Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mancha cíe trna craemndwa qne no desaparece en mucho tiempo. Asegúrase que destruye el poder germinativo de todos los embriones, ya sean huevos ó semillas, y que ejerce una acción misteriosa sobre los tejidos. Sus propiedades físico- químicas están ya enunciadas; irradia rayos invisibles, análogos á los de Roentgen, impresionando las placas fotográficas, y desarrolla calor y electricidad, teniendo, como hemos dicho, raya propia en el espectro. Mme. Curié debe estar satisfecha del resultado de sus estudios, y el mundo científico elogia su obra, prodigándole los aplausos de todos los países, que llegarán hasta las serenas regiones donde ha trabajado, como el incienso que sube en oleadas de perfume ante el altar de los dioses en tributo de agradecimiento. CARMEN DE BURGOS SEGUÍ A TRAVÉS D E LA F R O N T E R A EL PAPA Y EL P I N T O R Con motivo de la enfermedad de Su Santidad el Papa León X l l l se han referido multitud de anécdotas en las cuales Su Santidad ha jugado el principal papel. Pocas tan graciosas como la que vamos á reproducir. Sabido es que León X es la bondad personificada. Y sabido es también que basta que lo sea una persona para que de su bondad abusen todos los que tienen boca para pedir. Con frecuencia excesiva recibía el Papa solicitudes de artistas para que se dejase retratar. Los pintores, los fotógrafos y los escultores ponían verdadero sitio á Su Santidad, que no se hacía rogar mucho, concediendo enseguida el honor que se le suplicaba. Debía ocurrirle algo de lo que nos ocurre á los que escribimos con los coleccionadores de tarjetas postales. Por no habernos negado desde un principio á suscribirlas, la manía de enviárnoslas ha degenerado en insoportable locura. Bueno; pues entre los muchos pintores que pidieron á León XI el favor de dejarse retratar, hubo uno, cuyo nombre no hace al caso, entre otras cosas porque no ha logrado traspasar los Alpes en alas de la fama. El Papa, siempre amable, accedió una vez más. El artista hizo el retrato. Convienen todos los historiadores en que tampoco con esta obra podía su autor conquistar la celebridad anhelada. El lienzo era sencillamente mediano, por no decir malo, lo cual no fue obstáculo para que al artista le pareciese sin duda bueno y para que solicitase de Su Santidad que al pie del retrato escribiese una frase cualquiera del Evangelio seguida de su firma, con lo que el cuadro adquiría un mérito mucho mayor. El Papa se vio en un aprieto, porque él mismo no reconocía su propia imagen en el cuadro; pero negar aquel nuevo favor era proporcionar al artista un desengaño cruel. No podía la bondad del Santo Padre hacer cosa parecida. Reflexionó un momento y anunció al pintor que accedería á su petición. El artista, radiante de alegría, dio las gracias. Su Santidad acomodó á las circunstancias el versículo 29 del capítulo 14 del Evangelio, según San Mateo, que reproduce las palabras de Jesús al aparecer de improviso ante sus discípulos durante una tempestad en las orillas del lago de Galilea, y escribió debajo del cuadro: Vaticano, 24- 4- 01, 5 de la tarde. JVo os asustéis; soy yo. Y firmó: León XJJJ. Don (D. Fulano, D. Mengano, etc. acaba de publicar dos nuevos y preciosos libros referentes á España. En uno de ellos, titulado Ballads and songs of Spain (Baladas y cantos de España) reúne algunas leyendas viejas de nuestro país, y traduce con bastante exactitud las canciones JEZ pirata y Eí mendigo, de Espronceda, un fragmento de la Dama duende, de Calderón, y alguna becqueriana, como la que empieza: To Ellos van á variar de aires, de costumbres, de paisajes, soy ardiente, yo soy morena. de ideas. A renovar la vida moral y orgánica. A ver las El otro libro se titula Toledo and Madrid (Their records playas tranquilas, los horizontes dilatados, el mar terso and romances) Recuerdos, leyendas de Toledo y Madrid, y y el cielo espléndido. ¡Felices ellos! Los que llevados es un magnífico volumen espléndidamente ilustrado y escrito por la moda sólo van á reanudar, fuera de Madrid, la con la fantasía propia de los extranjeros al hablar de nuestras vida madrileña, no son tan envidiables. Sólo cambian de cosas, pero sin graves inexactitudes. escenario, y para el caso tanto da el boulevard donostiarra como la Castellana. Pero los que se desposan un mes, dos meses, con la sana y libre Naturaleza, si el desposorio es más sincero I- -i s el pan, como todo el mundo sabe. Con este pensamienque el de Silvela con la Verdad, sí merecen que al acabar to tan sencillo ha compuesto Vicente Medina, uno de la lectura de las listas que sus nombres forman, y en las nuestros pocos poetas populares, una preciosa poesía que apaque por ahora no hemos de ver los nuestros, se les rece en el número que Blanco y Negro publicará mañana. Contiene además dicho número un hermoso