Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿y qué creerás que hizo el muy tunante? Pues horizontales Bota de charol, de la consabida forquedarse con el pelo bueno y devo verme otro ma grand bottier. Camisa con pechera á grandes color de café con leche, que Dios sabe de quién tablas; cuello Ideal, puños Jliglon, y gemelos de Nuestro joven y elegante amigo el diputado será. Pues bien; tú que eres diputado debes pre- oro á cadeneta con piedras finas. La corbata es de señor Pellejín continúa ejerciendo sus delicadas sentar un proyecto de ley obligando á los pelu- un exquisito y delicado gusto; de seda, fondo blanfunciones en colaboración con su mamá, cuyos queros á que respondan de los pelos que se les co y grandes dibujos con motivos ari nouveau, de pies besamos. entreguen. color violeta, verde claro ó rosa pálido; pero el Pellejín es de los primeros que acuden á la- -Hay que espelal que se constituya el Congleso. color dominante es el violeta. Anudadla con sesión y de los últimos que abandonan el palacio- ¿Pero no eres amigo de Sil vela? mucho arte y mucha elegancia, que también esto de la Representación nacional. -Sí, señóla. tiene su chic. Llega, dirígese corriendo al Salón de sesiones, -Pues entonces no debes esperar. Y sobre F. MORA sube los escaños, abre el pupitre con estrépito y todo, de algo ha de servirme el haberte tenido en París, i5 Junio de jpo 3. se pone á escribir muy de prisa, no sin lanzar an- Jos brazos cuando eras chiquitín; parece que te tes sus ardientes miradas á la tribuna de señoras, estoy viendo con aquella cara de torta. ¡Qué feo como si quisiera decirlas con los ojos: eras, hijo mío! -Soy yo, Pellejín, perteneciente á la respeta- -Sí- -dijo la madre, -era feíro; pero muy desble mayoría parlamentaria. ¿Parece mentira, ver- pejado. Ya revelaba entonces lo que llegaría á ser. I a verdad es que de vez en cuando se observa algún rasgo, algún adelanto, alguna reforma, que, digan dad? ¡Tan joven y ya diputado! Esto que estoy Pellejín, poseído de su interesante papel, pro- lo que quieran los pesimistas, revelan un paso adelante y escribiendo es interesantísimo. mete á aquellas señoras hacer uso de toda su in- hacia lo que hemos dado en llamar europeización La De cuando en cuando Pellejín apoya el man- fluencia por servirlas, y acaba diciendo para sí: Prensa tiene tanto que criticar, que, una vez la velocidad go de la pluma en la frente y medita. -Yo estoy en el caso de complacer á todas las adquirida, apenas tiene tiempo para ver lo plausible. ¿Qué escribirá aquel joven diputado de la amigas de mamá, porque á ella debo el ser y En punto á ferrocarriles, por ejemplo, tiene con frecorbata verde? -pregúntanse las cursis. cuencia que reseñar catástrofes ó deplorar deficiencias cuanto soy y cuanto valgo; pero si no lograse mi del servicio. En muy una- -Es muy guapito. propósito, entonces, sépalo Maura, sépalo Silve- banza. Ello es efecto, rara ocasión tiene á mano de laalacomo decimos, del vicio ve- -Y tiene una mano muy blanca. Ja, sépalo el mundo entero: si no logro lo que locidad adquirida en la función de criticar. Y sin embar- -Quizás esté preparando algún discurso. pido, me voy decididamente con los liberales, ó go, el elogio se impone á veces. Una persona con quien Entretanto, Pellejín escribe lo siguiente: con los tetuanistas, ó con Nocedal. ¡Pues bonito nos unen muy estrechos lazos, y la que ha visitado mu Cosas que tengo que hacer oy J 8 de Junio) genio tengo yo para aguantar desaires! chos países extranjeros, ha hecho recientemente un viaje yevar los gemelos al óbtico para que los limpre, á Sevilla. Hay que oiría ponderar las excelencias del tren Luis TABOADA comprarle dos merenges á mamá y hafeitarme. expreso que hace el recorrido de Madrid á la capital andaluza. El material es nuevo, lujoso, admirable. Nada La campanilla presidencia sorprende al joven falta en el tren para la comodidad del viajero: decoradiputado en su importante tarea. ción suntuosa, calefacción, alumbrado eléctrico á toda y MODAS MASCULINAS- -Ábrese la sesión, dice el Sr. Villaverde. camas, tocadores, Pellejín cierra el pupitre, guarda en el bol- I e grand Prix! Pasó por fin el deseado día. á media luz, todos los salones, restaurant, comunicación fácil entre cuanto pueda apetecer el sillo el papel y se