Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 11 DE DICIEMBRE DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 37 ERC se desmarca ahora de la vía eslovena defendida por Torra La portavoz Marta Vilalta defiende una vía propia que incluya desobediencia DANIEL TERCERO BARCELONA tudiaba la vía eslovena Ese documento de la Generalitat se realizó tras un viaje de cuatro representantes de la Generalitat de Cataluña a Eslovenia los días 9 y 10 de enero de 2017. Entre las cuatro personas que viajaron a Eslovenia se encuentra Pere Aragonès (ERC) actual vicepresidente autonómico y consejero de Economía y Hacienda. EFE tos Encima de la mesa del Gobierno está, según varias fuentes, la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional, que contempla en su artículo 23 la situación de interés para la Seguridad Nacional En el artículo 24 se especifica que Sánchez puede declararlo con un real decreto que debe definir la crisis, su ámbito geográfico, la duración de la medida y contempla el nombramiento de una autoridad funcional. Al contrario que en el artículo 155, Pedro Sánchez no necesita aquí el apoyo del PP. La vía eslovena para Cataluña defendida por Quim Torra, presidente de la Generalitat, no es la vía de ERC. No, al menos, como opción principal para conseguir la secesión de la región. Ayer, Roger Torrent (ERC) presidente del Parlamento catalán, y Marta Vilalta, portavoz del partido de Oriol Junqueras, se desmarcaron de la preferencia de Torra. Torrent señaló que prefiere la vía escocesa y añadió que, desde su punto de vista, el procés se ha desarrollado siempre bajo los parámetros del pacifismo y el civismo En este sentido, dijo que esta vía, la de pactar un referéndum de autodeterminación, es la vía correcta Sin concretar preferencias, Vilalta también descartó que ERC vaya a apoyar una vía eslovena y apostó por defender una vía democrática, pacífica y cívica Vilalta, que estuvo presente en el acto de Bruselas (Bélgica) en el que Torra citó la vía eslovena como opción para Cataluña, argumentó este lunes que el independentismo catalán debe apostar por una vía propia para fracturar España, un camino que debe ser, según señaló, no violento pero sí con la desobediencia encima de la mesa. Aunque ERC se desmarcó ayer de Torra, la Guardia Civil realizó varios informes sobre la vía eslovena que barajó la Generalitat bajo la presiden- Roger Torrent PRESIDENTE DEL PARLAMENT PDECat sí ve paralelismo Quien sí vio similitudes entre la situación política de Cataluña y la que vivía Eslovenia en 1991 fue Míriam Nogueras, diputada del PDECat en el Congreso y vicepresidenta de este partido. Se puede hacer un paralelismo porque en Eslovenia se hicieron dos referéndums, se ganaron y al final la violencia vino del otro lado indicó. El presidente del PDECat, David Bonvehí, lamentó las interpretaciones que se han querido hacer de las palabras de Torra. Una valoración que compartió Eduard Pujol, portavoz adjunto de JpC. Por su parte, Eva Granados (PSC) registró ayer por la tarde una petición de comparecencia de Torra en el Parlamento catalán para que el presidente de la Generalitat explique un eventual recurso a la vía eslovena para conseguir el objetivo de secesión unilateral de Cataluña Santi Rodríguez (PP) sobre el mismo tema, instó a Inés Arrimadas (Cs) a que presente una moción de censura contra Torra porque cree que sería un momento adecuado para alzar la voz en el Parlamento y dejar claro que no toda Cataluña está situada en esta revuelta, que una parte importante de Cataluña es gente de orden y de paz Siempre hemos defendido y seguiremos defendiendo la vía escocesa Míriam Nogueras VICEPRESIDENTA DEL PDECAT Hay paralelismo: se hicieron dos referéndums, se ganaron y la violencia vino del otro lado cia de Carles Puigdemont y cuya experiencia corrió a cargo de un departamento en manos de ERC. Según informa Ep, la Benemérita incautó en uno de los registros un documento de Lluís Salvó (ERC) en el que se es- ANÁLISIS MANUEL MARÍN INSURRECCIÓN EN EL PSOE O hay una profunda división en el Gobierno sobre cómo reaccionar a la ofensiva separatista, al bloqueo que impide la aprobación de los presupuestos generales, y al varapalo de las elecciones andaluzas, o sencillamente no hay más estrategia en el PSOE que la del boxeador sonado que improvisa manotazos al aire como manera de sobreponerse a su estado de shock. El ya está bien pronunciado por José Luis Ábalos contra los excesos de Joaquim Torra y su virulenta vía eslovena se compadece muy poco con el diagnóstico de Josep Borrell, quien a pesar de percibir un ánimo de insurrección en Cataluña, no ve motivos para aplicar el artículo 155 porque lo que cuenta son las acciones El mensaje no es unívoco. No obstante, el salto cualitativo que está experimentando el separatismo en Cataluña agrava cualquier previsión porque ya no hay apaciguamiento posible, y porque los comités de defensa de la república están fuera de control. La amenaza de asaltar el Parlament no es retórica. La revolución de los lazos amarillos que, mal que bien, pareció controlar la Generalitat durante unos meses para poner a prueba la vo- luntad real de cesión de Pedro Sánchez, ha adquirido una deriva propia que no maneja nadie con criterios racionales. Ni Torra, ni Puigdemont, ni Junqueras desde prisión, ni los mossos... Durante una semana, la coartada del crecimiento de Vox en Andalucía y la probabilidad cierta de que el centroderecha desaloje al PSOE de la Junta sirvieron a Pedro Sánchez para resucitar artificialmente la expectativa de una hipotética aprobación de los presupuestos como cordón sanitario contra la derecha. Pero Pablo Iglesias se encargó de desbaratar el plan con una sobreactuada exigencia de que Sánchez liderase un frente antifascista mientras en realidad activaba a su aparato electoral y convocaba primarias en Podemos para contener otro conato más de descomposición interna. La tesis oficial siempre fue que Ábalos habla por boca de Pedro Sánchez. Es su mano derecha en el partido y un ministro de acreditada lealtad. Sin embargo, resulta difícil conciliar la tesis de que el PSOE sigue negociando bajo la mesa con el independentismo cuando Ábalos está llamando iluminado a Torra. Podría ser el primer guiño de un próximo giro españolista para un PSOE alarmado, y con sus barones territoriales en ebullición insurreccional y en modo conspiración. Pero con Sánchez tampoco es descartable lo contrario si se impone el criterio de ese otro sector de ministros Calvo, Montero, Celáa o Batet- que siguen contemplando la aprobación in extremis de las cuentas públicas como la única salida para evitar unas elecciones prematuras. Sánchez tendrá que aclararse consigo mismo, pero aprobar unos presupuestos en la misma fecha en que Oriol Junqueras se siente físicamente en el banquillo del Tribunal Supremo, y con Torra fuera de control, se antoja mucho imaginar