Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
rial, D. Críspulo ha experimentado una de las más grandes decepciones de su vida. Un periodista amigo suyo que le debe catorce duros, había deslizado en el periódico el siguiente suelto: Indícase para una de las carteras vacantes al conocido hombre público, apreciable diputado y tresillista asiduo Sr. Abadejo Guisado. La esposa del aludido se hizo cruces cuando leyó la noticia. ¿Eres tú el Abadejo de que habla este periódico? -preguntó llena de asombro. -No sé que haya más abadejos guisados que yo en la presente legislatura, -dijo él. ¿Pero de veras van á hacerte ministro? -Todo podría suceder. Villaverde me distingue con su amistad... ¡Ay, Críspulo! ¡Si Villaverde te conociera Por la calle de la Almudena y arco de Palacio se diri- como te conocemos en casa! gió la comitiva al tablado que se había levantado allí al- ¿Qué tienes que decir de mí? ¿Crees que no efecto; subieron á él los dos señores secretarios de Ayunpodría desempeñar una cartera como el que más? tamiento, el caballero capitular que hacía las veces de de- -No te pongas moños, Críspulo. Acuérdate cano, el corregidor y el alférez mayor, que ocuparon el centro, y los cuatro reyes de armas, que se pusieron de lo que pasó esta misma mañana, que has estado cada uno en un ángulo. cerca de media hora para escribir una carta al hojaEl rey de armas más antiguo gritó: latero diciéndole que viniera á ponernos un cristal. ¡Silencio, silencio, silencio! ¡Oid, oid, oíd! A Abadejo le molestó mucho aquella censura; En seguida exclamó el conde de Campo Alange: pero no quiso promover una polémica con su es- ¡Castilla, Castilla, Castilla por el rey nuestro señor, posa, y fuese al despacho. Ya allí, escribió con que Dios guarde, D Josef Napoleón I! Concluido este acto- -dice la Gaceta- -por los cuatro falsilla la siguiente carta, no sin romper antes tres reyes de armas se esparció gran cantidad de moneda al ó cuatro plieguecillos: Sr. D. Raimundo F. Villaverde: pueblo, que presenciaba dicha proclamación. Igual ceremonia se practicó en los tres tablados que al intento se Mi respetable jefe y y amigo de todo mi reshallaban establecidos en la plaza Mayor, plazuela de las peto: La Prensa se ha diznado publ car mi nombre Descalzas Reales y la de la Villa, en la que, concluido el como uno de los probables ministros del futuro gaacto de proclamación y subiéndose á la sala consistorial vinete, lo cual que supongo habrá sido por hindicatodos los expresados señores, corregidor, alférez mayor y demás caballeros capitulares, devolvió el Sr. Conde de ción de usted, por lo cual le escribo para decirle Campo Alange el real pendón al señor corregidor, el que agradezgo en el alma la honrra y estoy disque se colocó en el balcón dorado que hay en las Casas puesto á acegtarla. Queda esperando sus órdenes Consistoriales, según práctica. Concluida esta función, éste su seguro serhidor y correligionario de toda al Conde, y quedó la comitiva en la plazuela de la Villa mientras el alférez mayor sustituto recibía el estandarte real de manos del señor corregidor en la sala capitular. Verificada la entrega, salieron todos del Ayuntamiento, organizándose el cortejo de este modo: Abría la marcha una partida de caballería francesa; después los timbales y clarines de las Reales Caballerizas, á caballo, con armas reales y uniforme de ellas; luego una escuadra de alabarderos; seguían veinticuatro alguaciles del Juzgado de Madrid á caballo, en traje de golilla, con varas levantadas, y á la cabeza de ellos el alguacil mayor, también con vara alta; detrás marchaban los personajes convidados por el conde de Campo Alange, con caballos ricamente adornados, y en pos de ellos los maceros de Madrid con todos los individuos del Cuerpo; cuatro reyes de armas con sus uniformes de la Real Casa, con cotas, y en ellas bordadas de oro y plata las armas reales de Castilla y León, y por último el señor corregidor con bastón, llevando á su derecha al conde de Campo Alange rcon el pendón real en la mano. que fue muy solemne y lucida, así por el adorno de su carrera, crecida concurrencia, músicas dispuestas en dichos tablados y otros puntos, y bebidas que por generosidad de dicho señor conde de Campo Alange se dieron al público gratuitamente, convidó á Madrid (ó sea al Ayuntamiento) para que le acompañase á su mesa, que tenía dispuesta en celebridad de la expresada proclamación, y demás señores convidados que le acompañaron á caballo hasta su casa, en donde había un magnífico banquete distribuido en cinco mesas de la mayor abundancia, magnificencia y delicado gusto. P. D. Acabo de leer un extraordinario que anda por la calle con el nuevo Ministerio, y en él no figura para nada el nombre de usted, lo cual siento muy de veras como hojalatero