cuento de doña desee, melancólica y fraternalmente, que sean felices y pasen sin tropiezos los puentes de la línea mientras nos- Emilia Pardo Bazán, Z monteio, dramática narración que ha ilustrado Regidor; una delicada nota clásica, Elia, de Mauotros podemos llegar á hacerlo. ricio López Roberts; una curiosa información relativa á las Que será cuando esos comunistas providenciales, que reinas de los fehbres; curiosísimas vistas de los Andes chileDios prospere, consigan que todos seamos millonarios, nos; otros artículos y poesías de Roberto de Palacio, Flores que todo sea de todos, incluso el veraneo, y que el mar García y W. B. cuatro bellas planas á todo color, originapertenezca por igual á todos los españoles, incluso los les de Pedro Sáenz, Domingo Muñoz, García y Rodríguez y Tomás Martín; y una atractiva sección de actualidades extranvecinos de Vallecas. jeras y españolas. ALMENDROS CAMPS derna- -salvo en lo que toca al amiliaramiento- -es de un igualitarismo uniforme, distinguido y serio. Nadie destaque, nadie desentone. Acabaron las glorias de todo género y el recelo de que salgan otras autógenas y de propio impulso. Fuera de las hereditarias y de título manuscrito, ó si se quiere litográfico, que son las únicas ante las que hemos de inclinarnos, no debe pretenderse levantar la cabeza un centímetro más que la del vecino. Porque además de que esto es de una fatuidad intolerable y de muy mal gusto, el vecino tendría buen cuidado de no consentirlo. Pero aparte de estos síntomas sociales que no tienen importancia, antes bien merecen aplauso, porque en vez de la sabiduría de alguno, acusan y fomentan, á nivel algo más bajo, la de casi todos, que así reswltan iguales, la superioridad por la riqueza es la única que justamente nos deslumhra y subyuga siempre. Lejos de protestar, nos inclinamos á su paso como adeptos ante el numen y le abrimos el camino. Por este lado, en buena hora sea dicho, nadie piensa en nivelar, como no sean cuatro comunistas descamisados ó algunos con camisa y hasta con ropa negra, que á pesar de eso no van á ninguna parte. Así es que en un desfile, en una fiesta ó en unas listas de veraneo, podemos presentar ante ojos extranjeros, ya que no escuadras ni rebajas de contribución, orientales lujos. Y nos sentimos enorgullecidos y bien pagados de que la mise en scene corra deslumbrante á cargo de un millar de actores designados por la suerte, mientras varios millones de espectadores ó tramoyistas ocultan los harapos y bostezan de satisfacción ó tal cual vez de hambre. Por eso, en desquite, vamos tan contentos tras de ese y todo espectáculo que no cueste nada. Así, la enumeración de los dichosos que pueden viajar aún en primera ó en sleeping nos regocija y deleita con la mental contemplación de las venturas á que felizmente corren, salvo Najerilla extraordinario y fuera de abono, ó Compañía del Norte. Sin embargo, ésta suele guardar las traviesas podridas para las líneas accesorias, por donde casi todos los viajeros que circulan son afortunadamente de tercera. Digan lo que dijeren los detractores del orden social, en este régimen hay compensaciones y ventajas para todos. Los que viajan disfrutan de modo real y lo pagan con su dinero y sus molestias. Los que se quedan disfrutan, sin sufrir éstas ni sacar aquél, imaginativamente, siguiéndolos con el pensamiento en una contemplativa y plácida delectación. No se negará que el consuelo es bien inocente, aparte de lo forzoso. Pero mientras los tales socialistas niveladores traen ese y todos los bienes para todos, más vale que los haya en parte, y unos viajen de hecho y otros de pensamiento. Entretanto que todos ingresamos en la primera categoría, contemplemos el desfile veraniego en las columnas de los periódicos, y leamos, admirándonos y sudando á ratos, el nombre de los dichosos. De Madrid ayer salieron, según datos de ia Prensa, Juan Sevilla para Burgos, Pedro Burgos para Cuenca, Carlos Cuenca para Soria y Ángel Soria para Huesca jQué bien dicen los que dicen que la oatria está revueltal JUAN PÉREZ ZUÑ 1 GA Sueltos diversos J egún varios periódicos, la Comisión especial nombrada para festejar el centenario del ilustre escritor Mesonero Romanos, ha acordado en definitiva que el día 19 del actual se celebren solemnes honras fúnebres en la iglesia de Santa Mana á las once de la mañana, y á las siete de la tarde se coloque! a primera piedra para ia erección de un busto artístico en la plaza de! Ángel. A dicho acto, que revestirá la mayor solemnidad posible, asistirá S. M. el Rey y todas las autoridades de Madrid. Es de aplaudir el acuerdo del Ayuntamiento, y nosotros, que fuimos los que desde estas columnas pedimos al señor Alcaide que se honrase la memoria del insigne cronista, no hemos de regatear las alabanzas al Municipio y á su digne presidente, creyendo como creemos que se realiza