Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
rey de petróleo en su país nata Los Estados- Unidos, ha hecho un donativo de siete millones de dollars (treinta y cinco millones de francos) para ayudar á los estudios que se practican á fin de descubrir el remedio contra la tuberculosis. E 1 donativo ha sido hecho á la Universidad de aqueüa gran ciudad. No puede negarse su esplendidez. Y sin embargo, Rockefeller no ha dado más- que la renta de cien d as de su fortuna, que se eleva á mil quinientos millones de dollars, con una renta anual de ciento veinticinco millones. El generoso donante padece una cruel enfermedad de! estómago que le obliga á estar sometido á régimen lácteo desde hace dos años. La Universidad de Chicago se dispone por de pronto á construir un magnífico hospital con parte del donativo de Róckefeller. J OHN ROCKEFELLER, p L MAESTRO ROBER TO PLANQUÉXTE, célebre músico francés, autor de la opereta Les cloches de Corneville, popularizada en España cor. e! nombre de Les campanas de Cerrión, ha fallecido la semana pasada en París de una afección cardiaca repentina. Planquette tenía cincuenta y tres años y había hecho una gran fortuna. 3 ip (también cantada en español hace ya bastantes años en el circo de Price de Madrid) Paul Jones, Voltigeurs de la 31 a. La Princesze Colombine, Surcpuf, el Talismán y Panurgue, son obras debidas también á la fecunda dad de Planquetíc. Para la inauguración de! teatro de Monte- Cario en 1879, escribió también la opereta en un acto Chevalier Gastón. R. BOWEN, ministro de la República de los Estados Unidos en Venezuela, á quien se le había confiado la misión de conferenciar con los representantes de Inglaterra, Italia y Ale. manía para dar solución al conflicto existente entre estas naciones y la República zne 20l a. ua. Confiábase en que los buenos oficios de míster Bowen, su reconocida competencia y su habilidad cij lomática, pondrían término á r. i ¡a situación verdaderamente insostenible; pero SUJ esfuerzos se han estrellado ante la negativa de dichas potencias á reconocer iguales derechos que á ellas á r demás naciones acreedoras de Venezuela, entre ellas BJlgica, que reclama doce millones por la construcción de! canal er. tre La Guayra y Caracas, y ha renunciado á continuar sus trabajos, con lo cual el conflicto sigue en pie y renacen los temores de una conflagración entre el nuevo y el viejo continente. TALLET DE NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA en casa de doña Pilar León y Llerena de García de Torres. Fot. Asenjo Crónica del Bien UCHOS de nuestros lectores no conocerán ni de oídas, como vulgarmente se dice, los Talleres de Caridad. Muchos pobres, sin embargo, los conocen y hablan de ellos con el elogio de la gratitud. Los Talleres de Caridad constituyen una de las funciones para que ha sido fundada la Asociación de Santa Rita de Casia. Fue esta Santa, según las crónicas de sus tiempos, mujer de extraordinarias virtudes, con las cuales dio admirables ejemplos en sus tres estados de soltera, casada y viuda. Practicó la caridad de tal modo, que antes de retirarse del mundo vendió cuanto poseía y lo repartió con mano pródiga entre los pobres. Bajo la advocación de tan excelsa Santa, y tomándola por modelo, se han constituido en Madrid diversos Talleres de Caridad, cuya benéfica labor no será nunca bastante bien ensalzada. En esos Talleres se confeccionan ropas y vestidos para pobres verdaderamente, necesitados. De esos Talleres ofrecemos á nuestros lectores dos fotografías: uno el existente en casa de la señora de Le Motheux, y otro el constituido hace apenas, un mes én la de la señora de García de Torres. Un día de la semana se reúnen en casa de la presidenta las asociadas, y constituidas en obre- ras, cosen sin cesar, confeccionando prendas que luego son distribuidas entre los necesitados. El producto de las cuotas mensuales que satisfacen las asociadas operarías y las socias y socios protectores y de los donativos que se reciben, se dedica á la adquisición de materiales necesarios para la confección. La presidenta y la guarda- ropas tienen preparadas y cortadas las piezas que se han de coser, y llegado el día de labor, reparten la tarea á cada una de las obreras. Los materiales y ropas hechas quedan en depósito hasta que la Junta general, ó la propia del Taller, designan los pobres entre quienes han de distribuirse, que habrán de ser los más necesitados, sin meterse la Junta- -así lo dice el Reglamento, subrayándolo y todo- -en otra clase de odiosas y poco cartfah vas averiguaciones) advertencia ésta AVLET DE CAVJDAD DE LA ASOCIACIÓN DE. SANTA T ITA, constituido bajo la advocación de San Agustín en la casa de la señora de le Motheux, para confeccionar ropa destinada á los pobres necesitados. que revela el alcance exclusiva y eminentemente caritativo de la Asociación de que nos ocupamos. Existen en la actualidad once talleres en Madrid, fundados por el ilustrado P. Font, y son los siguientes: Taller de San Agustín, presidido por la señora de Le Motheux; de San Saturnino Salvamento, por la señorita doña Luisa Erausquin; el de Nuestra Señora del Perpetuo Socorra por doña Asunción López, viuda de Cendra; el de Nuestra Señora de la Esperanza, por doña Pilar León y Llerena de García de Torres; el deí Sagrado Corazón de Jesús, por doña Julia Ardanaz, viuda de Rubio; el de San Francisco de Paula, por doña Germana Rosell, viuda de Martínez; el de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, por la señora marquesa de Arguelles; el de San Joaquín, por doña Joaquina Uthoff de Noeli; el de San Vicente errer, por doña Vicenta Sttnyer de Sepúlveda; el de Nuestra señora de Guadalupe de Méjico, por doña Carlota de Lara, viuda de Muriedas; y el de San José, por doña Paz Ramírez de Irisay. De la importancia de estos Talleres puede juzgarse diciendo que el último, constituido en casa de la señora de García de Torres 1 día 5 del pasado Enero, cuenta con ochenta y seis, asociadas; y que habiendo recibido durante el citado mes donativos por valor de 489 pesetas, ha confeccionado cuatrocientas quince prendas, que ha empezado á repartirle día 3. De lo animado y consolador de estas reuniones dan idea las fotografías que publicamos. Para, ensalzar su obra no hay palabras bastante justas. Si manos blancas no ofenden cuando se proponen hacer mal, ¿qué no harán cuando se proponen hacer bien? Dijo Dumas que el corazón deJa mujer es una caja de sorpresa, de la que- saltan, una vez abierta, multitud de diablillos de: todas formas y colores. ¡Calumnia forjada en beneficio del éxito de tina frase! No es el corazón de todas las mujeres el de una Mónjca ni el de una heroína de Casia; pero muchas veces de la caja de resorte salen ángeles de túnica blanquísima que recorren las casas de los pobres llevándoles pan, abrigo, consuelo y amor. C. mrntiríirTrtF ffl