Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
INCENDIO DEL TEATRO ELDORADO n la madrugada del domingo destruyó un violento incendio el teatro de Eldorado. Las E 1,ll amas 5 alcanzaronAlarcón, todas las cuales sufrieron de la calle de Juan óde Menagran- á á las casas números 9, 11, i3 y i5 y las 3 y de la de desperfectos más menos pero afortunadamente ninguno de los lesionados lo está de gravedad. También hubo rasgos de heroísmo realizados por personas que espontáneamente se presentaron en el sitio de la catástrofe, por individuos de la Cruz Roja y por agentes de la autoridad. Muchas familias de des. El teatro quedó totalmente destruido. Su construcción era de madera, y el fuego, avi- las que vivían prestando sus servicios en el teatro como artistas y como dependientes, han vado por el fuerte viento que reinaba, acabó rápidamente su obra destructora. Hubo en el perdido, cuanto tenían. La caridad privada se dispone á socorrerles. El siniestro ha evidenciasiniestro bastantes heridos entre bomberos, guardias y personas que prestaron auxilios. do una vez más la necesidad que hay de organizar en Madrid un buen servicio de incendios. EL TEATRO ANTES DEL INCENDIO EL TEATRO DESPUÉS DEL INCENDIO Muerte de S. S. León X 11 A última hora recibimos la triste nueva del fa Uecimiento del Papa. Retirando de la ¡m quina texto que entraba en la forma, incluímos en ella el retrato de S. S. como tributo de dolor rendido á la memoria del excelso Pontífice, cuya muerte llora el mundo entero. Dios habrá acogido en su seno el alma del que fue modelo de virtudes y sostén de la paz de los pueblos cristianos. En estos tristes momentos sólo nos toca asociarnos de todo corazón al profundo y legítimo duelo que embarga á la Iglesia, y sentir como pérdida propia la del hombre que con tan sublime sabiduría regía las almas del orbe católico. Crónica del Bien 1 A HIDROFOBIA Y Éntrelos bienes inmensos S U C U R A C I Ó N c l u e a humanidad debe a EN MADRID Pasteur, figura la curación de la rabia. No vamos á hacer una descripción de su método, tanto más admirable cuanto que sé trata de la inmunización para una enfermedad cuya causa se ignora, cuya naturaleza se desconoce, pero cuyas consecuencias eran terribles hasta que el ilustre sabio dotó á la ciencia de este nuevo procedimiento de terapéutica profiláctica. Hay en Madrid un Instituto de Alfonso XII que es un timbre de honor para la Nación, y hay al frente de ese establecimiento un hombre, D Santiago Ramón y Caja! que es una gloria de España. A visitar ese Instituto nos ha movido la circunstancia de ser la época en que más casos de hidrofobia se registran, y la creencia de que podemos hacer un bien, no sólo ponderándolas excelencias de ese establecimiento, sino mostrando a nuestros lectores el camino de la curación en el caso de un accidente producido por mordedura de un perro. Acompañamos á estas líneas una información gráfica que hará menos árida la lectura de estas líneas. Hay en Madrid, como en todas partes, muchos perros que vagan por las calles. La policía urbana les persigue cuando aprieta el calor ó cuando algunos transeúntes sufren la mordedsra de alíu m can rabioso, como ha ocurrido reo EL IlOMBERO FRANCISCO PRIMERO QUE ACUDIÓ AL LUGAR PUENTE, f Ol Amador DEL SINIESTRO cientemente. No acordarse de Santa Bárbara hasta que traen? es muy español. No obstante esa persecución de lor laceros municipales, de la que dan idea las cuatro primeras fotografías de nuestra información, hay perros que rabian y que muerden comunicando á la víctima el virrs de la enfermedad espantosa que antes no tenía remedio, y que hoy, acudiendo á tiempo, le tiene casi infalible. Basta recurrir al citado Instituto de Sueroterapia. Vatunanión y Bacteriología, en el que están figuras tan colosal s en el raundo de la ciencia como Ramón y Cajal, mídicos del saber profundo y de la modestia del doctor Murillo y de la competencia de sus demás compañeros. Creada esta notable institución- -déla que algún díanos ocuparemos con más detalles- -por el actual Director de Sanidad y encomendad? su dirección al eminente doctor Cajal, en los dos años que lleva funcionando ha prestado ya valiosos servicios, siendo de advertir que ni su creación ni su mantenimiento han gravado en nada el presupuesto de Gobernación, puesto que se sostiene y marcha con el antiguo presupuesto de vacuna. Consta de cuatro secciones. La de Vacuna, dirigida por el doctor Serret, que puede decirse provee de linfa á toda España, pues sólo en lo que va de año lleva preparadas y expedidas ciento sesenta mil inoculaciones. La sección de Sueroterapia, dirigida por el Sr. Murillo, con el concurso de los Sres. Villa, García Izcara é Hidalgo, y que hasta la actualidad lleva preparados miles de frascos de suero antidiftérico de calidad tan esmerada, que compite con los mejores del Extranjero; suerovacuna contra el mal rojo ó erisipela de los cerdos; vacuna contra la viruela de! ganado lanar y vacuna anti- carbuncosa. En la actualidad hay caballos que se están inmunizando para obtener un remedio que llenará de contento el corazón de las madres: el micro contra la escarlatina. A esta sección está afecto el departamento antirrábico, donde el Sr. Llavacíor desempeña sus servicios, habiendo en la actualidad trece personas sometidas á tratamiento por mordeduras de perros rabiosos. En la comunicación presentada al último Congreso Internacional de Medicina por ¡os Sres. Murillo y Llavador, r- irrn I l. U li -Uhirmamrnnn mmrr ím -ari i imjirngiTrrrisirm- Trm- ni