Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
un catálogo de librería, el famoso de D. Vicente Salva, es uno de los mas ricos y útiles inventarios de la Literatura española, y añadir que el Catálogo de Vindel, cuyo tercer tomo acabamos de recibir, lleva trazas de dejar tamañito al de Salva. Poco y mal conocida nuestra riqueza bibliográfica oficial por no haberse publicado, á pesar de todos los preceptos y reales órdenes, los catálogos de las Bibliotecas, y reducidas, por lo general, las publicaciones de libreros y editores á meras listas de libros, anunciados escuetamente sin ilustraciones ni comentarios, es muy de agrrdecer que un particular tenga la iniciativa y los arranques necesarios para dar á conocer millares de libros, muchos de los cuales nadie sabía que existieran, por no figurar en ningún inventario bibliográfico. Y es más notable aún el esfuerzo que representa esta obra, cuanto que su autor, Pedro Vindel, ejemplo peregrino del hombre que por sí mismo y sin ayuda de nadie se crea su personalidad, era hace quince años un mozo pobre y de escasísima cultura, á quien conocimos vendiendo libros viejos (no antiguos) en el Rastro. La bibliografía, como la medicina, tiene mucho de ciencia, pero mucho también de arte y de inspiración. Es mídico sabio y es bibliógrafo ó bibliófilo cientítífico quien estudia mucho; pero cosa muy distinta de esto es el arte de curar y el arte de olfatear, seguir la pista y dar caza al libro raro y de mérito; y ese arte nadie le posee en España como Vindel. La lectura de su Catálogo da dentera aun al más desganado y harto de libros. De entre sus páginas saltan dos personalidades únicas y extraordinarias: una la del gran Alonso Jerónimo de Salas Barbadillo, genio poco estudiado é i- justamente preterido; otra la de Francisco Santos, novelista y filósofo de una época decadente, pero lleno de agudeza y discreción Vindel posee todas las obras de ambos, y con ellas una estupenda Vida del obispo de Mondoñedo, San 1 osendo, y una Crónica general de D. Alfonso X, en gallego, y un Libro becerro del repartimiento de tierras de Murcia y otros muchos códices únicos y maravillosos que están diciendo ¡comedme! Luego, una de ediciones primeras y de ejemplares únicos que marea. ¡Y pensar que el día menos pensado vendrá Huntington ó cualquier otro yanqui millonario y cargará con todas estas riquezas! A ver, ¿dónde hay un patriota con posibles para que se nos quite el amargor de boca y tamañas preciosidades se queden en casa? Porque los yanquis andan muy listos, y hace poco tuvimos otro Santiago de Cuba en materia de bibliografía... y peor es meneallo. y F. N. L. del ipular Carreras con un selecto programa en el que figura el estreno de la obra de Arniches y García Alvarez, Eí terrible Pérez. Cuantos conocen al terrible Pérez dicen que es un sujeto divertidísimo. JORGE FLORJDOR A TRAVÉS DE LA FRONTERA. PERIODISMO EN ALEMANIA EL M ENT 1 DERO TEATRAL. LO QUE SE CHARLA ¿Y qué habrán dicho de nuestros teatros los ilustres congresistas que acabamos de despedir? ¡Hombre, creo que no tendrán queja! Hemos procurado darles gusto en punto á diversiones. Los franceses han hallado arte francés en la Zarzuela; los italianos arte suyo en la Comedia; los alemanes música de Wagner en el Lírico; los españoles... éstos no han hallado arte español en ninguna parte. Hasta en los Circos extranjerizan algunos artistas españoles sus apellidos para tener lo menos español posible. -Si, hombre, algo han visto. Por lo menos, yo sé de unos cuantos á quienes les ha gustado mucho la Brú en Apolo y Chicote en el Cómico. ¡Qué lástima que no hayan alcanzado á Cayuela! -Los franceses han aplaudido con entusiasmo á los hermanos Coquelin y han sonreído benévolamente oyendo á los demás artistas de la troupe. Esa benevolencia envolvía algo de encubrimiento y complicidad. Después de todo, algo parecido hacemos los españoles con el toreo, único arte que exportamos al otro lado de la frontera. Enviamos un matador de cartel con gente de menos fuste y toros de lo más mediocre. Pero el pabellón cubre la