Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
COSAS Ovando me lo contaron, sentí el frió de una hoja de acero en las entrañas... como dijo Becker; porque la noticia de que se ha suspendido una carrera de automóviles á uno que tiene escrita de antemano una brillante crónica, le hace poquísima gracia. Para una vez que he sido previsor he resultado nonnato, como San Ramón, y allá fue mi crónica destinada á usos muy distintos de la publicidad. Pero ¿qué remedio? Si uno no se toma un poco de delantera, ¿quién es capaz de escribir á razón de i 20 kilómetros por hora? ¡Qué le hemos de hacer! Otros han perdido más, y había que verles la cara en el momento de la noticia. Porque ahora que ha pasado y están los ánimos más tranquilos, se puede decir: La suspensión de la vertiginosa, y dejo sólo el adjetivo porque el sustantivo está hecho polvo, nos produjo disgusto á la gran mayoría de los impresionables, que somos legión. ¡Señor! Que lo hubieran pensado antes; pero una vez empezada, ha debido seguir. Esto es lo mismo que tocar á banderillas cuando un toro está matando muchos caballos. ¡Silba segura! La idea de peligro excita el interés del público- -véase don ex Tancredo, -y las catástrofes, por mucho que compadezcamos á las víctimas, nos gusta presenciarlas. Al día siguiente de la cogida del pobre Espartero, me decía un aficionado lleno de pena: ¿Pero has visto qué mala pata? ¡Abonado toda mi vida al 8, y ayer no fui á la Plaza! En fin, que tuvimos que contentarnos con los turistas de los trece días, á falta de los carreristas vertiginosos, y que entretenernos con la contemplación de las señoritas disfrazadas de quinqué de petróleo y las gafas y zamarras de los caballeros, á quienes un amigo mío colorista, decadente á ratos, llama los buzos del polvo. En su obsequio colocamos en os faroles de! paseo de San Vicente unos papeles rojos ue pusieron aquello más á propósito para revelar placas fotográficas que para evitar el encueritrccíe los baúles que, con un mozo debajo, descienden á la Estación del Norte. 1 Fn descubrimiento de la semana. La población de Barreira, que viene á caer por el África Occidental, á la derecha según bajamos, es la única ciudad del mundo que tiene todos sus edificios públicos y particulares de zinc. Esta uniformidad es realmente nueva, pero no carece de precedentes aislados. ¡Las sardinas de latal í j t r o descubrimiento: Hace trece años que en una población italiana vive una colonia compuesta de 16 parejas, separadas del resto de la humanidad, que no hacen otra cosa que comer hortalizas y oir música de Wagner. ¡Felicitemos á Italia, pues realmente es una suerte para un país que en trece años no se hayan encontrado más que 32 tontos! CARLOS LUIS DE CUENCA -Se nos ha prohibido pasar recado. ¡No se pone pocos moños ese señor! Pues yo le aseguro que el día que necesite pedirle el voto á mi hijo, va á recibir un desengaño. ¡Caramba con el hombre, y qué tono se da! Pellejín ante la comisión. El diputado derrotado impugna el acta diciendo que se han cometido coacciones, que se ha falsificado el escrutinio, que la madre del diputado electo ha recorrido el distrito repartiendo sonrisas y bollos de aceite entre los electores, y acaba pidiendo que se declare grave el acta. Pellejín se indigna y rompe á hablar, diciendo á grandes voces: -Píotesto de todo cuanto ha dicho mi contlincante. No es cielio que se hayan cometido coacciones, ni que mi mamá hubiese kcolido el distliío íepaítiendo bollos. Lo que pasó fue que mi mamá llevaba en un saquito de viaje unos cuantos polvolones pala legalálseíos á una familia amiga nuestla, y al pasal por delante del colegio electolal se le cayó al suelo el saco y lo vio el plesidente de la Mesa; entonces mi mamá le dijo: ¿Usted gusta? y contestó el plesidente: Tómale un bollito y se comió tles ó cuatlo. Eso no tiene nada de palliculal, y cleo que no hay motivo pala dzclalal glave el acta. Lo que hay es que el candidato delotado me tiene mucha labia, y ha andado diciendo por el distlito que si yo ela tonto de capilote y si me había caído dos veces de la bicicleta. N o me he caído, no señol, polque llevo muchos años montando en máquina y soy socio honolalio del Cílculo velocipédico de Vuentelahiguela, y he sido campeón de Molalzalzal dos años seguidos. El candidato derrotado pidió de nuevo la palabra para decir que el electo no tenía arraigo en el distrito; que gracias á las malas artes del Gobierno había conseguido el acta, y que en justicia debía anularse la elección. Pellejín, al oir esto, comenzó á patear