y como vecino. -Vale. Luis TABOADA NOTAS DE SPORT Q FJESTA EN EL HIPÓDROMO. En vista del buen resultado de las pasadas reuniones organizadas por la sociedad JHadrid- Polo- Club, en la tarde del miércoles 15 se ha jugado una nueva partida. Seis eran las carreras que anunciaba el programa: a del pelele la del tonel cambio de jaca del lazo del huevo y la llamada estafeta En esta nueva reunión de sport han demostrado una vei mas sus aficiones hípicas los Alba, Montijo, Santoña, Montagliari, Narros, Bermejillo, Crespi, Luzunáriz y Febrel, y de nuevo han lucido los encantos de su belleza distinguidas damas y señoritas de nuestra buena sociedad. Satisfechos de su campaña pueden estar los entusiastas amateurs que forman el Polo- Club madrileño. Señores á los que, en nombre de distinguidos caballistas de esta corte, enviamos nuestra cordial enhorabuena. ICLISMO. CONCURSO INFANTIL EN MADRID EL CAMPEONATO EN LA MONTAÑA. Organizada por la sociedad sportiva el Pedal Madrileño, se ha celebrado un Concurso de carreras de biciclos y triciclos entre niños menores de catorce años. Todas ellas resultaron muy lucidas y animadas. En la primera, para menores de ocho años ganó el niño Antonio del Águila. En la 2. a, de triciclos y 5. a de Consolación fue e) triunfo para Antonio Zaera; y en la 3. a, para niños hasta catorce años y 4. a, Handicap Lacroix venció con relativa facilidad á sus contrarios. Otro Club Ciclista, el santanderino, acaba de celebrar su carrera de Campeonato consistente en el recorrido de los 5i kilómetros que median entre Solares- Vargas y regreso á Solares. El diploma de campeón y medalla de oro tué concedido a D. Carlos Rojas, quien hizo el recorrido en 1 hora, 56 $5 Como incidente desagradable de esta carrera hay que lamentar la caída del joven ciclista D. Luis Castañeda, quien tuvo la desgracia de fracturarse el antebrazo derecho. WI ÁS SOBRE AERÓSTATOS. Mr. Lebaudy, entusiasta millonario que hace tiempo viene dedicándose á toda clase de experiencias aerostáticas, ha realizado recientemente una nueva ascensión en el globo de su propiedad, con objeto de cerciorarse de la estabilidad del mismo. Hechas estas pruebas, piensa emprender su viaje de Nantes a París por los aires. ¡Buen viento le sople! 1 F N NUEVO Y CURIOSO CAMPEONATO. En los Es tados Unidos, ciudad de Pittburgo, acaba de celebrarse un extraño é interesante concurso entre los empleados de las casas de banca de la gran ciudad. Tratábase de demostrar quién era el mas apto y pronto para el manejo y recuento de fondos, y al efecto, los principales establecimientos financieros facilitaron cuanto fue necesario para las pruebas. En éstas salió triunfante, y por consiguiente proclamado campeón de los contadores de dinero del Norte de America, Jolly, joven de veintidós años, que en menos de tres horas se contó la friolera de 15o.000 dollars en DaDel, y en hora y media 100.000 en diversas monedas meidlic t Bonita suma para poder airearla en el Cantábrico. MOTO- NAPHTA C la vida, Críspulo Abadejo. Aquella mañana la pasó D. Críspulo muy agitado. Por la tarde estuvo en el Salón de Conferencias, y un provinciano que ha venido aquí á hacerse una operación en una mandíbula y es tonto de capirote, le dijo: ¿Es verdaz que se le indica á ustez para una cartera? ¡Pscht! D. Raimundo tiene gran empeño en que entre, contestó Abadejo. A los dos días hizo Pepe Botellas Grande de España á- ¿En dónde? Campo Alange. -En Hacienda. Como he pertenecido á la Como prueba de lo bien dispuesto que el vecindario Junta de aranceles y conoce mi competencia en el madrileño estaba á disfrutar de la proclamación, baste decir que antes de ella se publicó un edicto mandando ramo... -Pues que sea enhorabuena. colgar las calles del tránsito, que no se arrojara cosa algu- -Gracias, Sr. Cardenillo. Ya sabe usted que na por las ventanas y balcones, quitando las celosías, tablas, tiestos y demás muebles que pudiesen servir de puede mandarme con toda confianza. A mí no me embarazo ó caer sobre la gente; que los jóvenes no forma- envanecen los cambios de posición. He sido voran remolinos de que se pueden originar quimeras, y cal de la expresada Junta de aranceles y seguí que no se llevasen palos ni bastones, porque además de no tratando á todo el mundo con la misma llaneza. ter necesarios, sólo podrían servir de estorbo é incomodidad. Al ver que ninguna otra persona se le acercaEl a 5 de Julio hubo salvas de artillería por la mañana, ba para hablarle de su candidatura, D. Críspulo mediodía y anochecer; vistió la Corte de gala y se verificó una iluminación general; hiciéronse cuantiosas limos- salió de Conferencias muy contrariado, diciendo nas á expensas de la liberalidad de S. M y en los para sí: teatros de los Caños del Peral, la Cruz y el Príncipe- ¡Envidiosos! Todos