dispone á prestar todo su Ese día que forma época en los anales del viajero más exigente y cuanto ofrecen los ferrocarriles concurso á la obra parlamentaria. turf y de la moda parisiense; el día clásico y sacra- más renombrados de Europa. En cuanto abre la boca un diputado ministe- mental en que le iout París, congregado en LongPosible es que de esta mejora en la línea de Madrid, rial, ya está Pellejín con el oído atento, espe- champs, exhibe los gustos de Ja más exquisita y Zaragoza y Alicante no se hayan apercibido más que los rando la ocasión de poderíe aplaudir. refinada elegancia. El día tan ambicionado, y tan viajeros que han circulado por ella- -al menos no re- -Bien, bien, -grita agitándose en su asiento. temido á la vez, por les grands faisseurs. cordamos haber leído nada que á tal novedad se refieSi es Maura el que perora, espera que termiEl día dichoso en que los que no pudieron alcan- ra, -repitiéndose el caso cómico llevado á una zarzuela ne su discurso y baja precipitadamente los esca- zar esa suprema jerarquía, los modestos tailleurs, muy popular cuando dicen dos de sus personajes: -Es un sabio compatriota nuestro, y no lo sabíamos. ños para estrecharle la mano con efusión. van á apoderarse del terrible secreto profesional, ¡Eso nos sucede siempre á los españoles! ¡Admirable, admirable, D. Antonio! -le dice guardado como precioso tesoro. Por eso nosotros consignamos el hecho, para que seentusiasmado, y vuelve á ocupar su asiento. Al fin han sabido cuál es el dernier cri de la pan Jos que no viajan por aquella línea, y aun los que no Y así se desliza la plácida existencia de Pe- moda, ¡de la gran moda! Ya pudieron verla, es- viajan por ninguna, que la europeización se observa llejín. cudriñarla, comentarla, adorarla ó maldecirla. Ya ya, por fortuna, en algunas cosas españolas. Felicitamos Su mamá suele asistir á la tribuna, y desde allí pueden ofrecerla como rica primicia á la burgue- á la Compañía. le alienta con la mirada y le hace señas significa- sa clientela. Pero... ¿cómo? marchita y falta de ¡Ah! y conste, para destruir malignas suposiciones, tivas. La otra tarde, cuando habló Llorens sobre ese supremo cachet, de ese supremo arte del que que en esta casa nadie viaja con billetes de favor, sino con el billete que se adquiere en taquilla al precio ordilos sucesos de Valencia, la mamá envió á su hijo sólo el grand faisseur es poseedor. una cartita por un ujier, diciéndole: ¡Oh, Longchamps! Tú decidiste hoy, lo mismo nario y á cambio de buena moneda contante y sonante. Procura tomar parte en la discusión. Puedes de la suerte del severo y estirado frac, que de la decir que has pasado dos veranos en San Sebas- sencilla y bella corbata; del ceremonioso pantatián, y que allí tuviste ocasión de notar que Ro- lón negro, que del brillante puño de camisa. drigo Soriano es hombre cruel y sanguinario. De- Todo, todo se decretó hoy; vuestra suerte está 1- -1 EMOS visto el número que Blanco y Tiegro publicará muñaña sábado y no vacilamos en calificarle de notabilíbes darte á conocer y aprovechar el discurso para decidida; todo quedó consagrado, hasta que un Cuatro gran fuerza, cuaensalzar á Maura como ministro y como miembro nuevo capricho, una nueva volubilidad venga á simo. de Muñoznotas artísticas dePía, Andrade hermosos apadros Lucena, Cecilio y Sádaba del Sagrado Corazón de Jesús. -Tu madre. condenaros á eterno olvido. Bello ó raro, extra- recen reproducidos en policromía con la más delicada exactiPellejín no se ha atrevido hasta ahora á pedir vagante ó gracioso, cómodo ó no, habéis de acep- tud, llamando- singularmente la atención el paisaje Campo de la palabra, pero la pedirá el día menos pensado tarlo. Los arbitros de la moda así Jo han dispuesto. rosas, de Ángel Andrade, y el Fragmento de un lecho en el palacio Plá. Muy con motivo de la discusión de un acta grave. Aceptadlo, pues, sin murmurar; cumplid con las de la infanta Isabel, por Cecilio Monasterio curiosas son informaciones relativas al famoso de Poblet y Hoy por hoy, vive dedicado á las sesiones y á resignación la sentencia, que si es terrible para el á la Cantina escolar de Madrid; graciosísimo el croquis de servir á los amigos políticos y á las amigas de su bolsillo, en cambio os proporcionará una ex- Atiza referente á la verbena de San