Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Los ingleses no se jesignan con esta derrota Como con ninguna. WALENC 1 A HA RENDIDO JUSTO HOMENA JE de admiración y cariño al ilustre poeta valenciano D Teodoro Llórente, a quien el Rey ha concedido con justicia la cruz de Alfonso XII El domingo ultimo fue obsequiado por sus amigos y admiradores con un banquete en el teatro del ParqueGlorieta de la ciudad del Tuna El escenario del teatro del Parque- Glorieta se hallaba adornado con plantas y flores. En el centro se destacaba la bandera del Rat- Penat, viéndose en el fondo el busto de Ausias March Por bajo del busto se hallaba el escudo de Valencia Los palcos proscenios, adornados con macizos de plantas y flores, lucían carteles con los nombres de los valencianos que se distinguieron en las letras, artes, ciencias e industrias Los palcos laterales, tapizados con follaje, flores, guirnaldas y canastillas, ostentaban los retratos de los ratpenahsias ilustres. Amenizó el banquete una orquesta. A la derecha del Sr. Llórente se sentó el presidente del Rat- Penat y el barón de Alcahali, y a la izquierda JUNAlZt, i UOA L. LA t. M... A J- AL 1 i. A ILLj DL JULLt i Y A QUIEN SE HA ADJUDICADO LA COPA DE HONOR Fot Gnbijedoff nes. Los corredores inscritos eran 207 No se presentaron unas que 101. El premjo era la copa de honor ofrecida por el citado Gordon- Bennet. La mañana en Dublm se presentó nublada y amenazadora Los caminos estaban malos porque los días anteriores había llovido mucho; porque la administración- en todas partes cuecen habas -tiene no muy cuidadas las carreteras, y porque los aldeanos irlandeses no solo estaban poco dispuestos á dejarse atropellar, sino que se manifestaban hostiles á la idea de la fiesta automovilista. A las siete de la mañana partieron los carreristas de la explanada de Allyshamnon ante una concurrencia inmensa. Una hora mas tarde llovía a cantaros, como decimos en España. Momentos después empezaban á recibirse noticias de vuelcos, averias y desgracias persolales. No se han confirmado, afortunadamente, las cifras aterradoras que se dieron primeramente acerca de los accidentes ocurridos. Pero los hubo ¿como nol y algunos muy ensibles. Los caminos estaban cubiertos de agua. Muchas maquinas se declararon fuera de combate entre ellas la montada por una intrépida yanqui, la señorita Alicia Beround, hija de un rico armador de Filadelfía. La lucha entre franceses, alemanes e ingleses se pronunció en favor de los segundos. A la meta llegó el primero el alemán Jenatzy. Siete mnutos después terminaba la carrera Rene Knyff, montando un automóvil francés, y poco después Mauricio Farman, con máquina francesa. MESA PRESIDENCIAL DEL BAI QUETS OFRECIDO EN VALENCIA AL SR. LLÓRENTE Fot V Barbera LO QUE TIENEN NUESTROS POLÍTICOS EN LA CABEZA el presidente del Ateneo, Sr. Puig Boronat. El alcalde, el gobernador civil, el rector, el presidente de la Diputación y otras personalidades salientes ocuparon los restantes puestos. En el patio de butacas se hallaban colocadas seis mesas, a las que se sentaron 25o comensales. En el decorado se invirtieron millares de dalias de vanos colores El local ofrecía brillantísimo aspecto. En la fiesta remo el mayor entusiasmo. Brindaron elocuentemente los Sres Alcahali, Boronat, el gobernador y el alcalde. Se leyeron muchas adhesiones, entre ellas las de Echegaray, Dato, Pereda, Bazán, Alaria, Paredes y otros. Peris Mencheta le ha regalado las insignias de la cruz que le ha sido concedida al Sr. Llórente. El gobernador leyó el decreto de concesión de la honrosa distinción. D. Francisco Castell brindó en nombre de la Prensa española El Sr Llórente pronunció un sentido discurso, en el cual expreso su gratitud al Rey, al Gobierno, a los representantes en Cortes por Valencia y a todos los valencianos El homenaje rendido al poeta fue tan lucido como justo. COSAS J T s tan cierto el principio físico de que el calor dilata lo cuerpos, que el calor de este verano no ha hecho más que empezar, y ya ha dilatado el Cuerpo de Orden público. Porque no digo yo el Cuerpo en general, sino los cuerpos de todos y cada uno dz sus individuos, se habrán ensanchado y esponjado seguramente al salir del estrecho y sofocante cautivrio del uniforme de paño para cntr? r en la fresca holgura del de rayadillo. Este cambio ha sido el tema de muchas conversaciones, porque aquí ya se sabe que la mayor parte de las reformas acaban en conversación. El Sr. Ministro de Agricultura y Obras Publicas también ha sido sometido al examen de los rayos X. El resultado pueden verle nuestros lecto s. V t í cotitirssri