincuenta anunciantes. tos que caen en la flaqueza de la carne son los que peor Los diarios más en boga en los comienzos de la seescapan y los que merecen menos compasión. gunda mitad del siglo xix eran: Usted propone á un hombre rico el negocio más sen 1. a Esperanza, periódico carlista que dirigía D Pedro cillo y más claro, uno de esos negocios al alcance de de Lahoz, y en el que escribía Vildósola, á quien algutodas las inteligencias y para el cual sólo se necesita di- nos llamaban el Luis Vaillant español; Cavanilles, Vinero: se lo explica bien, le ofrece toda clase de garantías cente, y en algunas temporadas el P Sánchez. Esta Esy seguridades, y el hombre rico dirá por el pronto: Lo peranza se convirtió, andando el tiempo, en I- a Fe, y no pensaré. Vacilará después algún tiempo y dirá, por me explico cómo el actual periódico carlista no se llama último: No me conviene. La Caridad. Se han quedado sin apurar las virtudes teoPropóngale usted á ese mismo señor que sea empre- logales. sario del teatro más desacreditado de Madrid, donde la La Correspondencia, que estaba en la calle del Rubio, pérdida es segura, y sin vacilar aceptará el negocio, dirigida por Santa Ana- -indudablemente el primer renegocio del cual no tiene ni la más ligera idea. formador de la Prensa española, -donde escribían CoLa prueba de que esto es cierto, es que todos los años sío (el doctorcillo) Redondo, que todavía está en el peal comenzar la temporada se abren todos los teatros de riódico, Ossorio y Bernard que ya pertenece á Gente Madrid, muchos de ellos con empresarios nuevos, empí- Vieja, Campo y Nava, el padre y el creador del reporricos y entusiastas... terismo en España, y otros que vendrán á su tiempo. La raza de los caballos blancos es inextinguible. Esos Era editor D. Hilarión Zuluaga, y La Correspondencia caballos, como los buenos toros de ciertas ganaderías, publicaba telegramas diarios y hasta tuvo un corresponsal especial en la guerra de África. se crecen al castigo. j principal origen de la ruina de esos empresarios La Época, que en el periodismo español parece que empíricos, está en la formación de la compañía. ha hecho lo que decían los pedantes de mi tiempo refiComo desconocen en absoluto el negocio, en su doble riéndose á la política y tomándolo de un autor extranjeaspecto artístico y administrativo, contratan diez ó doce ro: Unir el pasado con el porvenir, creando el presentiples, seis ú ocho tenores, otros tantos barítonos y ba- te porque el diario de la calle de la Libertad ha realijos, buen golpe de segundas y terceras partes, numeroso zado el antiguo lema de su partido: Mejorar consercuerpo de coros, numeroso personal técnico y un ejército vando. de empleados de contaduría. La Época la fundó Coello; más tarde pasó á ser proEl teatro hace, por ejemplo, diez mil reales en las cua- piedad de D José Ignacio Escobar; una corta temporada tro secciones, y el empresario ha formado un presupues- la dirigió Mané Flaquer- -que á pesar de sus méritos y to de nueve mil y pico; y como la primera sección ya se sus prestigios, en Madrid no dio resultado. -Bravo hasabe que es perdida, porque nuestro público va tarde al cía el extranjero, Julián Sabando artículos de fondo, y teatro, la pérdida diaria es positiva, aun teniendo la suer- primero Pedro Fernández, y después Jlsmodeo, inaugute inverosímil de que esté el local lleno en lastres seccio- raron en este periódico las revistas de salones. Por la renes restantes. Esto sin contar los gastos extraordinarios dacción de La Época han pasado la mayor parte de los de decoraciones nuevas, trajes, comparsas, etc. etc. prohombres de los partidos conservadores. ¿Que hay exageración en lo que digo? Citaré un caso Interrumpiendo la enumeración de los periódicos que por el cual se verá queme he quedado corto. más preocuparon en el siglo pasado, que ya volveré á Hace pocos años (el público lo recordará, y las gentes ocuparme de muchos que fueron, y así como de pasada, de teatro especialmente) se formó una compañía