Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
pasaría sin exhibir el papelito que le declarase taboú, como dicen en Los sobrinos. ¿Y los que no tengan pos bles para costearse el docuA) primer tapón... Con aque CENCÍAS PARA lla franqueza que heredé de mento? A esos que les parta un rayo, como de costum TRASNOCHAR. mis mayores, y que no logra- bre, ó que les deje secos una helada, si no tienen donde ron arrebatarme buitres, cuervos ni chacales, he de con- meterse, hasta que llega el momento en que se abre la fesar que la primera de mis Jdeícas en A B C no ha te- buñolería, el cafetín, ó el inmediato centro de intoxicación económica y popular. nido un éxito inmediato, rápido é indiscutible. Si yo manifestase que mi proposición es seria de toda Cierto que mis propuestas Bodas de Oro del Maestro Caballero, me han valido algunas cartas- -y también al- seriedad, nadie la tomaría en serio. ¿Quedamos en que es pura broma? Pues ya está en gunas postales muy bonitas- -con aquello de ¡Vítor! ¡Muy bien pensado! jOle ya! ¡Venga de ahí! desarro- camino de prosperar y de realizarse mi ideíca. llado en términos más selectos; pero lo que es en el teMARIANO DE CAVIA rreno de los hechos esta es la fecha en que no han tenido la comodidad de decir oste ni moste (que no son mas que cuatro sílabas) la Sociedad de Autores y Compositores, ni la Asociación de Actores, ni la Asociación DEAS Y NOTAS MILITARES. NUESde Escritores y Artistas, ni el Círculo de Bellas Artes, TRO PORVENIR EN MARRUECOS que tan ostensibles y ostentosas señales de vida saben dar Ya parece que disminuye extraordinariamente con motivos menos artísticos. el interés público en la cuestión de Marruecos. ¿Les disgusta á vuesas mercedes la proposición de un Horas son éstas, por lo mismo, de hablar al país homenaje que tan sobradamente ganado tiene el maestro Caballero, patriarca de la música española, sólo porque con lealtad y sinceridad; de dar modestamente ha sido mía la ocurrencia? opiniones propias y de contribuir á que se subsaAquí del r a b i n o de Cardón con sus manoseados nen profundos errores que, de persistir, nos llevaversos: rían siempre á donde nos llevaron los de un recienPor nascer en espino te y triste pasado. la rosa, yo non siento En España, creyéndose, y no sin fundamento, que pierde, ni el buen vino por salir del sarmiento. que carecemos de los medios necesarios para aporNin vale el azor menos tar militarmente á la solución del problema marroporque en vil nido syga, quí lo que aportarían otras naciones europeas, al nin los enxemplos buenos tratar de resolverlo por la fuerza de las armas, se porque judío los diga. Sobre que yo no soy judío; porque cabalmente estudié entiende, por regla general, que es necesario sosen el mismo Carrión con los jesuítas. Lo cual- -dicho sea tener á todo trance el statu quo. de paso- -tampoco quiere decir que me sienta Láynez. No negaremos, no podemos negar la conveEso sí. Cuando el insigne D Manuel se nos muera niencia de ese juicio; pero, á fuer de imparciales, (y ojalá se retarde muchos años la fecha fatal) será de hemos de recordar que es lógico, más que lógico vzr la primera plana de los periódicos con datos y re- axiomático, que el statu quo que tanto nos conviene tratos, y frases hechas, y fusilamiento mutuo de lugares se mantendrá, sí, mas no mientras queramos, sino comunes. El entierro que le hagamos dejará memoria, á menos que el maestro tenga el mal gusto de fallecer en mientras convenga á las naciones que son los colola canícula; porque entonces sólo quedan en Madrid los sos del continente. Es inútil que cerremos los ojos ante la ley de mangueros de la villa... De todos modos, nunca faltarán Don Mengano, Don Zutano y Don Perengano dispu- la evidencia: Marruecos tiene que desaparecer, y el tándose las cintas del féretro. día, más próximo ó más remoto, en que esto ocurra, Pero ¿en vida? En vida es de mal gusto llevarle las nosotros necesitamos á todo trance que las africacintas al prójimo. Aquí solamente se estila llevarle la cesta nas costas del estrecho de Gibraltar no caigan en á algún poderoso caballero... con c minúscula. poder de una nación fuerte, que tras de neutralizar Con que á ver, amados oyentes míos, si tengo mejor en ellas nuestra potencia ofensiva, venga á ser por fortuna con mi ideíca de hoy; que sí la tendré, porque estotra no la lanzo en honor al Arte, sino en provecho estos medios una nueva amenaza, seria, constante, á nuestro decoro, á nuestra libertad, á nuestra indel Vicio. Son muchos, muchísimos más que los Concilios