Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
bandos de las autoridades, y una alocución que la Reina dirigía al Ejército, y que terminaba con estas palabras: Vengo, por eso, apresurada á recorrer vuestras filas de lealtad, como son todas las del Ejército, que recuerdan mi niñez: así apreciaré más de cerca vuestros servicios; así presenciaré mejor vuestro triunfo. No hubo triunfo que presenciar. Algunas horas después se verificaba la acción de ViFERNANDO ALCAZARREÑO cálvaro, en que la victoria quedó indecisa, y después de la cual tornaron ala corte las tropas leales trayendo como L CONCURSO DE BELLEZA DE prisionero al comandante Garrigó y como botín una lanza que empuñaba cierto general, á quien una dama BLANCO Y NEGRO ilustre bastante burlona, según dicen, apodó por eso En el número que publicará Blancoy TJegro mañana sábado Longinos; apodo con el que desde entonces se designó aparecen los interesantes resultados de este original Concur- siempre al general aludido. so, primero de su clase que se publica en España y que Los que hoy somos viejos, andábamos á la sazón por tanta curiosidad ha despertado. Son doce planas en que, á dos tintas y con exquisita delicadeza, se reproducen las doce las aulas del Instituto, aunque disfrutando de las vacaciofotografías elegidas por el Jurado entre las muchas recibidas. nes de verano, y oíamos cuanto en el hogar doméstico se En ellas pueden admirarse tipos de muy distintas y sugesti- decía y formábamos juicios sobre los comentarios que á vas bellezas, y creemos que los lectores de Blanco y Negro se nuestros padres y á los amigos de casa oíamos. van á ver en un verdadero compromiso para elegir á la que Todos saben, porque de ello se ha hablado y se ha consideren digna del premio. Este se concederá por sufragio contado mucho, cómo D. Domingo Dulce, so pretexuniversal, en el que tomarán parte todos los compradores de Blanco y Negro que remitan á la Redacción, Serrano, 55, sus to de realizar una revista de monturas, sacó al Campo de Guardias á casi toda la caballería que formaba parte de la votos, para lo cual en el número se incluye un talón ó cédula indicando la manera de verificar la votación. Terminado el guarnición de Madrid, para lo que se valió de la autoriplazo para la adquisición de votos, se verificará el escrutinio dad que le daba su cargo de director general de dicha ante un Notario del Ilustre Colegio de Madrid. arma; cómo una vez reunidas allí las tropas, se presentó Aparte estas doce planas que constituyen el clou del nú- á ellas O Donnell acompañado de otros generales y las mero, en el mismo se admira un hermoso cuento de Acebal, arengó; cómo, en fin, las tropas aclamaron á los generaEl os, ilustrado por Martínez Abades; bellísimos versos les y se declararon en rebeldía contra el Gobierno. de Manuel de Sandoval, el delicado poeta; un curioso recuerLo que no saben todos, lo que sólo podemos decir los do histórico titulado Tina crisis en tiempo de ísabel TI, narrada por Juan Valero de Tornos; una fresca y simpática impresión testigos presenciales, es que Madrid estaba convertido artística en que Carlos del Río y Carlos Vázquez recuevdan en hervidero de pasiones revolucionarias. Cada casa era la aventura de los molinos de viento, y muy notables fotogra- un centro de conspiración; cada imprenta un manantial fías de los exámenes en el Instituto del Cardenal Cisneros, cauteloso de proclamas incendiarias; en los corrillos, que en la Clínica de la Facultad de Medicina y en la clase del Na- obstruían la vía pública á pesar de los bandos, se anuntural de la Academia de San Fernando. La información de la ciaban próximos trastornos y perturbaciones muy honsemana aparece completísima. das; por todas partes se aspiraba viento de tormenta. Síntomas precursores fueron de la tempestad que había de estallar á mediados de Julio. En aquellos aconteA CTUALIDADES DE ANTAÑO. PRE- cimientos, preparados y llevados á cabo por doce hombres r v LIMI NARES DE UNA CUASI RE- de corazón, todos militares, tomaron parte muy activa VOLUCIÓN. algunos jóvenes del elemento civil. No sé si existe aún alguno de