Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 CULTURA MARTES, 11 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es cultura ABC A la izquierda, el grupo en la Calleja de las Flores en una imagen de 1973. Arriba, y a la derecha, los componentes del conjunto en imágenes promocionales de sus primeros discos, ataviados con los trajes de bandoleros características de sus primeros años FOTOS: ABC Un concierto rinde homenaje al grupo los de Sierra Morena, que creó el mítico himno popular Soy cordobés y muchas canciones que llevaron por toda España desde los años 60 Más de medio siglo diciendo me muero, Córdoba por ti POR LUIS MIRANDA CÓRDOBA Rafael Castro, un día cualquiera de 1965, las musas le sorprendieron trabajando, como quería Picasso, pero no delante de un papel lleno de tachones con versos que no cuadraban y rimas que buscaban la más natural, sino literalmente en el tajo, en Electromecánicas, donde se ganaba la vida sin sospechar que precisamente en aquel momento se le gestaba en el interior algo que le iba a dar la inmortalidad. Pintaba una estantería junto a su compañero Juan Casado Medina, cuando le vino a la cabeza la letra de un pasodoble que podría cantar sobre el escenario con su grupo, que todavía no tenía un nombre definitivo. Y como él no podía bajarse en aquel momento, le pidió que fuese a por un A papel y un bolígrafo para que no se le olvidaran unos versos que a partir de entonces iban a cantar todas las generaciones: Soy cordobés de la tierra de Julio Romero el pintor de la musa gitana Córdoba sultana ¡cuánto te quiero! Había nacido un himno oficioso para Córdoba y también un grupo que tenía que llevar por muchos escenarios el canto a muchas de las cosas que la hacen bella. Los dos, Rafael y Juan, habían coincidido también en el Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena, y en compañía de más músicos formaron una comparsa que en 1967 participó en el concurso de agrupaciones de lo que entonces no se podía llamar el Carnaval de Cádiz, pero lo era. Se llamaron primero Los Escocíos y se llevaron un premio regional. Al año siguiente fueron Rafalito y sus Apaches y luego Los de Sierra Morena. Y aunque todavía hubo algún cambio más, se quedaron con ese nombre y ese tipo que se basaba en los bandoleros. Estuvieron casi treinta años actuando, hasta 1994 y publicaron cuatro discos. Nuevo disco El Gran Teatro, con todo el papel vendido desde hace semanas, acoge esta noche un festival de homenaje a Los de Sierra Morena, en el que estarán presentes el Real Centro Filarmónico, el ballet de Antonio Alcázar y María Victoria Palacios, la Comparsa de Córdoba, Felipe Conde, Álvaro Castillo y Concierto Además de varios artistas, se presentará un grupo que ha grabado un disco con sus grandes canciones Medina Azahara. Eso será en la primera parte, porque en la segunda estará presente un grupo llamado Antología de los de Sierra Morena, que recoge su espíritu y que ha grabado un disco llamado Sinfonía cordobesa en el que interpretan sus grandes éxitos con la Orquesta de Copla Ciudad de Córdoba. En este disco y en la gestación del homenaje ha trabajado Francisco Moreno, miembro de la asociación cultural que lleva el nombre del grupo y que ahora recupera sus canciones por primera vez en formato digital, con dos nuevas piezas. Juan Medina insiste en que se le llame Juanito de los de Sierra Morena como siempre le dijeron, y es el último superviviente de la formación original de un conjunto por el que a lo largo de los años pasaron cuarenta personas. Su éxito en Zaragoza, por ejemplo, fue sonado, y de allí sacaron uno de sus mayores éxitos, el pasodoble Pilarica Los de Sierra Morena grabaron cuatro de los que entonces se llamaban LP, y coincidieron en los escenarios con muchos grandes artistas de aquel momento. Estuvimos con Lola Flores, que toda la vida ha sido una estrella, pero también con Julio Iglesias, cuando todavía estaba empezando y no era tan famoso relata. Todas las canciones salieron de la inspiración de Rafael Castro, autor también de A mi Cristo de los Faroles Cositas cordobesas o Patio cordobés que sólo con el título ya demuestran la vocación del grupo de cantar a una ciudad que no les ha olvidado.