Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
habrán dicho: ¿No cobra el Estado el ocho? Pues nosotros el cinco. Sólo falta que á la Diputación provincial se le antoje cobrar el seis y medio, 1 n la república del Ecuador, una de las cien- repúblicas americanas de cuyo atraso artís- para ponerse en un término razonable... y ya tico nos burlamos muy donosamente, se ha crea- pueden escritores, músicos y artistas prepararse do un impuesto sobre el tabaco para edificar, para ingresar en el asilo monumental que piensa erigir un señor senador con su propia sangre. La sostener y subvencionar un teatro. de los artistas, no la del senador, naturalmente. Hay dos razones, una pública y otra reservada, para que los ecuatoreños, ecuatorienses ó ecuatoriales hayan adoptado esa determinación trasCon estas y las otras, dentro de poco no va á cendental. La primera, es que ellos creen que la tener cuenta escribir comedias ni representarlas. escena es un elemento de cultura popular; la seEs muchísimo mejor, más fácil y menos exgunda, que todavía no odian al teatro los ciuda- puesto á quiebras, matar á la novia ó ayudar en la danos de la república porque aún no tiene cada operación á algún amigo. Porque se hace uno quisque su pieza inédita en el bolsillo. simpático á la multitud y célebre en pocos días, Aquí las gastamos de otro modo. Tiramos al publican los periódicos el retrato en distintas posdegüello á todo lo que con las comedias se rela- turas, se enaltece y dignifica la pasión que le inciona, y estamos á dos dedos de volver á los citó al descabello, y luego va el Jurado y le abtiempos en que se negaba sepultura sagrada á có- suelve á uno ó poco menos, obediente al instinto micos y danzantes. caballeresco y pundonoroso de la razaDía llegará en que una muchacha le diga sinceNo se le oculta á nadie que al público le saben á mieles los pateos escandalosos, que la Prensa ramente á su cortejo: goza poniendo por las nubes á cómicos y autores- -Mira, Arturín, desde que te has dejado el extranjeros y tratando con profundísimo despre- bigote ya no me gustas. cio Ja producción nacional, y que las autoridaY Arturín la pegue un balazo entre ceja y ceja des, los municipios y los hacendistas hacen cuan- por desleal y por liviana, sabiendo que luego el to pueden para impedir el desarrollo del arte. tribunal popular ha de regalarle un puñal de hoEn cuanto un gobernador quiere hacerse sim- nor con mango de nácar y hoja de Toledo adorpático, no tiene más que anunciar que va á cas- nada con inscripciones alusivas. tigar con fuertes multas á las empresas por esto ó ¡Nada de ir al teatro á pagar una multa por por lo otro; en cuanto un ministro de Hacienda prestar concurso á la corrupción de costumbres! pretende reforzar los ingresos, lo primero que se Lo práctico es poner piso á una joven ligerita de le ocurre es imponer algún gravamen á los es- cascos, para pasar las veladas, y romperla la copectáculos. lumna vertebral en cuanto no le llame á uno tnonín Dios Padre me perdone, pero no parece sino con la dulzura que la palabra requiere. que, á pesar de los pesares, todavía rige aquel ¡Y viva España con honra! aforismo español de pura cepa, que dice: SINESIO DELGADO La ignorancia no perjudica á la salud. Mi padre no sabía leer y se murió de viejo. Chismes y cuentos Esto viene á que el otro día se trató en el SeNo puede negarse que el juicio oral y público es un nado de recoger y educar á los niños perdidos, progreso al qtte en España hemos llegado empresa loable que no se llevará á cabo, precisa- á todos los progresos; pero no sé si merece tarde, como este nombre mente porque es buena. A algún señor senador la afición que se ha despertado á tales espectáculos. le pareció el proyecto deficiente y pidió que se Cuando se trata de un crimen de esos que ahora se llaampliara hasta suprimir la mendicidad y la vagan- man pasionales, la función se dispone con el mayor cia, que de tiempo inmemorial encuentran asiento cuidado: el ó la protagonista se acicalan y arreglan lo y amparo en todas las calles, plazas y plazuelas mejor que pueden para presentarse en escena; los demás actores, abogados, fiscal, testigos, etc. etc. estudian de la villa y corte. El plan no puede ser mejor, pero como para perfectamente sus papeles, y el público acude ansioso al desarrollarle hace falta dinero, surgió de pronto estreno, ávido de emociones y con muchas ganas de reir. Porque se habrá en el mismo templo augusto de las leyes una idea hacen los periódicos observado que en las reseñas que de la se luminosa para sacarlo. ¿Cuál? Crear una nueva entre paréntesis y con letra fiesta, á cada momentorisas. lee bastardilla la palabra contribución sobre los espectáculos públicos. Se trata casi siempre de un individuo que ha matado ¡Otra! á otro de su sexo ó del contrario; se