y los dependencia nacional. No olvidemos la frase pavorosa del gran conde Papas, los nacionales y extranjeros que, sin ser precisamente nocherniegos de mal género, noctámbulos de mal de Mollee: nada hay tan terrible para un pueblo, dormir, lechuzos de oficio, haraganes á buenas noches, como un gobierno débil al frente de los destinos ni perdis trasnochados, se encuentran perdiditos cuando de una nación vecina. i las dos de la madrugada- -que son en Madrid lo que Una sacudida profunda en la accidentada histotas nueve de la noche en Cuenca- -tienen que abandonar ria del imperio marroquí, ó las ambiciones más ó el café, restaurant ú hostería donde roban horas á la imagen espantosa de la muerte; ó bien se hallan á tal punto menos encubiertas de una potencia europea, puey sazón, terminadas ya las labores propias de su sexo, den, en el momento en que menos lo esperemos, plantearnos verdadera y definitivamente ese atesin un paraje en donde restaurar las fuerzas perdidas. En esto del trasnochar no veo yo grandes peligros rrador problema de Marruecos. El día que esto acontezca, ¿cómo va á llevarse para la seguridad del Estado, ni graves atentados á la moral universal, ni infracción alguna de las leyes civiles. á África la acción militar de Europa? ¿ColectivaÚnicamente pudieran señalarse ciertas tergiversaciones mente, por la suma de fuerzas de varias naciones, de la ley de aguas... ¡Qué más! Ni siquiera cabe señalar ó la llevará España sola representando á las poen el trasnocheo ofensa manifiesta á los mandamientos de tencias interesadas en la suerte de aquel imperio? la ley de Dios, ni de la Santa Madre Iglesia. TrasnochaAunque sea en muy breves líneas, bien merecen dores impertérritos é impenitentes son algunos señores ser examinadas estas hipótesis. sacerdotes de mi particular aprecio. Pues en cuanto llega Inglaterra no ha de autorizar que ninguna nael filo de la medía noche, ¡cualquiera les hace tomar nada que no sea un vaso de agua! Pero, en fin, ello es que ción de Europa se haga fuerte por sus conquistas así como hubimos de quedar los integristas en que el li- en las costas que hayan de recorrer sus escuadras. beralismo es pecado, también hemos quedado los integéFrancia no ha de contentarse con cruzarse de rrimos en que el trasnochar es vicio. brazos desde sus fronteras observando el avance Y siendo así, como mejor ó peor proceda en derecho, y los triunfos, ó la retirada y las derrotas de parezco y digo: otros europeos. ¿No se aplican leyes de monopolio y excepción al vicio En cuanto á nosotros, nuestra situación geográde fumar? ¿No está sabiamente reglamentado y santafica, el territorio que dominamos en el Estrecho, mente explotado el culto de la Venus Venal? ¿No hay muchos sesudos ornes é infanzones de pro que abogan la proximidad al teatro de la guerra, nuestra hiscon muy firmes razones por la reglamentación y arrenda- toria, nuestra influencia y hasta nuestros intereses miento oficial del juego? ¿No tenemos licencias de caza comerciales, exigen que no permanezcamos neuy pesca? ¿No pagamos también por la posesión perruna trales ante una contienda internacional en el Norde la Perla y el Sultán? te de África. Cuando la Iglesia misma concede la Bula de la Santa Sentadas estas bases, es evidente que si en MaCruzada, bien pueden las autoridades competentes inven- rruecos se llega un día á la acción colectiva de las tar y explotar una Bula de la Santa Trasnochada, ó dígase, para no incurrir en irreverencias, licencias para trasnochar, potencias europeas para intervenir por la fuerza en que sólo con que se cobrasen al mismo precio que las de aquel imperio, debemos nosotros cooperar á esa caza y pesca, Villaverde me proclamaría por el primer acción. Si llevando la representación de Europa fuéhacendista y recaudador de España... después de ÉL. Las habría de dos clases: para los explotadores y para semos nosotros solos á esa intervención, es asilos devotos del trasnocheo. mismo indiscutible que poniendo más que nadie, Al dueño de establecimiento que tomase una, su cuenta obtendríamos menos que otros países, sin contar le traería tomarla, por muy caro que le estuviese adquirir con que la historia no juzgaría, á nuestro modo el derecho á no cerrar el comedero y bebedero. de ver, con laudatorias frases nuestra anómala Y cuanto al trasnochador, séalo por necesidad ó por conformidad á la voluntad de los demás pueblos gusto, lo propio digo. Más vale un gusto que cien panderos. Pagúese el gusto; saqúese el pandero, y adelante que representásemos. Se diría de