Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DEAS Y NOTAS MILITARES. TESTAMENTÓ DEL EXREY MILANO. EL EJERCITO EN SERVIA Tiene hoy triste actualidad una interesante actualidad, una interesante parte del testamento político del exrey Milano de Servia, escrito en forma de epístola dirigida á su infortunado hijo Alejandro, el rey que acaba de ser asesinado. -Una indiscreción de un amigo, del conde de Takono, hizo público ese testamento, y la prensa militar extranjera fue la primera en comentarle, especialmente por lo que se desprendía de las siguientes frases, que han resultado verdaderas profecías: Hijo mío, desconfía de los hombres y no tengas para ellos más que desprecio. Mi mayor falta ha sido creer en su probidad. Bien siento esto; no hay en el mundo ni fidelidad ni honradez. Todos los que te rodean son venales y capaces de hacerte traición. Trata, hijo mío, de levantar el prestigio del trono. Somos débiles porque somos pobres. La fortuna es una potencia aun en la vida de los soberanos. H e ahí la razón porque no debes permitir que te den por esposa una mujer que no sea de tu rango. Es preciso que hagas un buen casamiento. En la política interior puedes hacer concesiones á los partidos; pero en la exterior, sé tu mismo tu ministro. Manten amistosas relaciones con Austria- Hungría, y no te dejes intimidar por Rusia. Si podemos contar con Austria- Hungría, cuya amistad es precisa, Rusia no puede hacer nada. Entre mis papeles encontrarás el proyecto de una confederación balkánica. Trata de ganar para ello la adhesión de Austria- Hungría y de Alemania; de este modo asegurarás la existencia de Servia y la dinastía de los Obrenovitch. El infortunado monarca que de un modo tan tétrico acaba de morir en Belgrado, ni atendió los consejos que se desprenden de las líneas que acabamos de copiar, ni cultivó como debía el afecto y la moral de su ejército, base del desenvolvimiento de los planes que palpitan en el testamento de su padre. El ministro de la Guerra es indistintamente en Servia un coronel ó un general. El gran Estado mayor, ó Estado mayor central, depende del Ministerio, y tiene á su cargo todo lo relacionado con la preparación de la guerra. El ejército activo es, en tiempo de paz, de 22.000 hombres, con unos 5.000 caballos y 200 bueyes para transportes. En pie de guerra pueden poner los servios unos 270.000 hombres. El servicio militar es personal y obligatorio, y el contingente anual que se instruye en las filas militares es de 16 á 17.000 hombres. La organización de aquel ejército es divisionaria: tiene cinco divisiones, que se subdividen en tres brigadas, constituyéndose éstas por cuatro batallones. La Academia militar para formar la oficialidad del Ejército, se halla establecida en Belgrado, cursándose en los dos primeros años de permanencia en ella los estudios generales, y en los dos últimos los oficiales que quieran ampliarlos para Estado mayor, Artillería é Ingenieros. La Infantería se halla organizada en treinta regimientos de á dos batallones, la de primera línea; la milicia, dividida en dos bandos, se constituye con treinta regimientos el primero y quince el segundo. La Caballería la constituyen en tiempo de paz cinco regimientos de á cuatro escuadrones, y el escuadrón de la guardia real. En tiempo de guerra se aumentan á estas tropas de primera línea diez escuadrones, y la milicia proporciona quince, cinco de ellos de depósito. La Artillería la tienen organizada en cinco regimientos de campaña de á nueve baterías cada uno, una batería á caballo y un regimiento de artiJlería de plaza. El armamento de estas baterías es del sistema francés de Bange, de ocho centímetros. Las tropas de Ingenieros están constituidas por dos batallones y medio, uno mixto minadores, telegrafistas y ferrocarriles, y uno y medio de zapadores. Los servicios auxiliares los tizne, el ejército servio bastante bien montados. El fusil es de repetición, sistema Maüser, modelo 1898, de calibre de 7 milímetros, con cargador de cinco cartuchos y pólvora sin humo. Las tropas de segunda línea usan también fusi- El Sr. Rada y Deigatfo tampoco perdió el tlenpo; más aún, le aprovechó mejor que Cock, pues no sólo estudiaba, al pasar, el origen y arquitectura é historia de palacios, templos y hasta pedruscos y mosaicos: ocupábase también, por todo lo alto, en estudiar el origen é historia de las poblaciones en que descansaba. Realmente, sólo atravesando España en veloz silla de posta se puede conocer al verdadero pueblo, al que representaban aquellos tostados castellanos que en pleno Agosto salían á dos leguas de las aldeas sufriendo el peso de las clásicas capas de paño de Astudillo, de