con lo que se hace un acto de justicia que dice mucho en pro del pueble de Madrid. Lastima que no haya podido extenderse el acuerdo á hacei algo más, algo que hubiese tendido á popularizar las obra de El Curioso Parlante, maestro del buen decir y del arte de reflejar como nadie la época de un pueblo que despertaba a la vida del progresol Pero algo es algo, y ello es digno del aplauso sincero. I- -I emos recibido la Guía Klaes con los itinerarios directo 5 de los ferrocarriles españoles. Es una guía recomendable por su utilidad práctica. P o n el título de El Robledal de T (ui- Díaz ha publicado el joven escritor D. Pedro Sánchez Ocaña una obra que él llama con modestia Apunte novelesco y que es sencillamente un estudio muy afortunado de las costumbres y necesidades del pueblo extremeñas, adaptándola á la forma de novela, como han hecho Bonilla y otros autores que han tratado la cuestión social, dando a sus juicios y observaciones ese carácter de fábula que el público acoge y lee con más gana. El Sr. Sánchez Ocaña escribe bien, observa con mucho acierto y describe con gallardía, que hacen de su Robledal de J ui- Díaz un libro interesante, muy oportuno y de mucha amenidad. Le felicitamos por el éxito. I I n distinguido escritor inglés, Mister Leonard Williams, grande y devoto amante de España, y autor del interesante libro The land of Ihe dons, que alguien ha traducido Eí país de los dones, cuando en realidad significa El país de los LA GRACIA DE DIOS AEMECÉ VERÓNICA. DE VIAJE Título obligado de sección de periódico en verano. Llegan ya á formar columnas las listas de personajes que á diario salen de la Corte. Digo de personajes y no de personas, porque en mucha parte es más exacto lo primero; y en cuanto á la parte que quede, aunque sea más convencionalmente, es cierto también. Aquí es personaje todo el que viaja en verano y tiene para hacer sonar su nombre, ó lo que es más decisivo, para hacer sonar su bolsa. Son los únicos personajes que nos quedan en España, acabados ya definitivamente los de toda otra procedencia ó categoría, y hasta la esperanza de que vuelva á haberlos. Es, pues, inútil tener ó buscar medios de sonar de otra manera, á no ser en clase de cantante célebre, torero ovacionado ó asesino sensacionaí. Como anda tan malo todo, hasta éstos últimos no disfrutan de la admiración general más que transitoriamente. A menos de quedar sueltos ó absueltos y repetir la suerte. Esto debe ser que nos vamos nivelando. El hecho ae qui aquí no sea personaje más que el que pueda costearlo, es seguramente un síntoma de progreso. Aparte de que no se producen ni entre los estadistas, ni entre los sabios, ni en las artes, ni en las letras, la aspiración mo- COPLAS DE CIEGO Maura juzgó bueno a clero regular el otro día en un discurso sincero que aplaudió la mayoría. Yo no lo dudo, ¡pardiez! mas me hago un lío al pensar en un clero que á la vez es bueno y es regular. El lunes dieron fin á sus cuestiones; mas ninguno murió. Qu ¿punteríal ¡Y pensar que han quedado en condiciones de darnos otra lata el mejor día! No evitada la refriega, Sánchez Guerra el ceño arruga con sus agentes la pega, y al cabo lo paga Puga. Ayer leí despachos de Marruecos, y al ver que el día doce tomó á Tazza el Menébi y entró en ella yo dije: ¡Qué demontre! Para que entre en las tazas el Menébi y sus dueños las tomen, no hace falta ir á Fez; lo mismo pasa en Vallecas ó en Londres. ALMANAQUE MEMORÁNDUM A lERNES 17 San Alejo, confesor; Santa Marcelina; San- -tos Jenaro y Jacinto, mártires. La Misa y Oficio Divino son de San Alejo. Rito, sencillo; color, blanco. Cuarenta horas: Parroquia del Carmen. 5 V J 1854. Estalla un movimiento popular en Madrid. El día dura catorce horas y cuarenta y cinco minutos. CÁBADO 18 Santa Sinforosa, su esposo San Gotulio y sus siete hijos, mártires. La Misa y Oficio Divino son del Triunfo de la Santa Cruz. Rito, doble mayor; color, blanco. Cuarenta horas: Hospital del Carmen. s 2, j 1873. Pi y Margall, presidente del Poder Ejecutivo, presenta la dimisión y le reemplaza Salmerón. El día dura catorce hotas y cuarenta y tres minutos. T OM 1 NGO 19 Santas Justa y Rufina, vírgenes y márri res; San Vicente de Paul, fundador; Santa Áurea, virgen y mártir. La Misa y Oficio Divino son de Santas Justa y Rufina. Rito, doble; color, encarnado. Cuarenta horas: Hospital del Carmen, igs 1808. Batalla de Bailen. El día dura catorce horas y cuarenta y dos minutos. 1 UNES 20 San Jerónimo Emiliano, fundador; Santa Se vera, virgen; San Elias, profeta. La Misa y Oficio Divino son de Santa Liberata. Rito, doble; color, encarnado. Cuarenta horas: Religiosas de Maravillas. S- n fc 1868. Los carlistas reconocen á D. Carlos en Londres, dándole el nombre de Duque de Madrid. El día dura catorce horas y cuarenta minutos. No se devuelven los originales IMPRENTA DE BLANCO Y Í EGRO