Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lo lleva el Excmo. Sr. D. Joaquín Alvarez de Toledo y Ca O. Marquesado del águila, del cual es portador el duque de Scssa, y que data de 1445. Condado de Niebla, perteneciente también á la casa de Medina Sidonia, cuyos primogénitos lo ostentaron siempre, y otorgado en J 368. líizcondádo de la Frontera, fundado en 1 n 5 j; es su actual poseedora la duquesa de la Conquista. Y Baronía de Beniparrel, perteneciente al joven marqués de Monistrol de Noya, á cuyos antecesores les fue dada en 1 258. El glorioso Ducado de Alba de Tormes, título acaso el más glorioso y conocido de la nobleza patria, por la huella que ha dejado en nuestra historia la figura gigantesca del guerrero de FJandes, ocupa por su antigüedad el tercer puesto entre todos los ducados españoles, y sus portadores llevan el condado de San Esteban de Gormas, que recuerda la famosa batalla del lugar de este nombre, y es también el tercero de los de su rango. Además de las dignidades nobiliarias generalmente conocidas, figuran en el mundo oficial con la categoría de duques dos únicos conde- duques, que son el de Benavente y el de Olivares, pertenecientes á la casa de Osuno y á la de Alba, respectivamente. Los antiguos señoríos han desaparecido, cambiando sus denominaciones por títulos de las clases citadas, á excepción del Señor de la Casa de Zazcano y el Señor de la Casa de J ubianes, considerados como barones con grandeza. El condado de Lerín, de los duques de Alba, lleva unido el título de Condestable de Navarra. El duque de Veragua, marqués de la Jamaica, ostenta el título de Jllmirantey Adelantado Mayor de las Indias, que fue otorgado á su antecesor el inmortal descubridor de América. En España no existe la dignidad de Príncipe llevada por personas que no pertenezcan á la Real Familia; sin embargo, los ducados de Santo Mauro y T Serclaes de Tilly, que hoy son españoles, han sido antes principados extranjeros con las mismas denominaciones. Los títulos de Duque de Cádiz, que llevó el difunto esposo de doña Isabel J y Duque de Madrid, que suele darse al pretendiente D. Carlos de Borbón, no están incluidos en la Guía Oficial. El noble español que mayor número de títulos ostenta es el joven duque de JVledinaceli, en quien se elevan éstos á la suma de treinta y nueve, de los cuales siete son de duque, dieciséis de marqués, trece de conde y tres de vizconde. Solamente las cartas de sucesión en estos títulos, con arreglo al vigente arancel, suponen 362.15o pesetitas. La mayor cantidad de grandezas de España reunidas en un solo individuo, la alcanzó el último duque de Alba, que era trece veces Grande; de ellas se encuentra en posesión su primogénito heredero, que hasta hace poco usaba el título de duque de Huáscar. Para terminar, y como detalle curioso, citaré este hecho. Existen algunos nobles extranjeros que, sin llevar título alguno nacional, figuran en el número de los Grandes de España; entre sus nombres, en un libro publicado en 1897, h a l é 1 siguiente: D. José Felipe Francisco de Rique, de Caraman, Príncipe de Chimay. A su mujer la habrán ustedes visto muchas veces retratada en las cajas de cerillas: es aquella Clara Ward que se escapó con Rigo, un violinista húngaro, y andaba haciendo piruetas por los escenarios de los Music- halls. Menos mal que el marido es francés y ella yanqui, y casi no nos toca nada esa grandeza. Pero siempre es un consuelo el espectáculo para los que apenas si nos llamamos Pedro. JOAQUÍN LÓPEZ BARBAD! LLO quince años que han pasado no han ocurrido más siniestros que el mencionado. Y no le ocasionaron deficiencias de la línea, sino un mal enganche de algunos vagones. La primera vez se recorre con miedo. El ilustre y malogrado Antonio Peña y Goñi, con quien hice el primer viaje recién construido el ferrocarril, llevaba la portezuela abierta para arrojarse en cuanto sintiese un tropezón. Con todo se familiariza uno; hasta con el terror. En cien viajes posteriores no volvimos á pensar en que pudieran ofrecer peligro aquellas curvas inverosímiles, aquellos despeñaderos desde donde se ven Anzuola y Vergara á vista de pájaro, y aquellas pendientes con tantos túneles, que las vías parecen el engarce de un rosario de montañas. En Julio de 1903, como digo, descarriló un tren por una trinchera abajo. Los coches rodaron como pelotas, dando tres vueltas enteras. Hubo muertos y heridos. El juez Carreras se pasó varios días entre los escombros instruyendo diligencias, tomando declaración á los heridos recogidos en varias caserías de la montaña, y oyendo á los peritos. En menos de dos meses terminó el sumario que elevó á la