larguísima A. YER Y HOY Las recientes excursiones de nues- esclavina y cuello tieso de una cuarta de alto, el lujo de tro joven Monarca á los Sitios rea- las grandes solemnidades. ¡Qué viaje aquél! ¡Qué entusiasmo! iQué de comparles, y los ya anunciados viajes de S. M á Cartagena y más tarde por las costas de Galicia, hacen venir á nues- sas de niños vestidos de blanco y zagalones, retostados tra memoria otras regias expediciones cuyos minuciosos por el sol, con trajes de percalina y gasa rosa y coronados con plantas aromáticas! ¡Qué de arcos triunfales y relatos leíamos no há mucho. En estos últimos días la Prensa refería á sus lectores lluvias de poesías, flores, palomas, y hasta de valses coque la Familia Real había salido de Madrid para El Esco- reados! El día 23 de Julio llegó la Familia Real á las cercanías rial ó Aranjuez á las nueve de la mañana, y que por la tarde á las seis y media despachaba ya en la corte con de Valladolid, y en una magnífica posesión que se adornó con mucho arte se mudó Isabel 11 de traje, poniéndose sus consejeros responsables... Esto, que para la generalidad resulta hermoso, es mu- uno de seda rosa y en la cabeza mantilla blanca de casco, cho más admirable para los que conocen por las cró- la mantilla española por excelencia... El pueblo vallisoletano no cesaba de aclamar á su reinicas los viajes penosísimos, incómodos, eternos que hacían nuestros antepasados, con innumerables paradas na, á la que llegaron á besar en el rostro en ocasión en sin fin en pueblos de los que hoy apenas se da cuenta, que, á pie, se dirigía desde el histórico templo de Í- J no ya el Rey, ni el que se considera como viajero in- Pablo á su palacio. El 5 de Agosto llegó la reaia comifortunado por tenerse que meter en trenes mixtos... tiva á Gijón y el 1 2 á Lugo Al siguiente día la corte regresó á Madrid por VillaTodo tiene, no obstante, sus ventajas. Y no nos referimos con esto á las que encontraba el franca, Astorga, Benavente, Arévalo y Escorial, entransaladísimo López Silva en el tren botijo, que cuesta mu- do en la capital de España el 21 de Septiembre. La Reina volvió del viaje muy satisfecha, pero rendichismo menos y tarda muchísmo más ventaja parecida á la descubierta por el catalán en el eicamuelas que por da, amigos míos, muy rendida como dijo á sus minisdos pesetas empleaba á su familia y dependientes en ex- tros el día en que llegó á la corte. Hoy... hoy cena el viajero en Madrid y se desayuna traer un raigón, mientras que el otro despachaba él al siguiente día en San Sebastián. solo y en un minuto y llevaba cinco... El pasado verano salvó el tren real los 614 kilómetros No nos referimos al fruto que ayer, como quien dice, se podía sacar de aquellas lentas caminatas, y el máximo que separan Madrid de la capital de Guipúzcoa en catorce horas, un tren compuesto de coches- salones en los posible hoy al atravesar España en sudexpres. Dígalo sino Cock, el famoso archero del rey Felipe que el arte y la riqueza dejan satisfechas todas las comoel cronista del viaje que el segundo de las Austrias hizo didades. ¡Y quién sabe si en este mismo siglo resultarán pesaá Tarazona para celebrar Cortes. ¡Qué de cosas vio y apreció y hasta estudió en su ca- dos esos trenes, lentos y perezosos, porque el globo, sin minata, no obstante marchar delante de la regia comitiva necesidad de carriles, nos transporte en minutos de uno con la ardua misión de buscar aposentamientos para á otro extremo de la p: nínsula! ¡Pobre Felipe II, qué temporadita se pudo evitar repríncipes y magnates! trasando su nacimiento cuatro siglos! Mas para todo había tiempo. El rey Felipe 11 salió de Madrid para Tarazona el FIDEL P É R E Z M Í N G U E Z día 3o de Mayo de 1592, á las seis de la tarde, en carruaje, y logró llegar aquella noche ¡á Pozuelo! molido, sin duda, pues se acostó para continuar al siguiente día TRAVÉS DE LA FRONTERA. PREla caminata. DICCIONES FÚNEBRES El 31 pernoctó el rey en Torrelodones, y el 1 de El asesinato de los Reyes de Servia ha sido una sorJunio en Guadarrama. Ahora se comprenderá cómo el archero famoso pu- presa para todo el mundo... menos para los adivinadodiera decir en la crónica del viaje, al llegar á El Esco- res y quirománticos que andan rodando por esos munrial el 2 de Junio: Este pueblecillo tiene ochocientos dos de Dios. Sus declaraciones llenan bastante espacio en algunos vecinos y es gente rica y de buenas costumbres. Hay poco pan y vino, muchos pastos. La iglesia está bajo la periódicos extranjeros. Todo lo tensan previsto y hasta preadvocación de San Eutropio, y hay además un monaste- dicho. Lo malo para Alejandro y Draga ha sido que no rio de