y á morderse los puños, como los niños cuando cogen una rabieta. -Píotesto, píotesto y píotesto- -gritaba. -De ninguna maneta pelmito que se anule la elección. Yo peltenezco á una familia muy distinguida, y no toleío que se me falte llamándome tlamposo... Llegó á tal punto la indignación de Pellejín, que se arañaba el rostro y tuvo el Presidente que prodigarle palabras cariñosas para que no le diera allí mismo una pataleta. Diéronle á beber agua con azucarillo; un diputado neurasténico le proporcionó una cápsula de éter sulfúrico que él usa para las discusiones, y merced á estos remedios Pellejín rompió á llorar. -Sí: eso le conviene mucho; que se desahogue- -dijo uno de la comisión. Y el acta de Pellejín quedó aprobada por unanimidad. COPLAS DE CIEGO Muy pronto, según Valverde, cuajó los dientes Luz Paje, y hoy que por vieja los pierde dice que está en el descuaje. La Junta organizadora de la Escuadra se ha reunido, y de lo que ha decidido poco se sabe hasta ahora; pero, lector, ya verás como la Escuadra en cuestión al fin queda en escuadrón, qui es menos y suena más. En Cuenca un automóvil sufrió averías y por muías tirado vino hace días. Si no pueden sin muías hacer el viaje... ya pueden esos chismes irse al garage. El domingo leí en una revista de la mañana: Hoy da fiesta en su teatro la condesa de Fuenclara. El coro de señoritas lo forman, con otrass varias, los señores Borbón, Souza, M. Agrela (éste me trata) Goyeneche, Méndez Vigo, y Loygorri. ¡Tiene gracia! ¡Y bien fuenclaro lo dice! ¡Demonio, que cosas pasan! ¿Cuándo me das un beso, querida Laura? -El día que la. prensa no hable de Maura. Aunque en desconcierto hoy día viven ciertas Sociedades porque les falta armonía para zurcir voluntades, ¿cómo ha de chocarme nada si hasta, según datos ciertos, hoy anda desconcertada la Sociedad de Conciertos? JUAN PÉREZ ZUÑIGA ALMANAQUE MEMORÁNDUM VIDA EN BROMA. LAUN DIPUTADO. APUROS DE I A nuestro joven amigo el diputado Sr. Pellejín no le han designado para formar parte de ninguna comisión parlamentaria, y esto le tiene molesto y aburrido. Además, su acta no ha sido aprobada todavía, y hasta parece que uno de los individuos de la comisión trata de interponer voto particular. Pellejín, al saberlo, ha experimentado un gran disgusto y fue á contárselo inmediatamente á su mamá. ¡Eso no puede ser! -ha dicho ésta. -Voy corriendo á ver al Presidente. Estaba Silvela en su casa leyendo La Época con verdadero deleite, cuando entró la amorosa madre que, como es sabido, trata á D Paco con mucha confianza. ¿Usted por aquí? -Sí, señor, porque acabo de saber una cosa que me ha disgustado mucho. ¿Qué sucede? ¿Por qué no le han aprobado el acta á mi chico, vamos á ver? -Tendrá alguna protesta. -Ya se ve que las tiene; pero yo creí que, dada la amistad que nos une, no rezaría con mi hijo eso de los votos particulares. -Yo no puedo evitar ciertas cosas. -Pues es necesario que reprenda usted á ios de la comisión, para que no molesten á mi niño. -Señora, ¿cree usted que se puede hacer eso? -Otros lo han hecho; y si no, acuérdese usted de Cánovas, que arrojó del partido á cinco diputados de la mayoría porque se burlaron de las orejas de mi esposo cuando era senador. Aquel sí que era un presidente enérgico; pero á usted le perjudica sobremanera ese carácter encogido y esa falta de resolución. Nada, nada, es necesario que le aprueben el acta á mi chico. -Tranquilícese usted. -Ha hecho bien la Providencia en darme enaguas en lugar de calzones. Si yo me viera hoy en el pellejo de mi hijo, iba á ver á ese señor de) voto particular y le ponía de vuelta y media... No se ría usted, que todo lo toma usted á broma. Parece mentira que no se interese usted más por nosotros, después de tantos años de amistad. Ay, si mi marido levantara la cabeza! Desde la casa del Presidente la mamá de Pellejín se dirigió al Ministerio de la Gobernación con objeto de ver á Maura, pero allí le dijeron que el ministro no recibía. ¿Que no recibe? M e extraña mucho. Dígale usted que soy la madre del diputado Sr. Pellejín. UEVES 4 San Francisco Caracciolo, fundador; Santa Saturnina; San Alejandro de Verona. La Misa y Oficio Divino son de la Octava de Pentecostés. Rito, sencillo; color, encarnado. Cuarenta horas: Iglesia de Montserrat. Animas. ENT 1 DERO TEATRAL. VARIAS l E R N E S 5 San Bonifacio, obispo de Maguncia, mártir; -g a n Doroteo, presbítero y mártir; San SanCOSAS cho, mártir. La Misa y Oficio Divino sr i de la Octava de- ¿Sabe usted, querido amigo, que va á ser punto menos