Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 CULTURA MARTES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es cultura ABC Espacios con alma La Universidad saca la danza de las aulas durante una semana L. M. CÓRDOBA La Universidad de Córdoba ultima su X Semana de la Danza Espacios con Alma un encuentro para la reflexión, la vivencia, el disfrute, la formación, la difusión e investigación de la danza cuyo objetivo fundamental es el desarrollo social, educativo y cultural a través de este arte corporal. Tras la presentación, ayer, fue la primera actividad a cargo de Belén Rivera, con la conferencia interpretada Danza Española Las actividades continuarán hoy con la muestra coreográfica de alumnado de la UCO en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias de la Educación. Le sigue el desarrollo de los talleres abiertos y gratuitos a toda la ciudadanía con tres tipos de danza que ponen en valor el cuidado del patrimonio a partir de diferentes estilos. Entre las citas previstas se encuentran ¿Bailas? Folklore dirigido por la profesora María Fernanda Álvarez y Belén Rivera el martes 20 ¿Bailas? K- Pop el miércoles 21 dirigido por la profesora Nubia Ket en la Escuela de Arte Dionisio Ortíz; ¿Bailas? Danzas del mundo el jueves 24 dirigido por José María García y Marta Muños en el Palacio de Viana; y ¿Bailas? Danza Oriental el viernes 23 dirigido por el profesor Zuel en la entrada de Ciencias de la Educación. La periodista y escritora Rosa Montero, en la presentación de su novela VALERIO MERINO Hablamos de las mismas obsesiones en todas las novelas Rosa Montero Escritora LUIS MIRANDA CÓRDOBA Hasta diciembre Aires de Córdoba abre una nueva exposición con cuatro artistas L. M. CÓRDOBA La sala de exposiciones Aires de Córdoba acaba de abrir una nueva exposición en uno de los formatos clásicos en el devenir de esta sala: Arte para Cuatro. En esta ocasión los protagonistas son Manuel Carballeira (de Valdoviño, La Coruña) Esperanza Ruiz Olmo (de Ciudad Real) Verónica Fernández (de Asunción. Paraguay) y Vicente Segarra (de Valencia) Cada uno de ellos expone una serie de obras según su particular fórmula creativa, estilo y temas en una de las propuestas más consolidadas de este espacio cultural. Se podrán visitar en la sede de Aires de Córdoba, en la céntrica calle Arguiñán, de lunes a viernes entre las 18.00 y las 22.00 horas, hasta el próximo 4 de diciembre. Los tiempos del odio editada por Seix Barral, es la tercera obra en que Rosa Montero viaja al futuro con la detective Bruna Husky. -Son comunes las novelas ambientadas en el pasado, pero las de Bruna Husky van al siglo XXII. ¿Cómo se proyecta una en el futuro? -Ya es mi tercera novela de Bruna Husky, que en esta novela vive en el año 2110. Para mí la ciencia ficción me parece una herramienta metafórica, maravillosa y poderosísima para hablar del aquí y del ahora, del presente. Me da igual irme al futuro cien años o irme, como en Historia del rey transparente al siglo XII porque siempre estoy hablando de lo mismo. Los novelistas siempre hablamos exactamente de las mismas obsesiones en todas nuestras novelas. En cada una intento encontrar una forma nueva de explicar esas obsesiones. De una manera, a ser posible, más exacta, más profunda y más bella. ¿La novela es una forma de explicarse el mundo? -Sí, exacto, el mundo y la condición humana. Hay algunas novelas de género que no son así, pero es que a mí los géneros no me gustan, no creo en ellos. La novela de género histórico típica es la que ilustra una anécdota histórica. A mí, que me gusta mucho la historia, para saber de una época pasada prefiero leer a historiadores. Otra cosa es que tú quieras hablar de la condición humana y que lo proyectes en otra época. Esta novela mía es ciencia ficción, pero también es una novela negra, porque la protagonista es detective, también social o política, también de amor y psicológica. Muchas cosas mezcladas. -El futuro en las novelas suele aparecer como un mundo de avances absolutos o como una distopía donde el hombre está alienado. ¿Cómo es el año 2110 de su novela? -Mis novelas no son distopías en absoluto. De hecho, las tres novelas de Bruna Husky son las más realistas que he escrito, la que representan de una manera más clara el mundo en que vivimos. A mí me gusta mucho la ciencia y la tecnología y he intentado hacer un mundo posible e incluso probable dentro de 92 años. Es equiparable Mundo actual Hay que reaccionar, refundar la democracia y limpiarla de sus lacras al de ahora: hay avances, en algunos casos, retrocesos y la misma lucha que hay ahora entre la luz y las tinieblas, entre la involución y la barbarie. Creo que desde el principio de los tiempos, desde las cavernas, el ser humano ha mantenido esa lucha. Ya algunos trogloditas elegían como vía de supervivencia la empatía y la colaboración con los demás y otros elegían dar un cantazo al más débil y robarle la pata de mamut. Creo que ha ido ganando por ahora la colaboración y ahora mismo estamos en un momento bastante crítico en donde podemos caer en un abismo de involución y perder muchos de los logros adquiridos democráticamente durante siglos. Creo que vivimos en unos tiempos del odio. -El odio es una palabra de moda en las redes sociales. Incluso un delito. -Las redes sociales son un altavoz de ese odio. Con impunidad, sin cortapisas sociales. De repente, la gente manifiesta cosas que no se atrevería a decir cara a cara. Hablo del odio en plan masivo, de esa especie de añoranza por los totalitarismos de izquierdas y derechas que parece que hay en el mundo, desde el ISIS hasta el monstruo de Maduro hasta la fascitización de Europa. Es terrible comprobar que gente como Trump o Bolsonaro han llegado con millones de votantes con unos dicursos electorales centrados en el odio. Hay que reaccionar, hay que refundar la democracia, hay que limpiarla de las lacras, hacer una democracia con la menor corrupción e hipocresía posible. Si no, no ofreceremos una opción lo suficientemente atractiva a los jóvenes.