ellos. Como dijo el autor de la Raquel Si no me equivoco, sólo uno sobrevive. toda júbilo es hoy la gran Toledo, Era entonces un muchacho perteneciente á la aristopudo gritar la población del Real Sitio de San Lorenzo: cracia; muchacho que, por rarísima excepción, profesaba todo júbilo es hoy el pueblo del Escorial, refiriéndose ideas liberales, y de quien se habló mucho aquellos días al día 26 de Junio de 1854. porque prestó á los sublevados del Campo de Guardias En prosa un tantico- -y aun muchos tanticos- -desali- servicios relevantes en que hubo de arrostrar peligros ñada y pedestre, como solía ser entonces la prosa del muy serios. Aquel muchacho, aquel aristócrata liberal, diario oficial, enteró la Gaceta á sus lectores, no muy que hace ya más de cincuenta años conspiraba con O Donnumerosos por cierto, de que en el día mencionado, nell, se llama hoy el Marqués de la Vega de Jlrmijo. S S M M y A. habían llegado al Real Sitio de San Lorenzo sin que la menor novedad hubiera ocurrido en el ANTONIO S Á N C H E Z P É R E Z viaje. Por cartas que recibimos de dicho punto, agregaba el redactor gacetero, tenemos la satisfacción de anunciar á nuestros lectores que la Real Familia ha sido acogida con el mayor entusiasmo por la numerosa concurrencia T o d o llega en el mundo. ¡Hasta el verano! Pasó el cuarenta de Mayo sin la menor necesidad de que, con motivo de la jornada, hoy puebla el Escorial. quitarnos el sayo, como el refrán manda, y pasó el cincuenta E 1 Ayuntamiento ha solemnizado la llegada de los inclusive sin que hubiera forma de obedecer al proverbio viaugustos viajeros elevando un arco de triunfo coronado gente en indumentaria veraniega. de banderas y flores, y formaron cuadrillas de niñas del Los más adelantadítos en cuestiones científicas, comenzápueblo, las cuales, vestidas de blanco, han acompañado bamos á abrigar la esperanza de que no íbamos á tener veraá S S M M durante toda la carrera, ejecutando vistosas no este año, por la sencilla razón de que los más conspicuos danzas al compás de instrumentos pastoriles y de los en- metereólogos nos habían enterado del secreto de estos extusiastas vivas á la Reina y Princesa de Asturias de toda temporáneos fríos. Todo ello consistía en la proximidad de unos colosales la población. témpanos de hielo que tenemos ahí en el Océano y que nos Se preparan iluminaciones, fuegos artificiales y todo están desbaratando la combinación del verano con la mayor lo demás que pueda contribuir á festejar á los egregios frescura. huéspedes, quienes á su vez se han manifestado muy saEstábamos ya convencidos y hasta nos proponíamos pedir tisfechos de las gratas cuanto espontáneas manifestacio- que se cambiase la denominación de teatros de verano por la nes con que han sido recibidos. de teatros del témpano, cuando de pronto se les olvida á los Y efectivamente, la colonia veraniega del Escorial, témpanos enfriarnos el aire, y aprovechándose el termómetro muy numerosa y muy escogida en aquellos tiempos (hoy del descuido, va y sube y dice: ¡Vaya calorl casi remotos) en que no existiendo todavía sino muy Y el calor vino. contadas vías férreas, eran dificultosos y molestos y caYa habrá tiempo para quejarnos de sus rigores; pero por ros los viajes á las costas, formó el propósito de ameni- ahora séanos lícito regocijarnos de esta primera sofocación y zar la estancia de los reyes con diversiones. de estos prístinos sudores veraniegos. Pero ¡cuan cierto es que el hombre propone y Dios La verdad es que se lo pedía á uno el cuerpo. Por cierto que en la noche del martes, cuando sombrero dispone! Al arco de triunfo coronado por banderas y flores, arco de un orden arquitectónico indefinido y que en mano y pañuelo en frente íbamos varios amigos comenpodríamos llamar dórico escurialense, y á la danza visto- tando aquella inauguración de los calores, se nos acercó una sa de las niñas vestidas de blanco, hubo de reducirse todo. niñita que para pedirnos limosna nos dijo en el tono lastimero que es de rigor en semejantes casos: Las cañas se volvieron lanzas. -Se- ño- ri- tos, un centimito, que tengo ¡mucho frío! Las iluminaciones, los