Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 27 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es ENFOQUE 5 Juanma Moreno y Juan Marín, ayer en Sevilla, donde presentaron su acuerdo de legislatura RAÚL DOBLADO Acuerdo de Gobierno en Andalucía Examen de democracia MANUEL CONTRERAS El acuerdo alcanzado por el PP y Ciudadanos, con la connivencia de Vox, por el cual los populares deberían asumir la Presidencia de la Junta de Andalucía y la formación naranja la del Parlamento supone no sólo un punto de inflexión histórico en Andalucía, sino también una espléndida vara de medir para calibrar la verdadera dimensión democrática de nuestros dirigentes. Hace medio año el presidente español, Mariano Rajoy, fue depuesto por una moción de censura del PSOE con el apoyo de Podemos y sus confluencias, ERC, PDeCAT, PNV, Compromís, Bildu y Nueva Canarias. A Rajoy se le podrán reprochar muchos aspectos de su gestión, pero no el talante democrático con el que asumió su abrupto ocaso político. Tras felicitar a Pedro Sánchez, se despidió de los españoles con estas palabras: Ha sido un honor ser presidente del Gobierno de España. Ha sido un honor dejar una España mejor de la que encontré. Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día, se lo deseo por el bien de España Ayer, Susana Díaz respondió al tweet en el que Albert Rivera anunciaba su acuerdo con el PP en Andalucía con un alegato bastante menos caballeroso: Ese acuerdo solo es posible con los votos de Vox. Sin la extrema derecha no tienen gobierno. ¿Por qué lo oculta? ¿Le avergüenza? inquiría la presidenta. El verdadero talante democrático no se mide en la victoria, sino en la derrota. Cuando los números salen es fácil parecer tolerante; lo complicado es mantener el talante cuando la aritmética juega en contra. Por eso el pacto de Navidad de PP y Ciudadanos es un perfecto examen de democracia. Las fuerzas de izquierda, que reivindican poseer el auténtico ADN demócrata, tienen una magnífica ocasión para ejercer como tal y asumir con elegancia el cambio que mandatan las urnas. Descalificar el pacto por el apoyo de Vox después de haber bendecido los apoyos de Bildu o PDeCat al PSOE de Sánchez es una broma de pésimo gusto, porque a día de hoy Vox está mucho más integrado en la Constitución que los proetarras o los golpistas catalanes. Para aprobar el examen de democracia hay que respetar los votos del pueblo y, llegado el caso, saber dar las gracias antes de emprender con dignidad el camino de retorno a la condición de ciudadano de a pie. ANDALUCÍA