Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LAS FERIAS DE CACERES I jurante los últimos días del mes pasado se han celebrado en Cáceres las renombradas fe rías que anualmente organiza aquella capital. Siempre atraen gran concurrencia de gente extremeña, que verifica importantes transacciones de ganados y cereales, dando mayor atractivo á estas ferias los festejos, entre los cuales no faltan las indispensables corridas de toros. Las ferias de este año han estado también muy animadas, y de ello son testimonio las fotografías que publicamos, y que nos ha remitido, desde dicha capital un aficionado á la fotografía. CHNERAL DE LA CIUDAD DESDE LA FERIA ASPECTO DE LA FÍH 1 A DE GANADO LANAR V CABALLAR VIAJE MINISTERIAL UN BUEN MOZO I i n Pontevedra se ha regís- trado un hecho singular al hacerse el reclutamiento déla última quinta. Éntrelos mozos llamados á figurar en el reemplazo se presentó uno, José Tato Gago, cuyo retrato va al margen de estas líneas. Es José Tato todo un mozo, según puede verse y según pudieron apreciar los encargados tíe la talla, puzs marcó ésta una estatura de 95 centímetros. Sin embargo; tiene los diez y nueve, años que señala la ley para el servicio militar, y pronto cumplirá los veinte, pues nació el 24 dé Julio de i883. Es natural del Ayuntamiento de Carbia, parroquia de Brandariz, en la provincia de Pontevedra, y aunque nada debe en lo físico á la Naturaleza, tendrá que agradecerla el verse libre del servicio militar... por demasiado buen mozo. De todos modos, y dicho sea en desagravio de la legendaria gentileza de nuestra raza, el caso de Tato Gago no se registra frecuentemente. Constituye una verdadera excepción. Fot. J. Pintos á i i 1 ¿f 4 f H ABLANDO CON LOS LA NARANJERA 1 i v- niii i p T- n h h i o u n M i o i V i l -r i m e l n n n i- t i o J i C u k i i I n M u i a l í I il i ¡i J o D i i i i o n i.l h i J t m a i i r a r i1 í i n l c l i i i i l t o n- l i r i J i i. i i q u i l l a i i il i I n M I i 11 I- u o m -i i i r e it i n i i l l) n i r i d e iv. i 1 d e I Si C I IK I ifc Sin Simón el HUMILDES. LEGADA DEL MINISTRO DE GRACIA Y JUSTICIA A VALENCIA. SALIENDO DE LA ESTACIÓN DEL FERROCARRIL. ACTO SOLEMNE DE INAUGURACIÓN DE LA CÁRCEL NUEVA doctor Salillas. De la nueva cárcel publicó A B C hace poco tiempo varias fotografías. El ministro ha recibido en esta visita á la ciudad del Turia expresivas muestras de simpatía y popularidad, pues aparte los agasajos y atenciones de los elementos oficiales, el pueblo le ha aclamado y aplaudido al paso por las calles. No olvida la clase trabajadora que al Sr. Dato debe leyes que la favorecen, ni desconoce que el hombre que tuvo tan felices iniciativas siendo ministro de la Gobernación, las tendría también ahora en puesto más apropósito para desarrollar otras igualmente útiles qué en el que ocupa. El ministro, acompañado de las autoridades y seguido de numerosísimo gentío, ha visitado cuantos edificios notables hay en Valencia. El viernes por la mañana se verificó solemnemente la inauguración déla hueva cárcel, presidiendo el acto el ministro, que tenía á su derecha al arzobispo Sr. Espinosa y á su izquierda al capitán general señor Lóño, rodeados de todas las autoridades. El Sr. Dato pronunció un elocuentísimo discurso tratando de la ciencia penitenciaria con profundo conocimiento. Al Fot. V. M. Sierra fina fue muy aplaudido; El arzobispo bendijo el edificio y seguidamente se procedió tierra. Los pies, que á juzgar por la total armonía del á visitar todas sus dependencias. Después cuerpo deben ser menudos, van como navegando en za visitó el ministro la Casa de Beneficencia patones de recio cuero; las manos, también pequeñitas, y la Fábrica de Tabacos, donde fue objeto ásperas y sucias. de una cariñosa ovación por parte dé las- ¿Vendes todos los días? obreras, que además le obsequiaron con Q u i á no, señor; hoy porque es domingo; los días un juego de trinchante como muestra de de trabajo voy á la escuela; es decir... menos el lunes y gratitud por su ley sobré accidentes del trabaje Nuestro corresponsal, D. Fran- el martes, que va mi madre á lavar y tengo que cuidar á cisco Gómez, ha hecho con imponderable mi hermano chico. -fAh! ¿vas á la escuela... Entonces sabrás leer. actividad las fotografías que publicamos. La encontré entregada al ardor de una gresca, trabada con un arrapiezo que había intentado hurtarle una naranja. Separé á los contendientes, huyó el varón y quedó ante mí la hembra en actitud entre gallarda y confusa ¿Cuántos años tienes, muchacha? señorito. ¿Y cómo te llamas? Mercedes, para servir á usted. -Es morenucha y espigada, con greñas negrísimas que le caen sobre el rostro, y ojos pequeños, de mirar agudo, negros también. Lleva un delantalcillo resobado y grasiento, y por debajo de él asoma una falda ¿olor de Fots. F. Gómei