Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 17 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es espana ESPAÑA 47 Junqueras ni siquiera contesta las cartas al expresidente fugado Torra organiza una reunión de partidos que constata la fractura política ÀLEX GUBERN BARCELONA EFE guir trabajando de manera extensiva conectando el talento americano con el catalán en el ámbito académico, empresarial, turístico, la investigación, la innovación y la emprendeduría Con la reapertura de esta embajada Maragall lleva ya cuatro sedes reactivadas desde que los grupos independentistas recuperaron el control de la Generalitat, tras las elecciones del 21- D. Antes de la de EE. UU. se reabrió la de Alemania, el Reino Unido y la de Italia. A partir de ahora, la Generalitat pondrá en marcha varias fases para abrir sedes en los países bálticos, los Balcanes, los países nórdicos, el Mediterráneo, el centro de Europa, Portugal, Oriente Medio, Sudamérica y Asia. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, convocó ayer por la tarde una reunión en Palau con objeto de abrir lo que se definió como un espacio de diálogo una forma de trasladar una pretendida imagen de normalidad institucional. CUP, PP y Ciudadanos decidieron no acudir, mientras que el PSC, que sí participó en el encuentro, trasladó la ahora insalvable distancia política que separa al bloque independentista del resto de partidos. Solo los comunes compraron la idea, subrayando el mínimo común que les une a ellos, el derecho a decidir. Lo que pretendía ser una imagen de relativa unidad no hizo más que constatar la fractura política catalana. De hecho, las disensiones no solo separan a secesionistas con el resto de partidos, sino que se airean a cara descubierta en el seno del independentismo. La distancia política, personal y estratégica entre el fugado Carles Puigdemont y el líder de ERC encarcelado Oriol Junqueras lo contamina todo. Ayer mismo, la consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, reprochó al líder de ERC que desde la prisión de Lledoners (Barcelona) no haya respondido a cuatro cartas que le remitió el expresidente Puigdemont. En una entrevista en El Món preguntada por si no hay comunicación entre ambos, afirmó que hay comunicación unidireccional Puigdemont ha escrito cuatro cartas al vicepresidente Junqueras y también le envió un libro dedicado sin Junqueras y Puigdemont, juntos el 27 de octubre de 2017 respuesta. Por tanto, sí que el vicepresidente Junqueras tiene información del presidente Puigdemont apuntó. Preguntada por hasta qué punto los intereses partidistas y electoralistas marcan la incomunicación entre ambos líderes y cómo afectan al funcionamiento del Ejecutivo catalán, negó que Junts per Catalunya (JpC) haga partidismo: El objetivo de JpC no es ir a ganar elecciones autonómicas, sino aprovechar todas las herramientas que tengamos para hacer efectiva de verdad la independencia de Cataluña INÉS BAUCELLS Distancia insalvable La realidad es que pese a los esfuerzos por escenificar unidad, la distancia entre las dos fuerzas mayoritarias del independentismo es enorme, un abismo donde propuestas como la de Puigdemont para sumarse de dos a una lista conjunta a las europeas liderada por Junqueras no hacen más que envenenar el ambiente. Entre los republicanos se tiene claro que el ex- presidente catalán sigue incansable en su labor de zapa para hacese con la hegemonia del independentismo. La respuesta de ERC fue tajante. Artadi, en la citada entrevista, no se daba por aludida, reclamando listas unitarias: La prioridad no es pensar cómo estará ubicado tu partido dentro de 20 años. Pensemos que las listas unitarias responden a lo que la sociedad nos pide ahora. Esto tenía que haber pasado el 21- D, tendría que pasar en el Ayuntamiento de Barcelona y en las europeas añadió. En este ambiente, la reunión de ayer por la tarde no sirvió más que para constatar que la normalidad política en Cataluña está muy lejos de alcanzarse. Con tres partidos ausentes, los presentes únicamente llegaron a la conclusión de que es necesario mantener abiertos los cauces de diálogo. Desde ERC, ansiosos por ensanchar la base, lanzaron las campanas al vuelo y consideraron que la reunión de ayer reabre la gran vía de los consensos