mercancía. ¡Y ande el movimiento! -Los alemanes han aplaudido al maestro Paur, que es un excelente director de orquesta, y hasta se han complacido oyendo á cantantes muy estimables. Pero también han sonreído benévolamente. Sino que esta benevolencia no envolvía encubrimiento ni complicidad, sino conmiseración. Han visto un Lohengrin con decoraciones que así se adaptaban á la época y á la leyenda del hijo de Parsifal como el caballero del Cisne tuvo que ver con Don Juan de Austria y Doña Inés de Castro (obras para las cuales se pintaron las decoraciones) ¡Claro! ¡No habían de sonreír viendo á los heraldos sonando sus trompetas tras de las almenas, en la parte de fuera de un murallón; á Elsa cantando sobre el arco de una ciudad murada, y á Lohengrin navegando en una concha tirada por un cisne, sobre una charca! Muy cierto que el Lírico merece que la gente le dispense sus favores, porque en él se hace arte; pero cierto es también que las obras merecen que se cuide algo más la escena, para que los extranjeros y los indígenas no murmuren del decorado en Lohengrin y Carmen. -Y de noticias frescas, ¿qué ha cazado usted por ahí? -Poca cosa; tenga usted en cuenta que estamos en plena crisis artística y que la temporada toca á su fin. Así y todo, hay quien madruga. Un primer actor cómico del teatro de Apolo ha firmado para el año próximo en la Zarzuela, naturalmente que con un ascenso. La Sociedad de autores está en tratos para adquirir, en plena calle del Barquillo, un espacioso solar, donde edificará un espléndido palacio que pertenecerá al género grande por su aspecto. También se dice que ha llegado de las propias regiones fantásticas una especie de caballero del Graal, que viene dispuesto á redimir á los autores jescontentadizos, fundando una nueva sociedad de autores. La cig- ieñr que para su servicio particular tiene mi buen amigo SaintAubin sabe algo de estas cosas, y próximamente abrirá el pico. Y nada más. Mañana, como usted sabe, es el beneficio Tortas y pan pintado es el periodismo en España comparado con lo que es en Alemania, según un artículo que acabamos de leer. Empiecen ustedes por contar que allí se ve todo por el prisma de la lucha económica general. Las noticias del extranjero son h fuerza y el mérito de la prensa germana, muy inferior á la francesa y aun á la española en todos los demás ramos de la información. La noticia gorda que pueda influir en las transacciones mercantiles. Esa es la que allí priva. El periodismo en Berlín es, como quien dice, la última palabra del credo. El periodista vegeta hasta llegar á obtener grandes sueldos, que están reservados á los veteranos. Ningún ministro, ningún abogado célebre, ningún escritor insigne, ha comenzado su carrera escribiendo en los periódicos. Frenssen fuá pastor antes de sus triunfos literarios. Fontane, boticario. Algunos personajes, como el conde Zedlítz, gustan de llevar de vez en cuando su prosa á los periódicos; pero ¡cuidado con que se le confunda con los periodistas! Allí el periodista no ocupa posición elevada, y consume su talento poniéndose al servicio de un von que le inspira sus ideas y sus convicciones, sin dejar traslucir su personalidad, y, por consiguiente, sin independencia alguna para el pensador. De aquí sus polémicas fastidiosas y frecuentes, que degeneran en escándalos, para cruzarse los más groseros insultos, sin llegar jamás á un duelo. Los alemanes no se baten. Son en esto eminentemente prácticos. Fuera de los militares, y algunas veces los estudiantes, nadie cruza las armas. ¿Consideraciones para la gente de pluma? Dios se las dé. Un día llegó el Czar de Rusia á Breslau. Las autoridades pusieron delante de los periodistas un cordón de empleados formando muralla para que aquéllos nada pudiesen ver ni oír. Sólo á fuerza de protestas lograron un pequeño rincón, desde el cual, alzándose sobre sus pies, vieron cómo se abrazaban los emperadores. El corresponsal del JHorning Post, que quiso adelantarse, fue detenido y conducido militarmente. Consolémonos los periodistas españoles que fuimos expulsados