Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2018 abcdesevilla. es andalucia ANDALUCÍA 33 2 D Elecciones andaluzas JAVIER IMBRODA CANDIDATO CIUDADANOS POR MÁLAGA ANTONIO MAÍLLO CANDIDATO ADELANTE POR SEVILLA SALVADOR ILLA SECRETARIO ORGANIZACIÓN PSC No hay que hacer 15 hospitales nuevos, hay que hacer todo lo que no se ha hecho por pasividad e ineficacia El socialismo está en Adelante Andalucía. Hay un deterioro en la sanidad, la educación y una quiebra del PSOE- A Me parece reprobable que algunas formaciones usen el conflicto catalán para la campaña andaluza antes de empezar la jornada. Ha sido jugador de voley y luego entrenador. Marín, que se presenta ahora como el cambio en Andalucía, recibe críticas por casi todos los flancos por haber apoyado a Susana Díaz a mantener otros tres años lo que él mismo califica como régimen Hay quien lo tacha de veleta. De chaquetero. Y no es la primera vez, porque su currículum político es largo. El líder de Ciudadanos se presentó, siendo muy joven, como último de la lista por Alianza Popular- -luego Partido Popular- No lo niega, pero lo matiza. Su padre, empresario local, era el afiliado, pero a última hora pensó que no le beneficiaba que le vieran en el cartel con un partido político. Y mandó a su hijo, Juan, que se presentó a última hora. También le acusan de haber pasado por el Partido Andalucista, pero eso sí lo desmienten en su entorno. Él fue un técnico de comunicación para ese partido, nada más. Hasta del PSOE le han querido vestir. Pero tampoco, dicen quienes le conocen. Pactó con ellos en el Ayuntamiento de Sanlúcar cuando él concurría con el partido que montó, Ciudadanos Independientes de Sanlúcar. Nada más (y nada menos) En total Marín, que está casado con una trabajadora del Ayuntamiento de Jerez y tiene dos hijos que rondan la veintena, ha estado en tres partidos: el PA, Independientes y ahora, en Ciudadanos. Y con esos mimbres ha construido el cesto de su carrera política. Si explicar dónde ha militado es un reto para este político, el otro es contar a los andaluces qué ha conseguido manteniendo al PSOE en la Junta tres años más. Él presume de la dimisión de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán; de la eliminación casi total del Impuesto de Sucesiones; y de la rebaja del IRPF. El reto más difícil de este político que antes que gritar prefiere guardar silencio cuando se enfada es justificar precisamente estos tres años de apoyos. El convencer a los electores de que se puede apoyar al PSOE y, acto seguido, atacar que estén en el Gobierno. De asegurar el puesto de Susana Díaz para vetarla como socia de Gobierno en cuanto se convocan elecciones. De querer, como buen hijo de relojero, poner el reloj de Andalucía a cero tras haber ayudado durante años a quienes buscaban lo contrario. Un trasfondo sanitario para reventar el gran mitin del PSOE La activista que sacó la pancarta contra Susana Díaz denuncia que fue agredida JAVIER RODRÍGUEZ CÁDIZ La indignación y la rabia llevaron a María Antonia Pacheco, 59 años, gaditana del barrio de Loreto, a plantar cara el pasado domingo a toda la familia socialista que asistía entregada al mitin de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las bodegas Vélez de Chiclana. Más de 1.200 simpatizantes del PSOE de toda la provincia se dieron cita para arropar a sus líderes en el primer acto de campaña en la provincia. Sin embargo, entre el público había una persona que no compartía el mismo entusiasmo. Del desencanto a la decepción, de la decepción a la impotencia y de la impotencia al cabreo. La gota que colmó el vaso de la paciencia de María Antonia rebosó nada más arrancar la campaña electoral de las autonómicas andaluzas. De nuevo retumbaron en su mente todas esas promesas en materia de sanidad pública que lleva escuchando desde hace diez años y que se evaporan como el humo de tabaco. Esta- Pacheco, con la denuncia A. VÁZQUEZ tros de salud si resultaba reelegida. COn ese antecedente, María Antonia Pacheco Cumbre, conocida activista social de Cádiz que fundó hace once años el movimiento a favor de unidades para el tratamiento de la endometriosis, una enfermedad benigna que afecta a las mujeres en su edad reproductiva fue al mitin del PSOE. María Antonia ha peregrinado durante estos diez años por los despachos de la Consejería de Salud y por los pasillos del Ministerio de Sanidad para que se habiliten en la provincia unidades especiales en los hospitales públicos para abordar esta enfermedad que tantas molestias provoca entre la población femenina. Asegura que durante estos años de lucha, los políticos con los que ha tratado solo han buscado la foto con los enfermos y al final, las promesas se las lleva el viento. No hay nada, solo mentiras Por ello, las palabras de Susana Díaz en Málaga habían crispado su ánimo. El voto nulo mos trabajando en ello... este asunto es nuestra prioridad... no se preocupe que su reivindicación no caerá en saco roto... Estas son algunas de las frases hechas del argumentario político que ha coleccionado María Antonia en los últimos años. El sábado en Málaga, la presidenta se comprometió a construir quince hospitales en Andalucía y 24 cenEstá harta y cansada de un discurso político falso y estéril por ello, no lo dudó un instante y fue al mitin de Chiclana donde sacó una pancarta que no se centró en su reivindicación sanitaria: Susana corrupta. Yo voto nulo por mis hijos y mis nietos Cuando Díaz subió al escenario sacó la pancarta. Los militantes socialistas que estaban sentados junto a ella le reprocharon la actitud y rápidamente acudieron miembros de la organización del acto y de la seguridad, que la sacaron a empujones mientras la presidenta seguía con el mitin. Quería contar su historia a la presidenta cara a cara, decirle que miente y que solo se acuerda de los ciudadanos cuando llegan las elecciones. Los miembros de seguridad trasladaron en volandas a María Antonia hasta un rincón de las bodegas. Actuaron como una banda de mafiosos cuando saqué la pancarta asegura. Entre empujones y reproches, la mujer abandonó las instalaciones, aunque todo el altercado, dice, está grabado en el móvil que llevaba en el sujetador. Ayer solicitó en el centro de salud de Chiclana un parte de lesiones para denunciar en el cuartel de la Guardia Civil que fue agredida.