para haré constar una vez más que todos los trabajos retrosun importante teatro de Madrid, con el número de ar- pectivos que llevo publicados- -y van algunos, y he tetistas- -tiple más ó menos- -que dejo anotado más arriba. nido el honor de ser el que en esta última época ha A mayor abundamiento (y aquí daña lo que abunda, puesto de moda el género, -los hago exclusivamente fiaaunque el refrán diga lo contrario) había un director do en mi memoria, el talento de los tontos, y que ni asartístico de la parte musical, otro para entender en la piro ni puedo aspirar á trabajos completos, ni á perfecto admisión de las obras y marcha del trabajo, un director orden cronológico al hablar de las cosas y de los homde escena y un gerente. Cada uno de estos cuatro seño- bres. res cobraba siete duros diarios. Total: veintiocho duros Conste. No voy para historiador, voy para viejo. tirados á la calle... Otros, con más minuciosidad, harán algún día la hisCon un representante que cuesta dos ó tres duros, toria de la Prensa madrileña en la segunda mitad del siun empresario que hubiera sabido serlo, lo hubiera pa- glo xix, limitándome yo á algunas vagas generalidades, sado tan ricamente, ahorrándose veinticinco ó veintiséis como decía Ramón Chico cuando contestaba á la lección de Matemáticas. duros diarios en ese solo renglón. Luego, con una compañía tan excesivamente numerosa, era imposible repartir una obra al objeto de realizar un buen conjunto. Ño porque fuesen malos los artistas- -al contrario, eran excelentes, -sino porque eran incompatibles los unos con los otros y, en su categoría de primeros actores, no se prestaban á representar papeles de segundo y tercer orden. Resultado: Compañía carísima, tan inferior por su organización como una barata. Al empresario le costó un puñado de miles de duros, y la temporada fue breve como las dichas de este mundo. A un el empresario inteligente incurre alguna vez, con tra su voluntad, en el vicio de origen que reconoce por causa la formación de un presupuesto excesivamente alto, tan alto algunas veces, que no hay quien lo alcance. Los empresarios nuevos, que no reparan en sacrificios porque no lo entienden, son en primer término los culpables, por haber creado y alimentado en los artistas unas exigencias verdaderamente inconcebibles. Para la próxima temporada habrá de seguro en Madrid alguna formación- -y acaso más de una- -por el orden de las que quedan anotadas. Esos empresarios á lo grande, que cultivan el género chico, deben poner en estudio La tempestad. Y esperar impávidos... el trueno gordo. FRANCISCO FLORES GARCÍA He tratado á Corradi el buen mozo, al incomparable Selgas, el de las Hojas sueltas, de quien esta generación no tiene ¡dea; á Gabino Tejado, del que decía Albuerne que por boca tenía un tintero; á Villoslada, uno de los hombres más feos y de más talento de su época; á Calvo Asensio, Carlos Rubio, Montemar, Nemesio Cuesta, Juan de la Rosa, Rute, Saco, D. Nicolás Rívero, Pablito Nogués. Coronel y Ortiz, Asquerino, Andrés, Mantilla, Olías. Sabando, Casaba! Albareda, Egoña, Lorenzana, Perico Mendo, Catalina, Correa, Becquer, Luis García Luna, álos dosRoberts. Cadórniga, Balbino Cortés, Pravia, el cojo Hernández, Anchorena, Araus, Cosío, Puente y Brañas y á muchos otros, y creo poder contar alguna que otra anécdota curiosa de hombres, cosas y sucesos ocurridos en la Prensa española. Y para terminar, oigan ustedes lo que decía cierto periodista que ya no existe, y que hacía chistes sangrientos, hasta de su propia persona: ¡Mire usted que haber hecho un Ayuntamiento compuesto de pillos, y no haberse acordado de mí! (Histórico. JUAN VALERO D E TORNOS Sueltos diversos J- i 1 domingo 19 se celebró el Centenario de Mesonero Ro manos con una solemnidad religiosa. Esto fue todo. Sin embargo, nosotros que fuimos los que solicitamos del Alcalde y del Ayuntamiento que se celebrase eJ Centenario, debemos dar las gracias á la Corporación municipal. Ha hecho algo. Menos hubiera sido nada. Ese algo se ha