el verano último, por debilidades de Weyler y tretas de Linares hacia su amado colega el primer general citado, del fuerte de San Cristóbal de Pamplona. En Alemania, por primera providencia nos fusilan. Eso sí, cuando el matrimonio de la princesa Sofía, la corte resolvió la exclusión de la Prensa en la ceremonia. Y los periodistas alemanes y sus colegas los corresponsales de periódicos extranjeros, se conjuraron para no decir una palabra. Y así lo hicieron, con gran disgusto del emperador Guillermo, que diz se mordía el bigote. ¡Y ya es morder, porque se lo peina hacía arriba! En información política hay que beber en las aguas del Gobierno, diciendo lo que éste quiera y nada más. El ideal de Maura. Hay, naturalmente, periódicos que gozan de independencia, y ¡qué casualidad! casi todos ellos defienden ideas liberales. Los periódicos satíricos son los más independientes. Y hay que agregar que los más ingeniosos. Bismarck, que despreciaba los artículos, se irritaba ante las caricaturas. -La pluma molesta nada más- -decía, -pero el lápiz hiere. AEMECE partido grandísimo que un médico puede sacar de los sueños para sus diagnósticos. Durante esta misteriosa manifestación sugestiva de la vida, predominan las sensaciones orgánicas internas, mientras que estando despiertos, las sensaciones externas son más numerosas é intensas que aquéllas, las dominan en absoluto y aun parece que nos las ocultan, toda vez que son la causa de que no nos apercibamos de las mismas. La solución de un difícil problema que despiertos no supimos encontrar, nos ha resultado á veces muy fácil y sencilla durante un sueño tranquilo; pero estos sueños no presagian acontecimientos de ninguna clase. Tan sólo resultan significativos, según ha comprobado la Ciencia moderna, los molestos y terroríficos, cuando se repiten con frecuencia y en condiciones siempre iguales, en cuyo caso el galeno es el único que, ejerciendo de pitonisa, los puede interpretar con propiedad. Recientemente le ha ocurrido á una pobre mujer que, entre otros repetidos sueños tremebundos, le parecía con frecuencia que grandes llamas la envolvían y abrasaban: estas pesadillas no la dejaban descansar. Consultó el caso con un facultativo, quien, después de examinarla con detención, á pesar de que en apariencia estaba sana, diagnosticó lesión cardíaca. En los niños, los síntomas de afecciones nacientes, así como la presencia de parásitos intestinales, se manifiestan casi siempre precedidos de sueños terroríficos. Estos sueños y pesadillas pueden ser á veces consecuencia de una mala posición ó de una digestión pesada M. Vurpas, en su reciente opúsculo Psychologie du delire dans les troubles psychapathiques, afirma que ciertas afecciones y trastornos cerebrales pueden ser diagnosticados por los sueños. Refiere también el curioso caso de alcoholismo de una nodriza, reflejado en el niño de tres años que amamantaba, por pesadillas y sueños terroríficos con visiones de animales raros y perros que le mordían. Por consejo fac -iltativo fue despedida la nodriza y cesaron las pesadillas del rapazuelo. Siendo la persistencia de los sueños molestos indicio cierto de alguna perturbación orgánica interior, tan sólo en este sentido podrá admitirse científicamente que los sueños predicen el porvenir. Los románticos y enamorados están, pues, de enhoramala. Si pretenden buscar en los secretos de la oniromancia la más ligera esperanza que sirva de lenitivo á sus cuitas y pesares ó se traduzca en augurios halagüeños que fomenten sus fantásticas ilusiones, hallarán tan sólo funestos desengaños. Si bien nada bueno podemos esperar de las predicciones de los sueños, ¡bien hayan tales augurios, que aunque sólo sirvan para presagiar calamidades, pueden contribuir en gran manera á combatirlas en tiempo oportuno! AL LER- WILL ALMANAQUE MEMORÁNDUM J A CTUAL 1 DADES CIENTÍFICAS. DES CUBRIMIENTOS E INVENCIONES A! tratar de Ja interpreta- FERMEDADES. f ¡nccro e s c e p t í c ¡s m o R e s petando las opiniones contrarias, llegairos á admitir que los sueños pueden algunas veces fer de gran