fuegos artificiales y todo lo deLa pobre criatura repetía maquinalmente la antífona del más de que hablaban en la carta remitida á la Gaceta, invierno pasado. convirtiéronse en agua de borrajas, y pocas horas des- -Muchacha, la dijo uno, si hace un calor atroz. Y la chiquilla sin dejar de correr, para igualar con su mepués aparecía á la cabeza del Diario Oficial esta noticia: La REINA, Nuestra Señora (q. D g. y su Augusta nudo paso el avance de nuestras zancadas, continuó con doloReal Familia, continúan sin novedad en su importante rido acento: ¡Aunque sea un centimito, que tengo mucha calor! salud, en esta Corte, adonde se trasladaron anoche desCíguese hablando de lo que harán y de lo que no harán las de el Real Sitio de San Lorenzo. ¿Qué había ocurrido? potencias con motivo de los sucesos de Servia, y hay ¿Cuál era la causa dz aquel repentino cambio, tan pa- quien sabe de bonísima tinta que los ingleses y hasta los yanrecido á inesperada mutación de comedia de magia? quis no reconocerán al nuevo rey hasta que se castigue á los Aquellos sucesos, con hallarse ya tan lejanos, todavía regicidas. no han entrado de lleno en los dominios de la Historia. Pero sea de ello lo que quiera, lo que á nosotros nos imSolamente hojeando las colecciones de los periódicos porta es lo que haremos nosotros, y eso ya se sabe. El representante de España en Servia no se retirará. Es de aquellos días puede vislumbrarse algo de lo acontecido; algo nada más, y para eso tomándose el trabajo ím- más: aunque acuerden todas las naciones que sus respectivos probo de leer entre líneas y de adivinar charadas y desci- representantes en Servia se retiren, el de España no lo hará. ¿Por qué? frar logogrifos; porque la Prensa, censurada por la autoPues... porque España no tiene en Servia representante. ridad militar, ejercida por el Capitán General D Juan El chiste que hemos tenido el honor de representar es oride Lara, se encerró en silencio casi absoluto. ginal del Excmo. Sr. Presidente del Consejo de Ministros. En la Gaceta aparecieron disposiciones exonerando á I í na señora en Berlín se ha casado cinco veces y se propo nía continuar este sport, pues el quinto esposo se perJos generales O Donnell, Dulce, Messina, Ros de Olano; alocuciones del capitán general al pueblo de Madrid; cató de que le echaba en el café unos polvos blancos que re- curren militares; y con sinceridad confesamos, y bien quisiéramos equivocarnos, que no vemos en ellos al ilustre general Linares sobre tan firme y seguro terreno como se le encuentra en su proyecto de presupuesto al querer difundir y aumentar la instrucción en la oficialidad y en el soldado. sultaron ser arsénico, gracias á cuyo descubrimiento se ha comprobado que los cuatro maridos anteriores habían sido expedidos al otro mundo por el mismo procedimiento. El periódico que da la noticia presume con mucha lógica que como la interesada pagará con la vida sus cuatro asesinatos, el quinto marido, salvado por fortuna, será el último. Digamos como los vendedores de décimos: -jEl último... y el de la suertel CARLOS LUIS DE CUENCA E A CTUALIDADES CIENTÍFICAS. DESs CUBRIMIENTOS E INVENCIONES MICROBIOLOGÍA. DESCU- L o s progresos de la moB R I M I E N T O D E L MI- derna biología nos demuesCROBIO. LEVADURA PA- t r a n palpablemente, según RA LA FERMENTACIÓN confirma el insigne direcDEL VINO SIN ALCOHOL t o r d e l Instituto Pasteur M. Duclaux, que sin el concurso de los infinitamente pequeños no hay civilización ni vida posible. Los fenómenos de la fermentación son tan antiguos como el mundo, y han sido observados por el hombre desde la más remota antigüedad. Hoy, cuando se trata de la fermentación, dice E. Gautier, se entiende implícitamente fermento; es decir, microbio. Los nombres de Noé, Osiris y Baco ponen de manifiesto el reconocimiento de los pueblos á los inventores de las bebidas fermentadas. La fermentación del pan, base de la alimentación humana, data igualmente de los tiempos primitivos. Abraham ofrece pan sin levadura (por considerar impuro el fermentado) á dos ángeles que se le aparecen en el valle de Mambré. En tiempos