Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DEPORTES SÁBADO, 17 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es deportes ABC Los jugadores de la selección, cabizbajos después de un gol de Croacia Liga de las Naciones Grietas de una España en obras La selección, en Las Palmas para el incómodo amistoso de mañana ante Bosnia, evidencia unos problemas que le convierten en un equipo inestable ENRIQUE YUNTA MADRID E l papelón de España estos días es para analizar, pues de golpe se ve en Las Palmas de Gran Canaria preparando un insulso amistoso con cara de pocos amigos por lo ocurrido en Zagreb. Se perdió en el tiempo extra ante Croacia (3- 2) una derrota que agita el debate por varios motivos y que serán analizados en las próximas líneas, y ese resultado obliga a que la expedición esté pendiente el domingo, a la hora del postre (tres de la tarde) del duelo de Wembley entre Inglaterra y los balcánicos. Si no se produce un empate, la selección española saldrá al campo contra Bosnia (20.45 horas) sabiendo que no estará en la final a cuatro de esta Liga de las Naciones que empezó estupendamente y que ha acabado torcida. Lo dicho, un papelón mientras se trabaja para tapar las grietas de un equipo en construcción. Portería bajo lupa Vaya por delante que David de Gea no fue el único culpable del tropiezo del jueves, pero se le señala abiertamen- te porque el portero ha entrado en una espiral de la que no sabe cómo salir. De Gea no ha tenido nunca una gran noche con España (se entiende por gran noche como un partidazo ante una gran potencia con algo serio en juego) y desde el Mundial, antes incluso, enlaza una serie de actuaciones denunciables porque no cumple con las funciones básicas de un guardameta. Es el mejor en la Premier, eso dicen los premios, pero cuando toca defender bandera se bloquea, muy criticado por jugar siempre debajo del larguero y no beneficiarse de sus 192 centímetros. Y ya no es tanto un tema de paradas, que también. El principal problema con De Gea es que no transmite la confianza necesaria en un equipo que ya de por sí tiene serios problemas defensivos. Al ex del Atlético se le ha mimado desde que está en la absoluta y Vicente del Bosque le cocinó aquella dulce transición, dándole la portería que había protegido Íker Casillas durante tanto tiempo. También Julen Lopetegui confió a ciegas en él (de hecho, se cargó a Casillas del día a día) y Fernando Hierro mantuvo la idea en el Mundial pese a la aciaga noche ante Portugal. Ahora, con Luis Enrique, más de lo mismo, De Gea y diez más. Son ya varias tardes de disgustos y no abundan las intervenciones, así que el debate se agita inevitablemente y se mira a un banquillo en el que levanta la mano Kepa Arrizabalaga, al que le faltan horas de vuelo en clave internacional. Cómo estarán las cosas que renace la figura de Íker Casillas, que ya ha dicho, más madera, que estaría encantado de volver a la selección. En el Oporto lo está haciendo otra vez muy bien, todo hay que decirlo. Ramos y sus socios Desde hace ya un tiempo, España es un conjunto con importantes desajustes en la retaguardia. Juega siempre