trata de un indiviPorque es de advertir que ahora cada empresa duo ó individua que puede resultar condenado á muerte paga su cuota industrial correspondiente, su tanto en la última escena de esta obra macabra y, sin embargo, por ciento sobre los sueldos de los actores, sus hay en su desarrollo una gran afición al chiste y al joltimbres, sus carteles, su 8 por 100 de la entrada, gorio. Un testigo gracioso nunca falta, y el público celebra con la mayor declarante sus recargos municipales, que no son moco de escudriña la cara del algazara la salida delse divierte y reo á ver si también pavo, y otras mil y pico gabelas y chinchorre- se regocija en tanto que se decide si le llevan ó no y al rías. palo. Puede decirse que no hay industria ni profePero si falta el testigo gracioso, no por eso se defrausión alguna en el mundo que satisfaga tantos y tan dan las esperanzas de goce del auditorio; el reo mismo, crecidos impuestos por todos conceptos y clases. si, como suele suceder, su educación no le permite exEl Estado, en vez de incitar á la gente á que presarse con claridad, dará pretexto con alguna frase acuda al teatro á solazarse ó á instruirse, tiene grosera ó con alguna palabra mal pronunciada á que la decidido empeño en arrastrarla á las tabernas y á hilaridad no falte; y si el reo es culto y no tiene gana de su los abogados y el fiscal mislos garitos, y hasta parece que la castiga por oir lucir que ingenio, ahí están intencionadas y sacan punta á mo, hacen preguntas música ó ver dramas. las respuestas y aprovechan todo instante para dar mues- ¡Ah, pillo! ¿Quieres llevar á tu familia á ver tras de fina agudeza y proporcionar á los cronistas la La verbena de la Paloma? -ledicen á cada ciuda- ocasión de poner la palabra (risas) entre paréntesis. dano; -pues tienes que pagar al Erario público Por entre este juego anda la vida de un hombre que una multa equivalente al 8 por i oo de lo que el depende á lo mejor de la contestación de un testigo á empresario cobre, multa que no pagarías si te una pregunta ingeniosa; pero eso no importa, hay que metieras á tomar unas copas con los amigos ó á dar gusto á la galería, que acude á juzgar la habilidad de los actores para el desempeño de sus respectivos papeponer cinco duros á la sota de espadas. k CRÓNICA, JUICIOS ORALES Con un audítorío- que va á divertirse y que no safe defraudado, entre tantas risas y carcajadas se llega fácilmente á eso de los crímenes pasionales, que conquistan la benevolencia del público porque quiere que la pieza tenga un desenlace apacible que no altere el buen humor que han despertado las escenas anteriores. Un sujeto no quiere aguantar los desdenes de su dama y la mata; otro aspira al favor de una mujer que no le quiere, y la mata; otro se empeña en continuar las relaciones que ella da por terminadas en uso de su derecho, y la mata; pues todo esto es pasional, y por lo mismo hay juicios en que falta muy poco para que el abogado defensor no pida un premio para su defendido y la execración de la memoria de la muerta, que caso de haber sobrevivido al tiro ó á la puñalada, debía ir á presidio por no haber hecho la voluntad de su adorador, sabiendo que era hombre de malas pulgas y capaz de tomarse la justicia barata que cada uno tiene en sus manos. Un hombre ahorcado, decía Voltaire, no le es útil á la sociedad para nada, y es cierto; pero un hombre homicida absuelto por pasional, tampoco le puede prestar á la sociedad grandes beneficios, como no sea el de proteger la industria de las navajas y revólvers, cuya necesidad queda sancionada por los mismos Tribunales de Justicia. Hay quien abomina del tango del Morrongo y adora los tangos hablados que en los juicios orales recitan algunas procesadas. Los abogados y fiscales escudriñan las acciones cometidas con preguntas que van al fondo de las cosas; los que contestan han jurado decir verdad, y la dicen muy crudamente. El pudor de los oyentes no se ofende allí como en el teatro. Las risas del auditorio subrayan las frases, que por punto general no necesitan de esta aclaración para ser entendidas por todos y por todos. Algunas veces son los reos quienes se avergüenzan de que sirva de espectáculo la relación de sus debilidades íntimas. Pero eso no importa; que se fastidien, para eso son reos, y el juicio debe tener una forma amena que entretenga á los abonados. La vida es corta y hay que pasarla á carcajadas, que no cuestan dinero como los tragos, que era la fórmula antigua de aguantar la existencia. EMILIO S Á N C H E Z PASTOR CURIOSIDADES Y no vayamos á echar también la culpa de esto al clericalismo ni á los jesuítas. Republicano y bien republicano es el Ayuntamiento de Valencia, y no se ha parado en barras para crear un nuevo impuesto sobre las entradas de los teatros, ni más ni menos que si le autorizara