nosotros lo que con la licencia. ¡Por una más! (Reléase lo apuntado de Carlos V: que derramó mucha sangre española con poco provecho para España. más arriba. Estos juicios nos inclinan á aconsejar en todos En cada casa de trasnocheo autorizado se pondría á la puerta una pareja- ¡aunque fuese con Maüser! -y nadie los tonos y de todas maneras que no se olvide ni 1 DEICAS por los Gobiernos ni por el país lo preciso que nos es aquí vivir prevenidos ante las eventualidades de Marruecos. Carecemos en absoluto de organización, instrucción y práctica militar para llevar á África las tropas que deberíamos enviar. Sobre la guerra, en general, se podrá pensar como se quiera; sobre el problema de Marruecos no hay duda ni discusión posible. Intentando abrir universidades, fundar escuelas, hacer caminos, construir ferrocarriles y establecer comercio é industria, nada conseguiremosen el Imperio marroquí; toda esa labor grandiosa se estrellaría siempre, eternamente, contra el fanatismo musulmán. Europa, y muy especialmente España, tiene que llevar á África la ley grandiosa de la civilización y del progreso: esa ley no brotará sino entre los esplendores de las victorias militares. La historia lo evidencia. FERNANDO ALCAZARREÑO UBJLEO DE LEÓN XIII. LAS CINCO TIARAS. CABALAS SOBRE LA MUERTE DE LOS PAPAS. LOS AÑOS DE PEDRO. Con motivo de las fiestas del Jubileo de León X 1I1 que acaban de celebrarse en Roma, le ha sido regalada á S. S. una valiosa tiara en la que está simbolizado el triple reinado del Soberano Pontífice. Es esta tiara la quinta del Tesoro Pontificio. No pesa menos de un kilogramo y su valor se calcula en 5o.ooo francos. Ha sido costeada con donativos del mundo entero y fabricada por un artista italiano, M. Milani. Es toda ella de plata con ias coronas del trireino en oro puro. Los florones de las coronas tienen forma de cruz, saliéndose de la tradicional y heráldica. En la banda inferior tiene seis medallones: de San Pedro, de Pío IX, de León XJ 1I y de tres ángeles. Unas ramas de oliva se enlazan alrededor. En la segunda banda, en la parte anterior, hay una figura del Buen Pastor, y en la posterior el monograma del Redentor. Las otras cuatro tiaras son: La ofrecida al Papa por la diócesis de París en 1888 con motivo de las bodas de oro sacerdotales de León Xlll. La de Napoleón 1, hecha en i8o5 con parte de las joyas cogidas en 1798. La de Isabel la Católica, que contiene 18.000 brillantes y mil piedras preciosas. Y la de Gregorio XVI, restaurada por Pío IX, fuerte y ligera, de forma más redonda que las otras, y sin más piedras preciosas que unas 200. Vale unos 10.000 francos y es la que ordina 1 ¡amenté usa el Pontífice. Al entrar León XI 11 en el 25 año de su pontificado y en el c 3 de su edad, se hacen augurios acerca del tiempo qu ¿debe durar el papado del actual Santo Padre, fundándose en algunos cálculos cabalísticos que han coincidido, al menos por las cifras correspondientes, á los Pontífices anteriores. La exactitud del cálculo, que consiste en adicionar los números que siguen á los nombres de los Papas agregando un coeficiente de diez, se ha comprobado en todos los Pontífices desde Pío VII hasta Pío IX, es decir, con todos los del siglo pasado. Para León X 11 J el año temible era el de 1891; pero habiendo pasado de él felizmente, se ha hecho un nuevo cálculo, que se constituye del siguiente modo: Sumando los números dt León XIU, Pío IX, Grego rio XV, Pío VIH, León XII Pío Vil y Pío VI, agregando 10, coeficiente que se añade á todos los Papas, y agregando otros diez por. el cambio de siglo, ya que Pío Vil murió en 1789 y León XI I vive en el siglo xx, se obtiene un total de o.1. Ahora bien; salvado ese año como queda dicho, agrégasela cifra del predecesor de Pío VI, que fue Clemente XIV, y se obtiene io5. El 1905 debe ser, según esos cálculos, un año crítico como lo fue el de 1901. Pero el doctor Mazzonj afirma que Su Santidad pasará de los cien años. Entonces será preciso agregar la cifra correspondiente á Clemente XIII, predecesor de Clemente XIV, lo que alargaría el actual pontificado hasta 1918, y la edad de León XI 11 a 108 años. Falta agregar que con agrado de todo el mundo, al que todavía le parecería poco. S- v El martes 28 de Abril del año corriente el pontifi 3 cado habrá alcanzado la duración del de San Pedro. León XIII habrá desmentido la advertencia que se hace á todo nuevo Papa después de su elección y su advenimiento: JVon videvis anttos Pelri. León XIU habrá visto los años de Pedro. C. -r i r r -r ir r l r iTTinrTB T rTi nirnn nr