utilidad para el diagnóstico de ciertas enfermedades, ó sea como profecías medicales, cuya interpretación conviene no desdeñar en determinadas circunstancias. Desde los tiempos más remotos se viene concediendo cierta importancia á ¡a idea de que los sueños constituyen un elemento de diagnóstico, y aun á veces se han referido algunos hechos de esta índole, queriéndoles atribuir la condición de comprobantes de la errónea preocupación de que, en general, los sueños son verdaderas profecías del porvenir. La antigua escuela egipcia, los pitagóricos, Aristóteles, Hipócrates, Galeno, etc. no dejaron de escribir sobre los sueños y su interpretación como precursores de enfermedades. Los médicos griegos poseyeron los rudimentos de esta ciencia, conocida hoy día por la denominación de oniromancia Artemidoro, uno de los maestros de la Medicina griega, cita los casos siguientes: Un individuo soñó que llevaba una especie de cinta extraña que le sujetaba y oprimía la garganta; poco después contrajo una angina grave. Otro ejemplo del mismo autor: Un griego se durmió en el templo de Serapis, y á poco soñaba que moría atravesado por una espada. Algún tiempo después se le presentó un tumor en el vientre; una vez operado, sanó por completo. La profecía, en este caso, resultó inexacta, pero el sueño fue, con todo, precursor del mal que más tarde le aquejara. Estos ejemplos abundan. Conrado Gessner sueña que una víbora le pica con terrible insistencia, y á los poce- días se le forma un ántrax que le lleva al sepulcro. M. M. Vaschilde y Pieron, en su obra la Psychohgie du réve, estudian algunos casos muy curiosos que demuestran el UEVES 3o Santa Catalina de Sena, virgen; Santa Sofía, 1 TM- virgen y mártir; San Indalecio, obispo y mártir. La Misa y Oficio Divino son de Santa Catalina. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horas: Religiosas de Santa Catalina. t- 4 Í 5) Termina el plazo para el fallo por los Ayuntamientos en los expedientes de prófugos. E R N E S i MAYO. San Felipe y Santiago, apóstoles; -g an Oroncio y Santa Paciencia. La Misa y Oficio Divino son de San Felipe y Santiago. Rito, doble, segunda clase; color, encarnado. Cuarenta horas: Parroquia de Santa Cruz. í Comienza el pago de los cupones de la Deuda interior y amortizable. Feria en Coria, Miranda de Ebro y Mondoñedo. CÁBADO 2 San Atanasio, obispo; San Félix, diácono; San Segismundo, rey. La Misa y Oficio Divino son de San Atanas io. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horas: Parroquia de Santa Cruz. v Fiesta nacional délos mártires de la Independencia. En Madrid procesión cívico- religiosa. T OM 1 NGO 3 La invención de la Santa Cruz; El Patro cinío de San José; San Alejandro. La Misa y Oficio Divino son de la Santa Cruz. Cuarenta boras: Parroquia de Santa Cruz. 1 UNES 4 Santa Mónica, viuda, madre de San Agustín; San Silvano, obispo y mártir; San Porfirio, obispo. La Misa y Oficio Divino son de Santa Mónica. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horas: Religiosas del beato Orozco. ARTES 5 La Conversión de San Agustín; San Pío V, papa; San Angelo, carmelita. La Misa y Oficio Divino son de la Conversión de San Agustín. Rito, doble: color, blanco. Cuarenta horas: Religiosas del beato Orozco. 6 San Juan Ante- Portam- Latinam; San Juan Damasceno; Santa Benita, virgen. La Misa y Oficio Divino son de San Juan Ante- Portam- Latinam. Rito, doble; color, blanco. Cuarenta horas: Iglesia de Monserrat. Luna creciente Q) el día 2 á las 3 5o minutos de la tarde en Leo. Tiempo probable: revuelto. Los días duran esta semana próximamente catorce horas y dos minutos. Refranes de Mayo: Mayo há las apuestas, y Abril se las lleva á acuestas. Mayo pardo, señal de buen año. No se devuelven ios originales IMPRENTA DE BLANCO Y NEGRO Medicamento de Familias -T por los Ministerios de Toda clase de Vó- mitos y Diarrea s en niños y adultos se curan pronto y bien tos de Bismuto y Gerio de Vivas Pérez. Así lo afirman indiscutibles autoridades médicas. De venta n todas las farmacias más acreditadas del mustie con los Salicila-