Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 ¿AÑOUNO. NUMERO 3 4 CRÓNICA BISEMANAL ILUSTRADA 1 SMADRID, 1 DE 7 JULIO DE i 9 o3. NÚMERO SUELTO, 10 LOS TEATROS. EN EL LÍRICO. EL FAMOSO COL 1 RON í v- T CUADRO FINAL. ESCENA ANTEPENÚLTIMA Doi 7 sa 6 e (SRTA. KOVIKA) Clurináa l teatro Lírico ha primero que romper Edeelcalor que hace) sidolael presenteironíahalogrado el tiemhielo del público (parece una haciendo po en rerriporada de verano. (SRTA. SOLÍS) Doña Marcela (SRA. DÍAZ) Colirón (SR. ALLENS PERKINS) Matapún (SR. TOCEDO) FOT. CIFUENTES sos de aquel establecimiento; su traslado á una prisión mili- roes que guarda en su memoria. Porque en España hay miles tar en un islote, y, porfin, su encierro en el presidio de San- de ciudadanos que no conocen el Quijote ni por el forro, pero toña, ha llenado muchas columnas de los periódicos. No ha que en cambio han hojeado cien veces Diego Corrientes ó Z corazón de un bandido. Es de suponer que los rigores de la Z famoso Colirón, zarzuela en un acto y tres cuadros, de los ley, que pesan amenazadores sobre Mamed Casanova, acaben señores Cadenas y García Alvarez, con música de los señores pronto ton su odisea, quedando sólo el recuerdo triste de Calleja y Lleó, ha obtenido un éxito excelente. El público la sus crímenes y el dolor íntimo que produce la viva é incorreaplaude todas las noches, con lo cual demuestra su deseo de gible impresionabilidad de nuestro pueblo. acabar con el género llamado chico no porque sus obras sean en un solo acto, sino porque asunto y lenguaje es de lo más pequeño que puede darse. La crítica ha dado ya su veredicto sobre Eí famoso Colirón. Nosotros debemos limitarnos á consignar el éxito y reproducir una de las escenas más culminantes de la obra, cual es aquélla en que Colirón no puede soportar la mala interpretación que Matapún da al papel que representa, y que él, Coli ron, representó también muchas veces en pasados tiempos, y sube al tablado para enseñar, como lo hace, al mal cómico la manera de interpretar el personaje. ODISEA DE UN BANDIDO Casanova, el bandido gallego que terror Mamedlas comarcasde Santoña. Pronto de susinspiró compaen que fueron teatro crímenes, ha ingresado en el penal saldrá, para recer de nuevo ante un tribunal de justicia y responder de un proceso en el que se pide para él una terrible pena. El vulgo, muy dado todavía á romanticismos, ha forjado una leyenda en torno de este criminal, que tiene la osadía suficiente para hacerse admirar de la ignorancia. Con ella y con su musculatura hercúlea, que le ha permitido romper cadenas y grillos y forzar puertas, ha logrado imponerse á sus compañeros de prisión. La culpabilidad de algunos de los guardianes y las deficiencias del régimen carcelario, han contribuido á hacer más sonado su nombre. Sus arrogancias han trascenMAMED CASANOVA DEJANDO EL TREN KTi LA ESTACIÓN DE GAMA dido fuera de la cárcel, y la figura de Mamed Casanova, con PARA SER CONDUCIDO AL PENAL DE SANTOÑA ese impulso, ha tomado un relieve de personaje de novela por necesitado más la fantasía popular para hacer la odisea del en regaj. Sus fngas de varias cárceles; su intento de evasión de la de la Ooruña; su papel principal en la sedición de pre- célebre bandido, atribuyéndole todas las cualidades de los he- EL BANDIDO CASANOVA SALIENDO DE LA ESTACIÓN CAMINO DE SANTOÑA l- ots. de López Vázquez Nuestras fotografías dan idea del tipo de Casanova, que no es ciertamente repugnante ni por el físico ni por su manera de vestirse. Antes por el contrario, entrarán en al presidio pocos penados tan pulcros en el aseo de su persona.