reducido á una misa solemne y aun responso. Se celebró la ceremonia el domingo en la iglesia de Santa María. El vicealmirante Cámara representó al Rey. Asistieron el Alcalde, algunos concejales y los maceros, que estrenaron dalmáticas; el presidente de la Diputación con varios diputados provinciales y representaciones de corporaciones y entidades literarias (no de todas) Huelga decir que presidieron el duelo, con el general Cámara y el Alcalde, los dos hijos del ilustre Mesonero Romanos. La prensa diaria, con excesiva benevolencia, ha dicho que la fiesta resultó muy brillante. Sentimos disentir de nuestros compañeros. Hubo poca gente, no todas las representaciones que debía haber allí; la Diputación no ocupó su puesto; había muchos sillones desocupados; la Capilla ejecutó un buen programa, pero no muy bien ni mucho menos; el predicador sólo mostró buen deseo en el panegírico... ¡A qué seguir! Del Centenario de Mesonero Romanos sólo quedará la edición de trabajos inéditos del insigne cronista, cuya publicación emprenden, no el Ayuntamiento ó el Gobierno, como podría pensarse, sino los hijos de Mesonero Romanos, á sus expensas. ¡Ah! También quedará otra cosa: las dalmáticas de los maceros del Municipio, de las cuales podrán decir éstos: ¡Las estrenamos el día del Centenario de Mesoneros Romanosl Sensible, muy sensible todo ello, excelentísimo Ayuntamiento. Las cosas se hacen bien ó no se hacen. Valiera más que no se hubiera acordado del nombre del ilustre escritor y que nuestra iniciativa hubiese sido acogida con desdén. jQué dolor para el pueblo de Madrid no poder ver honrado á un preclaro hijo suyo como su gloria merece, porque su Ayuntamiento, que tantas iniciativas y tanto dinero consume en frivolidades, carece de todo ello para un centenario digno! 1 i 1 viernes JO de Julio votó el Ayuntamiento de París la- proposición presentada por su presidente M. Escudier para que se dé el nombre de Emilio Castelar á una de las principales calles de París. Es el primer caso en que se concede semejante honor á un hombre de Estado, siendo tan reciente su muerte. El ponente Chanteard y el consejero de Estado Veragnae, han influido poderosamente en esta decisión. Nosotros, como españoles, debemos felicitarnos de este acuerdo y agradecérsele á las personas que han tomado la iniciativa y á la corporación que la ha secundado. L A LMANAQUE MEMORÁNDUM San Inocencio papa confesor; M ARTES 28 Nazario, Celso 1, Víctor, ymártires. LaSantos y Misa y Oficio Divino son de San Nazario. Rito, sencillo; color, encarnado. Cuarenta horas: Comendadoras de Santiago. ML. Í 1854. Entra en Madrid el general Espartero. El día dura catorce horas y veintiséis minutos. J fllÉRCOLES 29 Santa Marta, virgen; San Félix II, papa y mártir; Santa Beatriz. La Misa y Oficio Divino son de Santa Marta. Rito, sencillo; color, encarnado. Cuarenta horas: Comendadoras de Santiago. 3 s s 1875. El general Pavía batea los cantonales en Sevilla. El día dura catorce horas y veinticuatro minutos. UEVES 3o Santos Abdón y Senén, mártires; San Rai- -mundo Lulio. La Misa y Oficio Divino son de San Emiliano. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horas: Iglesia de San Ignacio. i 33 1900. Asesinato del rey Humberto de Italia en Monza. El día dura catorce horas y veintidós minutos. J No se devuelven los originales TMPRENTA DE BLANCO Y NEGRO Se ha inaugurado en San Sebastián el nuevo H o t e l d u P a l a i s á cargo de Mr. Fourneau (del Hotel du Palais de Biarritz) El nuevo Hotel es nn magnífico establecimiento, provisto de todo cuanto el confort moderno reclama. Todas las habitaciones tienen tocador y cuarto de baño. En la planta baja, comedor hermoso con mesas separadas; salón para señoras, sala de lectura y magnífica terraza. COCINA FRANCESA Nada se ha omitido para que la selecta colonia que, yeranea en la hermosa Perla de Guipúzcoa encuentre en el H o t e l d u P a l a i s de San Sebastián todos los refinamientos del confort y de la buena mesa. HOTEL OU PALÍ. IS. SAN SEBASTIAN