Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 17 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es cultura CULTURA 69 SE AUTORRETRATA Un lugar de memoria Museo del Prado. Edificio Jerónimos. Salas A y B. Del 19 de noviembre al 10 de marzo de 2019 Especialmente emotivo, el maravilloso Cristo muerto sostenido por un ángel de Antonello da Messina, junto a un estudio preparatorio del Guernica en el que una mujer llora desconsolada, al igual que el ángel, la muerte de su hijo. Si España ha podido ir aumentando su patrimonio y el Prado su colección, es porque los españoles nos hemos dotado de instrumentos legales para proteger ese patrimonio, como la posibilidad de declarar inexportables algunos bienes y los derechos de tanteo y retracto explica Portús. Arte moderno FOTOS: MAYA BALANYÁ MUSEO DEL PRADO exportar obras de Murillo y otros artistas españoles, que tuvo como hito fundamental la Constitución de 1931, la primera europea en la que hay una mención específica al patrimonio y las obligaciones del Estado hacia el patrimonio común. Dos años después, en 1933, se aprueba la ley de Patrimonio, también pionera en Europa y que en España está en funcionamiento hasta 1985, cuando se aprueba la ley actual En la exposicion están presentes la Orden de 1779 y las leyes de Patrimonio del 33 y el 85. Junto a esta última, La condesa de Chinchón de Goya, que pudo comprar el Estado español, gracias al derecho de tanteo, por 4.000 millones de pesetas. Hay diálogos muy intensos a lo largo de la exposición: La Maja desnuda de Goya junto a Desnudo recostado de Picasso; Fortuny copiando el San Andrés de Ribera, Picasso haciendo lo propio con el Felipe IV de Velázquez... La Infanta Margarita de Mazo (que en su día se atribuyó a Velázquez) inspira obras de Sorolla, Merritt Chase y Sargent, que cuelgan junto a ella. En otra pared, dos obras de Manet, artista que llegó a España en 1865 y quedó fascinado por el Prado y por Velázquez, a quien bautizó como el rey de los pintores La Inmaculada Concepción de los Venerables de Murillo luce junto a una pintura del Salón Carré del Louvre, en el que colgaba dicha obra. Fue uno de los trueques artísticos entre Francia y la España franquista. Alguien dijo que el Prado es un museo para los pintores y una meca para el arte moderno. En sus orígenes acogió el arte contemporáneo, entre ellos muchos artistas vivos, hasta que en 1898 se inauguró el Museo de Arte Moderno. Hoy el Prado abre sus puertas a Renoir, Manet, Picasso, Miró, Gris, Pollock, Motherwell, Hamilton u Oteiza, quienes A la altura de su historia revisitaron las obras del Prado. Duran- Miguel Falomir no oculta su emoción: te el franquismo, el Equipo Crónica ma- Soy un director orgulloso de su plannipuló El caballero de la mano en el tilla y agradecido por el esfuerzo que ha pecho incluyendo un puño america- hecho para que el museo esté a la altuno. Antonio Saura deforma la imagen ra de su historia en estos 200 años. Esta de Felipe II, un símbolo exposición es visualmenpara el franquismo. Calvo Serraller te atractiva, importante, Hay dos grandes auFalomir anuncia necesaria y emocionante. sencias: el Guernica y la Resulta difícil visitarla sin que este museo Dama de Elche que en que se te haga un nudo en que tanto amó su día formaron parte de la garganta Javier Pordedica, orgulloso, tús ofreció una lección este museo. En realidad, hay una tercera, Mujer magistral en la presentala exposición en azul de Picasso, del ción de la muestra, que fue a su memoria Reina Sofía, que está presrecibida con una de las tada al Museo d Orsay de mayores ovaciones que se París. Portús hubiera querido confron- recuerdan en el auditorio del museo. tarla con La Reina Mariana de Austria Muy merecida, por cierto. de Velázquez y La Reina María Luisa Horas después saltó una triste noticon tontillo de Goya, ilustrando así la cia: había muerto Francisco Calvo Secolumna vertebral del arte español (Ve- rraller, ex director de la pinacoteca. Falázquez- Goya- Picasso) pero no ha po- lomir recordaba ayer que apenas diridido ser. Le queda esa espinita clavada gió el museo 200 días, entre 1993 y 1994, al comisario. Los grandes del arte del pero su amor por él recorrió toda su siglo XX peregrinaron hasta el Prado: vida. Se identificó con lo que el Prado Francis Bacon, Lucian Freud, Joan Miró, significaba como esencia de las mejoSalvador Dalí, Andy Warhol... como res virtudes de nuestro país. Como diqueda patente en imágenes presen- rector del Prado solo puedo expresar la tes en la muestra. Y no sólo artistas. orfandad en la que nos deja en este muTambién inspiró a pensadores como seo que tanto amó y que, orgulloso, deFoucault y Eugenio d Ors (que pasó dica la exposición a su memoria Tres horas en el Prado escritores como Buero Vallejo, María Zambrano y Rafael Alberti. Las Meninas cómo no, ocupan un lugar especial en la exposición, aunque el cuadro no se ha movido de la Sala XII. Se creó una pequeña sala, hoy desaparecida, para exponer exclusivamente este cuadro explica Portús Había un balcón que la iluminaba por la misma zona donde está iluminada en el cuadro. Había enfrente un espejo Así se aprecia en fotografías que cuelgan en la sala, presidida por Las Meninas de Picasso. La exposición cuenta con un epílogo en el que se aborda la actividad del museo (exposiciones temporales, el Prado online, proyectos como El Prado se toca para invidentes... y se exhiben varias fotografías de Francesco Jodice, en las que aparecen visitantes del museo. El Prado rinde homenaje al público, el gran protagonista de esta historia. Insignes visitantes Por el Prado pasaron artistas como Manet, Bacon, Lucian Freud (en la imagen, en 2010, admirando un Velázquez) Warhol o Dalí Guerra Civil Proyectil que impactó en las inmediaciones del Prado el 16 de noviembre de 1936 y que fue donado al museo. Ese día cayeron nueve bombas sobre el Prado NODO En la exposición se emiten fragmentos del NODO con grabaciones en el Prado (en la imagen, Franco) de Filmoteca Española