Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 LOTERÍA Lotería de Navidad DOMINGO, 23 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es ABC El Gordo Sevilla Varios agraciados celebran el Gordo, ayer por la mañana, en el número 1 de la calle de Numancia España celebra un Gordo dormilón y muy repartido Hasta 46 provincias fueron agraciadas con un primer premio, que tardó más de tres horas y media en salir AITOR SANTOS MOYA MADRID El gafe de Melilla Melilla sigue siendo el único gran lugar de España donde nunca ha caído el Gordo de la Lotería de Navidad, después de que Ávila, Tarragona y Zamora hayan salido en 2018 de la lista de no agraciados con este gran premio. Melilla tampoco ha celebrado en esta ocasión ninguno de los grandes premios mayores. En el resto de provincias de España sí han tenido la fortuna de recibir parte de estos. Melilla es tradicionalmente uno de los lugares donde menos lotería de Navidad se compra. Según las cifras de venta de Loterías y Apuestas del Estado, los habitantes de la ciudad autónoma han gastado una media de 13,18 euros, la más baja de España. En total se han vendido este año 1,1 millones de euros, lo que representa un 1,32 menos que en el año 2017. El Gordo tampoco ha llegado este año a Guadalajara, Palencia, Castellón, Álava y la ciudad autónoma de Ceuta. B ajito y muy repartido. Desde el Alcampo de Cuenca, con 220 décimos vendidos y 88 millones de euros entregados, hasta el bar soriano de Chete, con apenas dos boletos y 800.000 euros en premios. Tardó en salir el 03347, pero cuando lo hizo bañó de felicidad casi todos los rincones de España. El Gordo de la Lotería de Navidad cayó hasta en 46 provincias, con especial intensidad en Vizcaya, Bilbao, Huesca y Cuenca. Tal fue el baile de cuartos, que Zamora, Tarragona y Ávila recogieron por primera vez en su historia parte del premio. La celebración del Gordo, esta vez, fue la más repartida de todo el sorteo. A las 12.35 horas, las niñas Aya Ben Hamdouch reconocida el año pasado por sus célebres euros y Carla García cantaron el Gordo, el penúltimo de los grandes premios que faltaba por salir. Con la voz quebrada, Carla protagonizó uno de los momentos más emotivos. Espero que le haya tocado a las personas que le van a embargar la casa para que tengan dinero para pagarlo confesaba después la pequeña, de 11 años y procedente del humilde barrio madrileño de San Cristóbal de los Ángeles. Su madre, muy emocionada, reconocía después que su hija no se quería levantar de la cama Ironías del destino. Tras el anuncio, miles de botellas de champán, sidra o cava fueron descorchadas a lo largo y ancho de la geografía española. En la localidad vizcaína de Guernica, el pellizco fue de los que marcan época. La taberna Alboka, un popular establecimiento del centro, repartió entre sus clientes casi el total de las 30 series vendidas por la Administración San Juan. A treinta kilómetros de allí, en el número 16 de la calle de Ledesma (Bilbao) la lotera Maribel Pecharromán no paraba de atender el teléfono. Pese a que tenía consignadas un total de 30 series, dispensó finalmente 16 series y 7 décimos, distribuidos fundamentalmente entre empresas que los habían reservado: Este número no formaba parte de ningún pedido especial, sino que lo elegí yo y se lo asigne a las empresas agraciadas indicaba a Efe. Pero no solo en el País Vasco se llevaron la mejor parte. En Huesca, los efectos del Gordo rebotaron en una pequeña administración de la avenida Juan XXIII, que entregó un total de