de Moisés se preparaba el pan con levadura agria, y más tarde, Catón perfeccionó los antiguos procedimientos de panificación empleando la levadura de cerveza. A pesar del conocimiento remotísimo de estas importantes fermentaciones, no se han descubierto sus verdaderas causas hasta nuestros tiempos, si bien diversos sabios las presintieron hace ya bastantes siglos, como, por ejemplo, Lucrecio, al decir en el libro primero de su poema De natura rerum: Todo lo que se ve, ó sea lo existente, no desaparece en absoluto, porque la naturaleza fabrica un organismo con los detritus de otro, y la muerte de éste viene tan sólo á ayudarle á dar vida al nuevo cuerpo que se- forma. De lo que se infiere que ya en aquellos tiempos se consideraba indispensable el concurso de los seres vivientes para la creación de los nuevos cuerpos orgánicos. Al gran Pasteur corresponde la gloria del descubrimiento y especificación de las causas de las transformaciones biológicas, cuyas determinantes son los micro- fermentos. De las célebres experiencias efectuadas á fines de 1873 por el ilustre inventor del suero antirrábico, hasta el reciente descubrimiento del fermento amilo, que ha transformado en poco tiempo los antiguos procedimientos de destilería, la aparición de nuevos microorganismos se ha ido sucediendo de una manera constante y sin interrupción. El micro- fermento más moderno de cuantos se conocen es el que acaba de descubrir y bautizar el Dr. Pitoy, de Reims: el Leuconostoc dissiliens, que resulta originalísimo, por sus especiales propiedades. Sabido es que la fermentación del azúcar bajo la influencia del microorganismo saccaromices, transforma la primera materia en ácido carbónico y alcohol. El Leuconostocdissiliens descompone igualmente el azúcar, determinando su fermentación, con la particularidad rarísima de no producir alcohol, si bien provoca la formación de ácido carbónico y otra substancia denominada destranosa, que sobre no ser tóxica ni enervante, es de un valor alimenticio incontestable. No se trata, pues, de una simple curiosidad de laboratorio. El nuevo microbio antialcohólico permitirá, con gran economía de tiempo y de dinero, la fabricación de bebidas agradables, tónicas, sanas y de fácil conservación, teniendo, en una palabra, todas las ventajas, gustos y demás cualidades de la cerveza, del vino, del champagne, etc. sin ninguno de los inconvenientes del discutido alcohol. El descubrimiento del nuevo microbio fermento constituirá la base de la fabricación de un nuevo producto de gran valor alimenticio, y el principio de una sorprendente é inesperada revolución industrial. AL LER- WILL tf it? rt COSAS ALMANAQUE MEMORÁNDUM A lERNES 26 Santos Juan y Pablo, hermanos mártires; 1 San Pelayo, mártir. La Misa y Oficio Divino son de Santos Juan y Pablo. Rito, doble; color, encarnado. Cuarenta horas: Iglesia de San Pedro. S, 5 J 1878. Muerte de la reina Mercedes. El día dura quince horas y tres minutos. WABADO 27 San Ladislao, rey; San Zoilo y compañerso mártires; San Crescente y San Ameto, mártir. La Misa y Oficio Divino son de San Pedro González. Rito, doble mayor; color, blanco. Cuarenta horas: Oratorio del Caballero de Gracia. i Ayuno y abstinencia; vigilia de San Pedro y San Pablo. 1875. Derrota de los carlistas en Lecumberri. El día dura quince horas y tres minutos. F OMINGO 28 San León 11, papa y confesor; Santos Ar gimiro y Papias, mártires. La Misa mayor es de San Juan y la rezada de la Dominica. Rito, sencillo; color, blanco. Cuarenta horas: Oratorio del Caballero de Gracia. í 1854. Sublevación de la caballería de Madrid en el Campo de Guardias. El día dura quince horas y tres minutos. 1 UNES 29 ifc. San Pedro y San Pablo, apóstoles; Santa Benita, virgen; Santos Anastasio y Marcelo, mártires. La Misa y Oficio Divino son de San Pedro y San Pablo. Rito, doble, primera clase; color encarnado. Fiesta de precepto. Cuarenta horas: Parroquia de San Pedro. i Fiestas en Burgos. 1816. Victoria de las tropas españolas sobre las venezolanas en Tombo. El día dura quince horas y dos minutos. No s e devuelven los originales IMPRENTA. DE BLANCO Y NEGRO A.