para ello una ley votada en Cortes. Y no crean ustedes que se trata de una pequenez; se trata del 5 por íoo del ingreso total, que viene á ser lo mismo que pedir á cada empresa diez duros diarios. ¿Ustedes saben de algún contribuyente por territorial ó industrial, entidad bancaria ó sociedad explotadora que tenga que entregar al Ayuntamiento cincuenta pesetas todos los días? Pues eso es lo que se les ha ocurrido á los cultos ediles valencianos para desengrasar. Ellos se 1 os habitantes de Marte tienen un día cuarenta y un minu TM tos más largo que el nuestro. En Francia trabajan para ganarse la vida 6.3oo.ooo mujeres. De éstas, 2.700.000 se emplean en los trabajos agrícolas. tíg sS. En la población de Londres nay por cada mil habitantes, trescientos cincuenta que han nacido en provincias. t S El impuesto de perros de lujo en Francia produce un T impuesto de diez millones de francos, lo que supone unos 800.000 favoritos de la raza canina cffir El ejército inglés cuenta con ciento veintinueve oficiales que tienen títulos de intérpretes del francés; ciento seis del ruso; ochenta y uno del alemán, y uno del holandés. La popularidad del billar disminuye rápidamente en Francia, atribuyéndose al desarrollo de los sports al aire libre. El número de billares que pagan impuesto era de 96.000 en el año 1899. E) año último no ha sido más que de 89.000. csgisi Las plantas más largas son las marinas. Se conoce una variedad de las de los trópicos que, cuando llegan á todo su desarrollo, alcanzan doscientos metros de altura. c Oví Por término medio, necesita un hombre para morirse por falta de aire cinco minutos; por falta de agua, una semana; por falta de sueño, diez días. 3 4, Entre mil solteros se encuentran treinta y ocho criminales, mienttas que éntrelos casados sólo suele haber el dieciocho por mil. 1! TN Í Cámara húngara es la más numerosa del mundo. Cuenta setecientos cincuenta diputados. cgN as aldeanas de Noruega necesitan saber coser, hacer í S media y hacer pan, para poder casarse. Estas cosas las aprenden generalmente antes que á leer y escribir, SgTNi Roma tiene 2.684 años; Marsella pretende tener 2. íoo; Cassel (Prusia) cumplirá 1.000 años en 1913. El rincón más sano del mundo debe ser seguramente la pequeña aldea de Aumone, en Francia. Tiene 40 habitantes, y de ellos i5 cuentan más de ochenta años cfg fri Por cada muerte repentina entre las mujeres se registran ocho entre los hombres. c $3 v La espuma de mar- -una tierra que contiene sobre todo magnesia, y que se encuentra preferentemente en el Asia Atener- -se empleó por primera vez para hacer pipas en 1723. Alemania tiene en la actualidad ocho millones de homles, teniéndole sin cuidado que la verdad aparezca, con bres que han jurado la bandera y que están todavía sometidos tal que sea todo ameno y entretenido. á la ley militar. Al lado de la gracia está la retórica; la retórica, que La fábrica de Krupp acaba de fabricar la plancha de ha perdido á la patria en el Parlamento, es ahora un ele- blindaje más grande que se conoce. Pesa 106 toneladas. mento principal en los juicios. El reo Fulano, se oye de- cjgivS, En Servia, con i.3oo.ooo habitantes, hay 595 personas cir en las Salesas, escapará bien porque su abogado es de cien años y más; en Irlanda hay 575; en España hay 401, en una población de 17.000.000; Francia, con 38.000.000 un orador maravilloso. El autor de tal crimen tiene suer- tiene 2i3 centenarios. En Inglaterra hay 192; en Alemate porque le toca un fiscal que habla muy mal ¿Y ésto nia, 78; en Noruega, 23; en Suecia, 20: en Dinamarca, 2, y qué quiere decir? ¿Que la aplicación de la ley depende de en Suiza ninguno. las dotes de elocuencia del que ataca ó defiende? ¡Pues cígovS. Un arqueólogo inglés afirma que el biberón era usado vaya una justicia la que se manda hacer en estos tiempos! ya en tiempo de los romanos, los griegos, los egipcios y Parece que esos actos debían ser muy severos en su probablemente los asirios. En el viejo cementerio romano del forma; parece que de ellos debían estar excluidos los Santo Sepulcro, en los alrededores de Cantorbery, se ha enchistes, las galas retóricas, los éxitos de frase, los ras- contrado un biberón de barro rojo cocido en el enterramiento de un niño. gos de agudeza, etc. etc. pero nada de eso: hay juicios donde no falta más que la música para que resulten tan divertidos como la cuarta de Apolo, y de ahí que sean pequeños los locales del Palacio de Justicia para estas funciones, y de ahí que se busque en ellos una localidad e ha hablado mucho durante ios últimos días de la cárcon más interés que para ver una compañía de cómicos cel de la Coruña, apropósito de los repetidos alboro extranjeros. tos de presos que, sugestionados por la aureola del iriste- DE TODO UN POCO S ir- -m T- irrnTrnrnniriimmln iiimii irn