Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S ¿AÑOUNO. NUMERO 12, CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. ¿MADRID, 19 DE MARZO DE i 9 o3 NÚMERO SUELTO, 10 LA CÁMARA GASPAR 1 N 1 DESPUÉS DEL BAUTIZO DEL INFANTE D. FERNANDO Coi el esplendor y pompa características de la corte de España, se verificó el lunes en Palacio el bautizo del nuevo infante D. Fernando en la cámara de Gasparini, á la cual se habían trasladado el rico y artístico altar portátil que se usa con frecuencia en Palacio y la pila de Santo Domingo, La fotografía obtenida por nuestro colaborador artístico Sr. Franzen el lunes mismo, después de verificado el bautizo, es la única que se ha hecho de la famosa sala, convertida en capilla para tan solemne acto. p ot Franzen Fueron padrinos del infante S. A. R. la infanta doña Isabel y el Sr. Duque de Calabria. Suministró el Sacramento á S. A. el Excmo. Sr. Obispo de Sión. Asistieron al solemne acto S. M. el Rey, que antes del bautizo impuso al recién nacido, á presencia de la Corte, el collar del Toisón de Oro, el de Carlos 111 y la gran cruz de Isabel la Católica; S. M. la Reina, SS. AA. la infanta doña María Teresa, el Príncipe de Asturias y el infante D. Alfonso, ministros, el Cuerpo diplomático, los grandes de España, gentiles hombres, mayordomos de semana, etc. El acto resultó muy solemne y brillante. Crónica política i A cuestión electoral continúa siendo tema preferente de todas las conversaciones políticas. Ni los encontronazos del ministro de Marina con los jefes y oficiales de la armada y hasta con el Consejo Supremo de Guerra y Marina, ni el dualismo que con toda evidencia se ha manifestado entre el ministro de Hacienda y algunos de sus compañeros con motivo de las cifras á que han de concretarse los presupuestos, restan atención á los asuntos electorales, que por arte, no de birlibirloque como ocurre muchas veces, sino de las torpezas insignes del Sr. Maura, adquieren un cariz poco satisfactorio para los intereses que el Gobierno está llamado á defender en primer término. En efecto, la famosa sinceridad ha hecho milagros, que milagro es y no pequeño el que los republicanos se unan como no lograron unirse nunca y amenacen traer á las Cortes próximas una minoría más numerosa que las que han logrado desde la Restauración. En Madrid, Barcelona y Valencia, la unión es un hecho. El ejemplo cundirá, y no sólo entre los elementos antimonárquicos, sino entre los liberales fieles á la monarquía, porque la desesperación es mala consejera, y á la desesperación llevan los desplantes del ministro y los desafueros que cometen, inspirándose en su ejemplo y en sus intenciones, algunos gobernadores de provincias. Nada molesta tanto como la hipocresía. La opinión, que tras de las tiernas endechas dedicadas por el señor Maura á la sinceridad electoral, ve ésta escarnecida como nunca y también ensalzado el caciquismo como nunca, se explica fácilmente esas coaliciones. Y he aquí cómo lo que no consiguió el deseo y el trabajo de los prohombres del republicanismo, siempre en discordia, lo ven logrado ahora merced á las torpezas del Sr. Maura, que con tal de hacerse un grupo de agradecidos, inspira y autoriza atropellos que provocan indignación general y robustecen á los enemigos de las instituciones, incitándoles á la unión para la lucha electoral. El cual emir, influido, á no dudar, por las predicaciones de la moral cristiana, ha dado un gran paso al declararse enemigo de la poligamia. El emir ha comenzado por predicar con el ejemplo, y se ha divorciado de todas sus mujeres, quedándose con cuatro nada más, y después ha dispuesto que sus subditos hagan exactamente lo mismo. A las divorciadas las autoriza para casarse con quien quieran, ó mejor dicho, con quien las quiera; porque lo primero que hará falta será que se presenten aficionados á estos saldos de cónyuges. -Asi sería yo también enemigo déla poligamia: dejándome Y dmíranse algunos de que siendo tan notoria la habilidad en el arte de la esgrima de los Sres. Pini y Merignac y tener cuatro mujeres... tan interesante por ende el match que se ha efectuado en el- -jHombrel todo en el mundo es relativo. A los alemanes teatro Lírico, no haya sido mayor la concurrencia en las tres á quienes sienta mal la cerveza por padecer del corazón, ponsesiones del espectáculo. go por caso, les cortan los médicos la ración, y no les conYo me admiro de la admiración, porque los inteligentes, sienten beber más que... ¡dos litros diarios! Y sobre todo, que en materia de reformas por algo se emque son los que disfrutan en este linaje de fiestas, son aquí muy contados, y á la gran masa no la tiran mayormente los pieza. tiradores. De un eminente escritor se cuenta que escandalizado de que al volver á su casa de madrugada no había nadie, excla ¿Que tienen gran destreza? Para nosotros, los diestros, por antonomasia, son los toreros. mó en un arranque de energía: Las estocadas y los quites, en la plaza es donde más nos- -Esto no puede seguir así, y no seguirá. ¡Desde mañana gustan. mismo, á la una de la noche, los criados en casa; á las dos de En el teatro aguantamos las comedias de capa y espada; la mañana, mis hijos, y después... vendré yo! pero á los espectáculos de espada sola les falta algo. JVA e entero con una satisfacción inmensa de que un sabio ha En España, pese á la gloriosa tradición de la espada espa- inventado un ojo maravilloso, que para mucha gente ha ñola, esta arma ha cambiado de sexo. de ser el ojo déla Providencia. Aquí lo que priva es el espada. Es un aparato que se coloca en la frente y hace que una Unidamente el sable nos preocupa un tanto; pero no mucho. persona vea aun con los ojos vendados. Está uno tan habituado á los sablazos, que se los quita con Lo creo á ojos cerrados, y á Dios le pido que cuanto antes gran facilidad. se generalice y se haga asequible á todo el mundo el invento, Lo decía en un arranque de sinceridad y melancolía un sa- porque con la calidad del gas, las economías del Municipio y blista de oficio: jos eclipses de las Compañías de electricidad, es urgentísimo- -Se va poniendo tan malo esto de pedir, que el día menos el que podamos ver á obscuras. pensado va uno á tener que meterse á trabajar. Porque no se consigue aquellos de ustedes que todavía no hayan dado una vuel- digio, digosiá con lo del ojono es nada lo deleste necesario proustedes que ojo. ta por el Afghanistán, tengo el honor de presentarles al emir de Cabul. CARLOS LUIS DE CUENCA COSAS