Audiencia. Cuatro años más tarde, Angiolillo asesinaba á Cánovas en Santa Águeda. Era el domingo 8 de Agosto. A la mañana siguiente llegábamos al célebre balneario, hoy manicomio, algunos periodistas, y con nosotros, entre otras personas, Castelar. Media hora después salía Angiolillo para Vergara conducido por la Guardia civil. Ya le había despachado el juez Carrens después de largas indagatorias. A los tres días terminaba el sumario. A los ocho, el asesino subía al cadalso. Pocos años después el juez Carreras descubría un contrabando de fusiles para los carlistas. En Anzuola, Plasencia y Vergara sorprendió varias cajas con armas. Instruyó el proceso rápidamente, y le mandó á la Audiencia. ¡Es un juez! -repetirá el lector á la vista de estos antecedentes. ¡Ya lo creo que es un juez! Tan activo, tan probo, tan recto, lector de mi alma, que temo mucho que no se ponga en consonancia con su apellido. Es decir, que no haga carrera. ¡Si será activo, si será probo, si será recto, que habiendo instruido y despachado en un periquete, como quien dice, procesos tan importantes como el del descarrilamiento de Anzuola, el del asesinato de Cánovas y el del contrabando de armas para los carlistas, no le han dado un ascenso, ni una cruz sencilla de cualquier cosa! ÁNGEL MARÍA CASTELL 3. No dormir más de siete horas. 4. No tomar jamás ningún medicamento interior; solamente la hidroterapia, el massage y la electricidad, son unos excelentes ayudantes del régimen alimenticio. Cepan ustedes que, según los últimos cánones de la elegancia, las visitas de cumplido no deben durar más de quince ó veinte minutos. Si en la visita hay varias personas, después de saludar á la que recibe, se debe cambiar frases con las demás. Al despedirse, jamás debe tenderse la mano. Debe esperarse á que la tiendan las personas que quedan en la casa. Si media una presentación, se debe ir en seguida, al día siguiente, mejor que á los dos días, á dejar una tarjeta en casa de la persona presentada. Nota bene. Lo de doblar las tarjetas es cosa abolida. La persona que las recibe debe saber por qué las recibe. Y si no, averiguarlo. oí de la fin. -Portera: á todo el que pregunte por nosotros le dice usted que nos hemos ido á veranear. -Perfectamente; y á los que no pregunten íes diré que están ustedes aquí. X. Sueltos diversos C e nos ruega por muchas personas de los barrios de la Uni versidad. Pozas, Arguelles y de Salamanca, que roguemos á la empresa de tranvías que ponga jardineras en el servicio correspondiente á dichos barrios. La súplica no puede ser más puesta en razón. Los coches cerrados son asadores. La empresa dirá probablemente que no tiene material y que no puede improvisarlo. Pero á falta de material, buena es la equidad. En la línea de las Ventas, hace casi todo el servicio con jardineras. En la del Hipódromo engancha jardineras de remolque. Reparta la gracia de Dios entre todos los barrios, ya que todos los viajeros son hijos de El, y no otorgue el privilegio y la preferencia á unos, con perjuicio de otros. Lo equitativo es repartir las jardineras entre todas las líneas y no concedérselas solamente á una, condenando á los viajeros de las otras á morirse de calor. Si las empresas ó la autoridad hiciesen algo en este sentido, la gratitud del vecindario sería inmensa. 0 ogamos á nuestro colaborador anónimo Moto Naphta que tenga la bondad de pasarse por la redacción de A B C. 1 1 oy 7 de Julio, á las diez de la mañana, se verificará en- -la iglesia de San Francisco el Grande la función anual que celebra la Sociedad Filantrópica de Milicianos Nacionales y Militares Veteranos en sufragio de las almas de sus compañeros fallecidos y en conmemoración de la célebre jornada del y de Julio de 1823. Presidirá la función el Excmo. Sr. General López Domínguez. Están invitadas las autoridades civiles y militares, Comisiones del Ejército, Cruz Roja y de los demás institutos civiles. Asistirá la Compañía de Milicianos Nacionales con bandera y música. 1- H 1 Sr. Alcalde de Madrid nos ha comunicado en afectuosa carta, que en sesión celebrada por el Ayuntamiento el día 3, presentó el propio Alcalde y aprobó la Corporación una moción proponiendo que se solemnice el centenario de Mesonero Romanos, habiendo quedado designada una comisión de señores concejales para acordar la forma de celebrar dicho centenario y proponer el crédito necesario. Damos las gracias al Sr. Marqués de Portago por su iniciativa y al Ayuntamiento por su acuerdo, ya que con tanta benevolencia han acogido una excitación que les hicimos en estas columnas. I- J 1 Centro Asturiano celebró el sábado último en su domi cilio social de la calla del Clavel el banquete que anualmente dedica al claustro de profesores. La fiesta, á la que fuimos galantemente invitados, atención que agradecemos, resultó muy hermosa y digna de tan simpática y floreciente Sociedad. 