Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ESPAÑA Antes de ser presidente SÁBADO, 29 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es espana ABC Discurso cambiante Lo primero que hará el PSOE será derogar la reforma laboral de Rajoy para recuperar los derechos de los trabajadores ECONOMÍA Torra representa el Le Pen español y el socialismo va a estar enfrente dijo Sánchez en el mes de mayo CATALUÑA La exhumación de Franco fue de las primeras decisiones que planteó Sánchez. Se apuntó al verano para efectuarla FRANCO Le exijo que presente los Presupuestos ya. Si no tiene mayoría tiene que convocar a los españoles a las urnas ELECCIONES Siendo presidente Sin derogar la reforma, Sánchez dijo ayer que estamos en el camino de reducir sustancialmente la tasa de desempleo Este Gobierno siempre va a apostar por la convivencia. En ese punto nos podemos encontrar con distintas fuerzas Sánchez dijo ayer que si se ha esperado 40 años se puede esperar unos meses más. El Gobierno no quiere barajar más fechas Una vez en La Moncloa Sánchez no se aplica lo que demandaba a Rajoy y no se compromete a ir a las urnas si no hay PGE El presidente presume del legado de Rajoy y no piensa en las urnas Amenaza con actuar en Andalucía si Vox ocasiona un retroceso de derechos VÍCTOR RUIZ DE ALMIRÓN MADRID Plan ante el Brexit El Gobierno aprobará un decreto a comienzos del próximo mes de febrero con medidas de contingencia para hacer frente al brexit en caso de que no haya acuerdo entre la UE y Londres y con el objetivo de preservar los derechos de los españoles residentes en el Reino Unido y los británicos en España. Sánchez quiso transmitir un mensaje de tranquilidad a los españoles que viven en el Reino Unido y a los británicos que hay en España, a los que garantizó que sus derechos se preservarán sea cual sea el escenario sobre el brexit que se activará el 29 de marzo de 2019. Este plan contempla medidas normativas dirigidas a garantizar el mantenimiento de los derechos adquiridos por españoles y británicos según Sánchez. E spaña necesita estabilidad y no el desorden que propugnan algunos La frase le va como un guante al estilo político y discursivo de Mariano Rajoy, pero la firmó ayer Pedro Sánchez. No fue lo único que podría haber suscrito su antecesor en el cargo. El presidente del Gobierno compareció ayer ante la prensa para realizar su balance del año. Un discurso en el que se apropió del legado económico del anterior Gobierno como uno de los principales avales de su gestión. Después de haber cargado duramente contra la política económica de Mariano Rajoy, el cambio de perspectiva de Sánchez sobre la realidad del país ha girado por completo. Sánchez defendió ayer que en siete meses España ha cambiado a mejor y en 2019 se va a consolidar ese cambio insistiendo en su intención de agotar el mandato. En materia económica proyectó que el paro bajará al 13 al final de 2019 y que el crecimiento económico será del 2,2 Sin haber podido aplicar todavía su programa en profundidad, ni las anunciadas derogaciones de las leyes del PP, Sánchez ha pasado del pesimismo de hace siete meses sobre el futuro de España a un retrato amable y optimista: Creo que estamos en la buena senda Se da la circunstancia además de que las afirmaciones de Sánchez se producen en un momento en el que precisamente los indicadores macroeconómicos están perdiendo velocidad y nos acercamos al final del ciclo de crecimiento. Tras la celebración del Consejo de Ministros, el presidente del Gobierno realizó el previsto anuncio para subir las pensiones. El Consejo de Ministros ha aprobado la subida del 1,6 para las pensiones, que será del 3 para las mínimas. Esa subida permitiría a las pensiones ganar poder adquisitivo, si se cumple la estimación del Gobierno de que la inflación no superará el 1,2 Una medida con la que corona una serie de golpes de efecto, como la subida del salario mínimo interprofesional, en los que Sánchez basa sus principales logros. Ese es su cartel electoral, consciente de que la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado sigue siendo muy compleja. Aunque el sentir general en el Gobierno es que las posibilidades han aumentado en las últimas semanas. Sánchez definió su llegada al Gobierno como un impulso reformista y modernizador en comparación con los siete años de parálisis y desidia de Rajoy. Consideró que con su gestión de Gobierno, y pese a que ni siquiera tiene garantizado poder aprobar su propio Presupuesto, se ha abierto un nuevo tiempo de estabilidad política, económica y social Cuando llegó al Gobierno Sánchez dijo que convocaría elecciones tras lograr estabilizar el país. Ahora se atribuye haber alcanzado la estabilidad política pero no hay rastro de su promesa de convocar las elecciones. El presidente no dio muestras de tener decidida la fecha electoral, y tras rectificaciones constantes al respecto, ayer optó por no entrar a valorar ninguna posibilidad más allá de llegar hasta 2020. La vocación del Gobierno es agotar la legislatura afirmó. El Gobierno va a trabajar porque haya Presupuestos respondió Sánchez cuando se le preguntó sobre un posible adelanto electoral en caso de no aprobar las cuentas. No quiso ni siquiera reconocer como otras veces que ese escenario le obligaría a acortar la legislatura. Ni tampoco quiso contemplar la posibilidad de que las elecciones puedan ser en mayo junto a las europeas, municipales y autonómicas. Una opción que divide profundamente al PSOE. En 7 meses hemos hecho más por España que el anterior gobierno en 7 años Una de las cuestiones básicas es que no va a haber una solución política en Cataluña hasta que haya un gran acuerdo que trascienda a los dos bloques Advertencia en Andalucía Sobre Andalucía, resignado ya a que el PSOE perderá el Gobierno por primera vez, Sánchez ha lanzado una contundente pero a la vez difusa advertencia respecto a las acciones del nuevo ejecutivo y el papel de Vox. Sánchez ha advertido de que actuará si se produce ese Gobierno y recorta derechos y libertades Sin más detalles, el presidente ha criticado la apuesta de Vox por derogar la ley de violencia de género, que va en lo opuesto a lo acordado por PP y Cs, y advirtió de que el Gobierno utilizará todos los instrumentos del Estado para reivindicar seguridad de las mujeres La necesidad que tienen PP y Ciu- dadanos de contar con Vox para lograr el Gobierno de la Junta de Andalucía está siendo explotada sin descanso por los socialistas para empujar a Pablo Casado y Albert Rivera a la derecha. Con el objetivo de tratar de ocupar el centro político. Hoy Sánchez ha dicho que considera el liderazgo de Casado en el PP más como una involución y no en términos de renovación. Y culpó exclusivamente a Casado de que las relaciones entre PP y PSOE no pasen por su mejor momento: Dos no bailan si uno no quiere Mientras, a Albert Rivera le acusó de abrazar las tesis de la ultraderecha porque estar al mismo tiempo en el sentido común y con los extremistas no es posible y ha dicho que espera que los españoles tomen nota