Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 SOCIEDAD MARTES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es conocer ABC Torrevieja (Alicante) ayer, tras registrar más de 100 l m 2 EFE La ciclogénesis se salda con un muerto, un desaparecido y cientos de incidencias Las lluvias dan tregua al Levante, pero continúan en la vertiente atlántica N. SEQUEIRO A. CAPARRÓS I. MIRANDA VIVEIRO (LUGO) VALENCIA MADRID En Viveiro (Lugo) se produjeron los mayores destrozos Tras dos días sufriendo los estragos de una ciclogénesis que ha dejado una víctima, un desaparecido y cientos de incidencias, hoy en España solo queda Almería en aviso amarillo por fenómenos costeros. Las precipitaciones se mantendrán en la vertiente atlántica, pero el Levante, Cataluña, este de Andalucía y Baleares tendrán una tregua, al menos hasta el viernes, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) A partir de hoy las lluvias más intensas se registrarán en Galicia, en el entorno del Sistema Central y en el área del Estrecho. En general, las precipitaciones pueden afectar a todo el país, con menor probabilidad en el Cantábrico y las regiones del Levante dice el portavoz de la Aemet, Rubén Del Campo. En Canarias, la situación se inestabilizará mañana y puede registrar también precipitaciones fuertes. Un anticiclón de bloqueo se mantiene en el norte de Europa, lo que impide la llegada de borrascas a esa zona y provoca que estas se desvíen hacia la Península. Estos anticiclones suelen ser duraderos. Esta situación podría durar hasta final de mes e incluso hasta principios de diciembre comenta Del Campo. Afectaría especialmente a la vertiente atlántica. GALICIA Una muerta en Viveiro En el barrio de A Xunqueira, en Viveiro (Lugo) los servicios municipales y los vecinos se afanaban ayer por achicar el agua que inundó los bajos de sus viviendas. Mientras hacían recuento de daños, lamentaban el fallecimiento de Amparo Berdeal que, a los 83 años, perdía la vida por la inundación en su casa. Su hija tuvo que ser hospitalizada, pero se encuentra fuera de peligro. La noche del domingo en la localidad de la Mariña lucense se desató una tormenta que afectó a buena parte de la villa anegando casi todos los bajos comerciales del casco histórico. Cayó una tormenta impresionante como no se había visto antes en Viveiro relata Juan Manuel Escuredo, inspector jefe de la Policía Local. Hasta que dejó de llover los efectivos de los Bomberos, Protección Civil y la Policía poco pudieron hacer. Coincidió con que la marea estaba llena y no había manera de que desaguara indica Escuredo. Cuando bajó, las calles quedaron cubiertas por un reguero de lodo y arena que impedía el tránsito en la zona. La alcaldesa de la localidad, María Loureiro, mostró ayer la consternación del Ayuntamiento ante una situación con la que no se contaba y que fue totalmente imprevisible Pese a que las intensas lluvias acabaron desbordando el río, no estaba activada ninguna alerta por este fenómeno meteorológico adverso en la zona. Según el observatorio más cercano, en Penedo do Galo, entre las 20.30 horas y las 23 horas del domingo, las precipitaciones acumuladas pasaron de los 2,4 litros El temporal también se ceba con Portugal Al menos dos fallecidos en Évora al hundirse una carretera FRANCISCO CHACÓN LISBOA ABC Un tramo de la carretera comarcal que une las localidades portuguesas de Vila Viçosa y Borba se derrumbó ayer en el distrito de Évora y provocó al menos dos muertos, aunque la cifra podría dispararse, ya que al menos cuatro o cinco personas cayeron estrepitosamente a bordo de sus vehículos y permanecían atrapadas al cierre de esta edición. Los hechos se produjeron junto a la carretera nacional 255 a primera hora de la tarde. Aunque la cadena de televisión SIC adelantó que los fallecidos se elevarían a cuatro o cinco, la confusión reina en esa zona del Alentejo, no lejos de Extremadura. Según el Comando Territorial de la Guardia Nacional Republicana y el Comando Distrital de Operaciones de Socorro de Évora, una excavadora, una camioneta y un vehículo ligero se desplomaron, procedentes de una gran escombrera próxima, debido a un corrimiento de tierras. Los dos muertos inicialmente confirmados eran trabajadores de esta escombrera, que se investiga si estaba en condiciones óptimas y legales.