Beatas y un hospital, etc. etc. Y lo describe se lo anunciasen á ellos, los orimeros v mis directamente interesados en el asunto. todo largamente y á su manera. Uno de ellos, Papus, no sé si el de la urna que tanto El hijo de Carlos 1 descansó tres días en Segovia. gusto dio al respetable público madrileño, asegura que ¡Cómo llegaría S. M No obstante, tuvo humor para presenciar una corrida había anunciado la tragedia de Belgrado meses antes de de toros y asistió á una misa, siempre acompañado de ocurrir, como anunció previamente la catástrofe de San Pedro de la Martinica. sus hallebarderos. Otro adivinador, el doctor Star, ha dicho textualmenEl 20 del propio Junio uegó la real comitiva á La Seca, y Cock refiere que en todo aquel término no se te: Debo confesar, sin buscar gloria, que lo ocurrido podía poner el pie en el suelo sin matar varias langostas. en Belgrado no me ha sorprendido. Lo había predicho Al salir el Rey de Tordesillas mandó abrir su coche el día 1. de Enero de este año en un periódico de Papor todas partes y fue así subiendo ooco á poco la cues- rís. Tenía la certidumbre absoluta de que los reyes servios serían asesinados en 1903. Como la tengo, desgrrta próxima á Simancas. ciadamente, de que se acerca el día en que correrá la Los botijistas llegaron á Valladolid el 29 de Junio. Por cierto que el amigo Enrique Cock puso de oro y sangre sobre el trono de Inglaterra y el del Japón. El profeta, y como se ve, no en su tierra, pues nada azul á mis paisanos, encontrando en abundancia en la propia cuna de su amo y rey las nueve pes, cinco más de ha dicho de Francia, hizo una pausa, frunció el ceño y las que componen la clientela del abogado principiante agregó con tono sentencioso: ¡Teman también los príncipes de la iglesia! El de hoy. En fin, pues no es cosa de hacer tragar al lector tanto polvo de carreteras, el gran monarca llegó al final año de 1903 no acabará sin que la sangre de uno de ellos sea derramada. de la jornada ¡el 3 o de Noviembre! El periodista que interrogaba al fúnebre adivinador En Tarazona permaneció Felipe 11 cinco días, y el 3o de Diciembre pudo desentumecer sus miembros en debió desmayarse, temiendo que le anunciase su propia el alcázar de Madrid, después de rodar siete meses, seis defunción; pero pudo más el instinto periodístico y le de ellos lo menos metido en una caja de badana, por preguntó: ¿Dónde ha visto usted anunciadas tantas desdichas? las polvorientas llanuras castellanas y aragonesas. ¡Ay, amigo mío! -repuso el doctor. -Mis predicDespués de lo expuesto, deleita la lectura del viaje ciones son el resultado del eclipse anular de luna que se que realizó Isabel 11 en el mes de Julio de í 858. La Reina tal vez más popular que ha habido en Es- verificó hace algunos meses. Consulté después mis tablas paña, salió de Palacio el 11 de Julio del año indicado, á habituales del horóscopo, y pude afirmar los sucesos, reapoco más de las cinco de la tarde, para recorrer Casti- lizados unos y por realizar los otros. Las consecuenlla, Asturias y Galicia. D Juan de Dios de la Rada y cias, por terroríficas que sean, son matemáticas. La ciencia Delgado reunió en un grueso volumen la crónica de la de los horóscopos es una ciencia exacta. Dijo y enmudeció. expedición. Estos profetas suelen ser feroces en sus cosas. Doña Isabel II y D Francisco de Asís, su esposo; el Lo que tiene es que ocurre con ellos lo que con el Príncipe de Asturias, después D Alfonso XI en brazos de su nodriza, y la Infanta Doña Isabel en los de su gitano del cuento del gitano, cuya paternidad se atribuaya, ocuparon la magnífica silla de camino que el último ye á Albareda. Muy conocido es, pero no viene mal, como mot de la fin, para endulzar la amargura que á monarca francés regalara á la Real Casa española. La comitiva, compuesta de 66 personas, sin contar la aquellos de nuestros lectores que crean en esas cosas les servidumbre inferior, mozos de oficio, de ramillete, et- produzcan las alarmantes predicciones del doctor Star. Era un gitano ciego, que con sólo poner la mano socétera, ocupaba varios carruajes. La velocidad de la silla de posta- -decía asombra- bre un caballo, decía el color del pelo del animal. ¿Y acertaba alguna vez? do el cronista- -permitió llegaran los Reyes en la madru- ¡Ni por casualidad! gada del 22 á Villacastín, en donde se celebró por la AEMECÉ tarde el primer besamanos. les sistema Maiiser- Milanovitch, Martini y Berdan I I Juzgamos que di be ser envidiable para algunas naciones de Europa la organización de este ejército servio, que hoy ha reconcentrado sobre sí la atención del mundo. FERNANDO A L C A Z A R R E Ñ O A r nrir T- nmi irr- rnT T