Antonio, y muy amenas las notas novelescas y poéticas que firman Arturo Reyes, Gatraordinaria y delicada elegancia. mamá. baldón, Pérez Zúñiga, Deusdedit y Zahonero, ilustradas por Y ahora, ahí tenéis la más elegante, la más Chiorino, Méndez Bringa, Xaudaró, Estevan y Francés. Llega una á su casa y le dice: -Tengo que pedirte un favor ahora que eres bella expresión del dernier cri de la toilette de ves- Las actualidades de la semana las recoge Slanco y Negro con extraordinaria diligencia é inteligente selección. tir de la presente estación. diputado. -Usted dirá. En el chaleco está toda la originalidad, todo- -El marido de mi lavandera, que es cojo, quie- el chic y el buen tono de esta toilette, que podéis re que le den un destino en Consumos compatible emplear desde las diez de la mañana y cambiar- ALMANAQUE MEMORÁNDUM con su cojera. la solamente para asistir al teatro ó á la reunión. l E R N E S 19 El Sacratísimo Corazón de Jesús; Santa Ju iana de Falconeri, virgen, servita. La Misa- -No veo... Empecemos, pues, por él, aun á trueque de y Oficio Divino son del Sacratísimo Corazón de Jesús. Rito, -Sí, hijo, sí; hay unos destinos de matronas cambiar el orden natural de las cosas. doble, primera clase; color, blanco. Cuarenta horas: Religioque no exigen movimiento alguno, puesto que se De una tela especial, una especie de piqué de sas Salesas. SMigí 1867. Fusilamiento del emperador Maximiliano. desempeñan sentados. Es preciso que hables al seda, con fondo blanco y dibujos muy variaEl día dura quince horas y cuatro minutos. alcalde. dos y muy lindos algunos, es cruzado con un CÁ Silverio, papa y mártir, Santa- -Pelo... ancho chai y dos hileras de seis botones... ¡Pero B A D O 20 San virgen; San Inocencio, obispo. Florentina, La Misa- -No me vengas con disculpas. ¿No eres dipu- qué botones! Los más ordinarios son de nácar y Oficio Divino son de San Fernando, rey. Rito, doble, pritado de la mayoría? ¿No tienes la confianza de con filigranas de oro. mera clase; color, blanco. Cuarenta horas: Religiosas SalePor aquí, les bijioutiers de los grandes bouleva- sas. S 3 Sil vela? 1898. Los yanquis se apoderan de las islas Marianas. res y avenida de la Opera, dan el juego de estos- -Sí, pelo... El día dura quince horas y cuatro minutos. botónalos medio regalados. -Nada, nada; cuento con tu apoyo. T OMINGO 21 El Purísimo Corazón de María; San Luis Desde cien francos á mil podéis dedicar á J -Sí; tú estás en el caso de hacerte valer- -aña- -G onz aga; San Eusebio, confesor. La Misa- -de la madre. -Pídeselo á Portago, y si no te sir- este insignificante detalle del chaleco. Figúrense y Oficio Divino son del Purísimo Corazón de María. Rito, ve, haces una interpelación y le confundes públi- ustedes si con mil francos de botones se puede ir doble mayor; color, blanco. Cuarenta horas: Parroquia del Corazón de María. camente. Así empezó Romero Robledo, y ya ves elegante... pero muy elegante. ¡Ya lo creo! 1890. Pruebas oficiales del submarino Peral. La levita es de un paño especial, una especie de adonde ha llegado. El día dura quince horas y cinco minutos. Otra amiga de la mamá fue la otra tarde á ver vicuña de color gris muy obscuro, un gris de una 1 UNES 22 San Paulino, obispo; Santa Consorcia, virgen; el beato Felipe de Florencia. La Misa y Oficio tonalidad whistlerienne. á Pellejín y le dijo: Cruzada y bastante amplia de faldones, y lar- Divino son del Patrocinio de San José. Rito, doble, segunda- -Ahora que estás en el Poder, necesito que gos hasta pasar algo el nivel de las rodillas; cue- clase; color, i; blanco. Cuarenta horas: Parroquia del Corazón me sirvas. de María. s $llo pequeño y solapas recubiertas de seda, con las- ¿De qué se fíala? 1838. Espartero se hace dueño de Peñacerrada. El día dura quince horas y cuatro minutos. -Verás. El sábado entregué á un peluquero puntas algo embotadas; abrocha por seis botones. Ninguna variación en los pantalones; siempre que hay en Ja calle de Ja Gorguera un mechón No se devuelven los originales de pelo castaño para que me hiciera un añadido. recto, casi ajustado y ceñido sobre el pie; pequeIMPRENTA DE BLANCO NEG 11O J) El pelo era de una persona de toda mi confianza, ña pestaña en las costuras exteriores, y bolsillos VIDA LA LLEJ 1 N EN BROMA. MAS PE- A LA EUROPEA Sueltos diversos