Pentecostés. Rito, sencillo; color, encarnado. Cuarenta horas: que obra de romanos ver en su totalidad la trilogía de nuestro Iglesia de Montserrat. Ayuno. Témpora. Dánse órdenes. Vibuen académico y padre literario de cien mil demonios, Eugesita de altares en la Catedral. nio Selles? SkÁBADO 6 San Norberto, obispo y fundador; San Feli- ¿Y... pe, diácono; San Claudio, obispo. La Misa- ¡Usted calculel Losdomadores los estrenó Novelli; Loscaballos la compañía de Lara, y Las serpientes, no hace muchos y Oficio Divino son de la Octava. Rito, sencillo; color, encarnado. Cuarenta horas: Religiosas Trinitarias. Ayuno. días, el gran Zacconi, camino á estas horas de Bilbao, donde Témpora. dará algunas representaciones; de modo que el que quiera enterarse plenamente y á conciencia de cuanto Selles ha querido T OMINGO 7 La Santísima Trinidad. San Pablo, obispo expresar y simbolizar en la trilogía, necesita reunir á Novelli, y mártir; San Roberto. La Misa y Oficio á la compañía de Lara y á Zacconi para saber á qué atenerse, Divino son de la Santísima Trinidad. Rito, doble, segunda capricho irrealizable para el que no posea la fortuna de un clase; color, blanco. Cuarenta horas: Religiosas Trinitarias. príncipe, curiosidad digna de las extravagancias del empera 1 UNES 8 San Medardo, obispo; Santos Salustiano y Vicdor Guillermo, que lo mismo sirve para un fregado imperial -r o r j a n O confesores. La Misa y Oficio Divino que para un barrido artístico. son de San Aquiles. Rito, doble; color, encarnado. Cuarenta- ¿Y de qué se trata en Las serpientes? horas: Iglesia de San Ignacio. J ¡Friolera! ¿Ve usted á D. Eugenio tan correctito siemFerias en Tortosa. pre, así al parecer un alma de Dios? Pues es un formidable í ARTES 9 San Ricardo, obispo; Santa Pelagia, virgen apóstol del anarquismo á la chita callando. Es un anarquismo- -y mártir; Santos Primo y Feliciano, márel de Las serpientes, á primera sangre si se quiere, pero anartires. La Misa y Oficio Divino son de San Ubaldo. Rito, quismo al fin; y digo á primera sangre, porque el hecho de sencillo; color, blanco. Cuarenta horas: Iglesia de San Igpincharse una muchacha con una aguja, decide á su padre nacio. S nada menos que á provocar un tremendo choque entre dos Feria en Calahorra. trenes de recreo. Vean, según Selles, en qué cosa tan insignificante estriba el convertirse un buen padre de familia en J fllÉRCOLES IO Santa Margarita, r e i n a de Escocia; destructor de la especie humana. ¡Y pensar que si la muchaSan Máximo, obispo y mártir; San cha no se pincha, el tren habría llegado á su destino, sin Zacarías, mártir. La Misa y Oficio Divino son de Santa Marmás novedad que el indispensable retraso! Zacconi hizo con garita. Rito, sencillo; color, blanco. Cuarenta horas: Parrocariño su papel, y la obra ha sido cuidadosamente traducida quia de Santiago. por el distinguido periodista italiano Tedeschi. Luna llena el 9 á las 9 y 20 minutos de la mañana en- -Y la otra noche, ¿dónde se metió usted, que no asistió á Sagitario. Tiempo probable: tempestuoso con pocos días la tertulia? buenos. Los días duran esta semana próximamente quince- -Recibí una invitación de mi buen amigo Javier Cabello horas. y Lapiedra para que asistiese á la inauguración de una soRefranes de Junio: De los vientos de Junio, los de San ciedad de aficionados que, con el nombre de El Teatro, se proJuan ó ninguno. pone dar veladas artísticas muy agradables. Y que á estos modestos pero entusiastas dilettantis les animan los mejores No se devuelven los originales deseos, lo demuestra el buen gusto que presidió en la elección IMPRENTA DE BLANCO Y NEGRO de las obras inaugurales, que fueron El sí de las niñas y el castizo sainete de Vega La canción de la Lola, que interpretaron á maravilla. ¿Y el personal? -Es un ramillete de mujeres bonitas, con ángel y gracia. ¡Si quiere usted darle recreo y expansión á la vista, vaya usted á las veladas de El Teatrol Y de otras cosas, se habla de la próxima inauguración del Lírico como teatro de zarzuela chica; de la llegada de Emilio Mesejo, actualmente en la Habana, y de su vuelta á Apolo. ¿Y de estrenos? -Tenemos en perspectiva El corral, cuadro andaluz del autor de La macarena, que con música del maestro Mariani, GUÁS IJ nuevo en esta plaza, se estrenará en Apolo, y de El pelotón LliARESlDLjíÜrVÁijOS; Á SR AÍJECÍDOS de los torpes, dislocamiento cómico de Paso y Asensío Más, con gotas del maestro Pepe Serrano. Y DÍEZ AÑOS DÉ ÉxitÓ CONSTANTE Luis TABOADA J M JORGE FLOR 1 DOR 7- II r T TI HFrí 1 Ttnn i r r i TTrmmniii N iii i ninsiuíum i ¡BüranmTnr m