saben que estoy indicase celebraron funciones gratuitas con un lleno rebosan- do para una cartera, y sin embargo no quieren te... de soldados franceses. El miércoles 27 y el sába- darse por entendidos. ¡Que rabien! do 3o se verificaron corridas de toros, costando la mitad Y se fue á su domicilio para esperar allí el relos tendidos y gradas cubiertas, pues el Rey pagó el ressultado de la crisis. to, y gracias, considerando sabiamente que aquello era- -D. Raimundo habrá recibido la carta- -deun poco más caro que las óperas bufas, comedias, boleros, fandangos, tonadillas y saínetes que hubo en los co- cía. -De fijo no caerá en saco roto mi ofrecimiento. ¡Claro! Llevo diez años de vida pública rrales. Así fue proclamado aquel pobre francés que llevó el sin haber obtenido todavía ningún puesto de imtítulo de rei de las Españas y de las Indias y á quien portancia. El quiere rodearse de hombres nuevos. el pueblo sólo dio los de rey de copas, rey intruso, rey ga- ¡Más nuevo que yo! bacho y otros igualmente encomiásticos, sin contar el apo- -Mira, Críspulo- -díjole la mujer, -no te hado de Pepe Botellas con que le habrá de conocer siempre gas ilusiones. Tú te lo crees todo porque eres la Historia, aun negando la exactitud de aquellas regias bastante corto de inteligencia. curdas que se le atribuyeron no solamente en dichos y- -No quiero tomar acta de tus insultos, Ramona. cantares, sino también en libros y en estampas de la época. -Haces bien. Sigue poniéndote en ridículo... JOAQUÍN L Ó P E Z BARBAD! LLO Anda, ven al comedor, que está la sopa en la mesa, y déjate de tonterías. Cuando estaban en lo mejor del cocido y AbaA VIDA EN BROMA. UNA DECEP- dejo se llevaba á la boca una cucharada de garCIÓN banzos, oyóse sonar el timbre de la escalera. El futuro ministro se estremeció. -Han traído D. Crispirlo Abadejo lleva diez años de vida pública, y todo lo más que ha conseguido fue que esta carta, -dijo la doncella entrando en el comele nombraran en cierta ocasión vocal sustituto de dor con un pliego en la mano. ¡DeD. Raimundo! -exclamó Abadejo. -Cola Junta de aranceles. El sale diputado en todas las legislaturas por nozco su letra. Después de romper el sobre con mano convulobra y gracia de un tío de su esposa que es prestamista en Villamulos y además cacique deletéreo; sa, Abadejo leyó lo siguiente: pero nadie le ha oído el metal de la voz en la Apreciable D. Críspulo: Sin duda por equiCámara como no fuera para decir á la hora de la vocación de la criada, se ha recibido en esta hojavotación: latería una carta de usted dirigida al Sr. Villa- -Abadejo Guisado. ¡Sí! verde, que le remito á usted adjunta, quedando Ahora, con motivo de la última crisis ministe- suyo seguro servidor, Bonifacio Soplete. S. S. León X I I 1 a muerte del Soberano Pontífice León XI da motivo Blanco y Tsegro para p. blicar en el numero de esta semana un excelente retrato del difunto Papa, una vista de Carpineto, el pueblo nativo de León XIII, y una fotografía de uno de los Consistorios que presidió S. S. para tratai d la beatificación de Juana de Arco. También publica información de actualidad, como es laconstitución del nuevo Gabinete y el incendio de Eldorado, además de una preciosa plana á todo color de Carlos Vázquez, otras de Monteserín y Sádaba, y originales de la señora Ríos de Lampérez, Zúñiga, Villar y otros autores. A LMANAQUE MEMORÁNDUM 24 Santa Cristina, virgen y mártir; San Francisco Solano, confesor; San Víctor, militar, y compa eros mártires. L Misa y O La M Oficio Divino son de Saa Vicente de Paul. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horast. Parroquia de Santiago. s, 3 1871. El rey Amadeo encarga á Ruiz Zorrilla que forme ministerio. El día dura catorce horas y treinta y seis minutos. 0 ABADO í 5- ijf Santiago Apóstol, Patrón de España; San Cristóbal, mártir; Santa Valentina, mártir. La Misa y Oficio Divino son de Santiago. Rito, doble, primera clase; color, blanco. Cuarenta horas: Parroquia de Santiago. e 1808. Proclamación de Bonaparte como rey de España. El día dura catorce horas y treinta y dos minutos. ITXOMINGO 26 Santa Ana, Madre de Nuestra Señora; San Jacinto, mártir; San Pastor, presbítero. Li Misa y Oficio Divino son de Santa Ana. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horas: Religiosas de Santa Ana. s 5) Ferias en Tudela. 1834. Inauguración de la Plaza de Toros de Barcelona. El día dura catorce horas y treinta minutos. 1 UNES 27 San Pantaleón, mártir; San Aurelio y compa ñeros mártires; Santa Ana, virgen. La Misa y Oficio Divino son de San Pantaleón. Rito, sencillo; color, encarnado. Cuarenta horas: Religiosas de Santa Ana. 183o. Primer día de la Revolución en París. El día dura catorce horas y veintiocho minutos. No se devuelven los originales IMPRENTA DE BLANCO Y NEGROS