1 a kermesse organizada por la Asociación La Caridad en los solares de San Juan de Dios, se ha visto muy concurrida en los días últimos que se ha celebrado. Notas para mujeres 1 as damas de Siam, donde también hay modas y buen gusto, que no siempre es la misma cosa, han buscado y encontrado la armonía entre el vestido y las piedras preciosas. El domingo, es el color rojo el de los vestidos, y, por consiguiente, el rubí la piedra preciosa preferida. El lunes, el gris plata y las piedras de luna. El martes, el color rosa y los corales. El miércoles, el verde y las esmeraldas. El jueves, el vestido es de seda de dos colores, como los de la piedra llamada ojo de gato que es la que completa el adorno. El viernes, el color es el blanco, y las piedras los diamantes. El sábado, el color favorito es el azul, y las piedras los zafiros. 1- í ntre las damas de la aristocracia inglesa se ha puesto de moda el juego del billar. La duquesa de Malboroughe es una gran jugadora, y su sala de billar se ve frecuentada por las más distinguidas damas de la alta sociedad de Londres. Los hombres no son admitidos más que como jueces. Y como admiradores. Digo yo. X ara las que quieren enflaquecer. El doctor D Erval establece como infalible el siguiente sistema: Régimen de alimentación: cinco comidas al día. A las ocho de la mañana, un huevo pasado por agua, veinte gramos de carne ó de pescado, diez de pan y una taza de té ligero, caliente y sin azúcar. A las diez, dos huevos pasados por agua, cinco gramos de pan, un vaso de agua, de vino ó de té. A mediodía carne fría, nada de pan; ensalada de berros ligeramente salada y con unas gotas de limón; ensaladas cocidas sin manteca, frutas, uno ó dos vasos de agua mezclada con vino. A las cuatro, una taza de té sin azúcar. A las siete, lo mismo que á las ocho de la mañana. 2.0 Andar media hora, por ío menos, después de cada comida. CATÁSTROFE A PROPÓSITO DE LAUN JUEZ DEL NAJER 1 LLA. Cuentan las crónicas telegráficas de la prensa diaria que el juez de Alfaro, D. Manuel Carreras, nombrado juez especial para instruir las diligencias correspondientes al siniestro ocurrido en el puente de Torre Montalvo, ha tenido rozamientos con el ingeniero de la división, Sr. Escalona; rozamientos que han motivado uno ó dos telegramas del Director general de Obras Públicas, Sr. Burgos, dignos de aplauso. El ingeniero, sin duda, miraba por la Compañía del Norte. El juez miraba por la vindicta pública. El Director general de Obras Públicas miraba por la Justicia. ¡Harto será que el director no se vaya á su casa, y que el juez no cambie de juzgado! La opinión ha dicho al conocer la actitud del Sr. Carreras: ¡Ese es un juez! En efecto, D. Manuel Carreras es lo que se llama todo un juez. Le conocí hace diez años. También entonces estaba levantando cadáveres en un descarrilamiento. Era el Sr. Carreras en aquella fecha juez de instrucción de Vergara. Un tren se había despeñado cerca de Anzuola, en la línea de Zumárraga á Bilbao, una de las obras de ingeniería más atrevidas que hay en España. Se la Jlama en aquel país (da línea del infierno; pero si se quiere decir que viajando por ella se camina a ¡mismísimo averno, se la calumnia. Ei cerca de ALMANAQUE MEMORÁNDUM ARTES 7 San Fermín, obispo y mártir; San Lorenzo deJJrindis; San Odón, obispo. La Misa y Oficio Divino son de San Fermín. Rito, doble; color, encarnado. Cuarenta horas: Iglesia de San Fermín. $3 Fiestas en Pamplona. 1868. Destierro de Serrano, Montpensier y otros generales. El día dura catorce horas y cincuenta y siete minutos. JWI 1 ÉRCOLES 8 Santa Dominica, virgen y mártir; San Rómulo, obispo y mártir; San Isaías, profeta. La Misa y Oficio Divino son de Santa Isabel, reina. Rito, doble, segunda clase; color, blanco. Cuarenta horas: Parroquia de Santiago. í fc 1815. Los franceses evacúan á Zaragoza. El día dura catorce horas y cincuenta y cinco minutos. Luna llena á las ocho y doce minutos de la noche, en Sagitario. UEVES 9 Santa Verónica de Juliani, virgen; San Ciri- -lo, obispo y mártir; San Bruno, obispo; San- -Zenón y compañeros mártires. La Misa y Oficio Divino son de San Cirilo. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horas: Parroquia de Santiago. -í 189 Í. Batalla de Peralejo. El día dura catorce horas y cincuenta y cinco minutos. J No se devuelven los originales A n. 2. IMPRENTA DE BLANCO Y NEGRO ipil i imiiiFr ran irirrnintiiitii! ni MiírnrmTuriTTrij