Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 15 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es motor MOTOR 57 Industria quita hierro y dice que la Ley de Cambio Climático es un borrador Tras dejar el martes todo el protagonismo en manos de Transición Ecológica, de cuyos despachos partió el borrador de Ley de Cambio Climático que plantea vetar la venta de vehículos de combustión en 2040, el ministerio de Industria despertó ayer para tratar de contener a la soliviantada industria del motor. Por la mañana, el secretario de Industria, Raúl Blanco, minimizó el impacto del documento al asegurar que se trata de un borrador no definitivo en un acto organizado por Faconauto. Por la tarde, en el Congreso, la ministra Reyes Maroto se abrió a buscar un nuevo plazo en colaboración con el sector. Ciudadanos, por su parte, pidió la comparecencia de Maroto en la Comisión de Industria para que explique cómo plantea el Ejecutivo apoyar al sector en la transición. EL COCHE DE 2040 Un servicio eléctrico, autónomo, inteligente y compartido El coche en propiedad caerá un 25 frente a las nuevas opciones, según Oliver Wyman U. MEZCUA MADRID Un vistazo al pasado muestra una evolución lineal del automóvil. Las últimas décadas pueden resumirse en la consecución de una mejora en la eficiencia de los motores de combustión y del confort a bordo, si bien en la última década se han multiplicado los asistentes tecnológicos en materia de seguridad y de entretenimiento. Avances llegados de la mano de las nuevas tecnologías y de la digitalización que se acelerarán en el futuro inmediato. El consenso en la industria es que el sector cambiará más en los próximos cinco años que en el medio siglo anterior. Una verdadera revolución que llegará también asentada sobre la irrupción y masificación de los motores eléctricos, obligatorios para cumplir con los cada vez más exigentes objetivos de emisiones. Electrificación y tecnología permitirán el despegue de los servicios de movilidad inteligentes, como el intercambio de automóviles, cuyo uso se disparará gracias a las transacciones digitales. Según un informe de la consultora Oliver Wyman al que ha tenido acceso en exclusiva ABC, la cuota de mercado de los servicios de movilidad inteligentes se quintuplicará hasta alcanzar el 20 en 2040. De forma paralela, la cuota de automóviles en propiedad se reducirá aproximadamente un cuarto, hasta alcanzar el 55 No obstante, este nuevo sector generaría dentro de dos décadas unos ingresos de 233.000 millones, y unos beneficios de 86.000, por lo que supondría un nuevo vector de negocio para unos fabricantes de coches que verían disminuidas sus ventas. Esta cifra incluye nuevas opciones de negocio, que podrían a un usuario alternar entre los diversos modelos de un fabricante en función de sus necesidades. Si un fabricante de automóviles sabe que el propietario de un deportivo tiene ahora una familia, puede suponer que el conductor podría estar interesados en cambiar a un automóvil más grande y práctico, como un todoterreno explican desde Oliver Wyman. Se trata de una fórmula que Porsche ya está poniendo en práctica en Atlanta (Estados Unidos) Mediante el pago de una cuota mensual de 2.000 o 3.000 dólares, los usuarios pueden alternar entre todos los modelos de la marca cuando lo deseen, desde el deportivo 911 al todoterreno Cayenne, mantenimiento incluido. Modelos autoconducidos Durante las próximas décadas se producirá también el despegue del coche autónomo. Prácticamente todos los grandes fabricantes lanzarán sus primeros modelos antes de 2021, y fabricantes como Nissan o PSA (Peugeot, Citroën, Opel) ya están realizando pruebas en condiciones reales de conducción. En otro informe anterior, La futura industria del automóvil- Fast 2030 Oliver Wyman aventuraba que la tecnología permitirá que los coches totalmente autoconducidos despeguen comercialmente entre 2025 y 2030. Ese año un 25 de los coches nuevos incorporarán automatización parcial, y el 15 serán totalmente autónomos. El vehículo autónomo se usará de forma intensiva, mucho más que los coches actuales. Se utilizará hasta diez veces más que los coches en propiedad, que apenas funcionan durante un 4 de su vida útil, según cálculos de Tony Seba, economista de la Universidad de Standford. Por ello, moverse en un vehículo autónomo y de propulsión eléctrica será, a partir de 2030, entre cuatro y diez veces más barato que hacerlo con un vehículo nuevo en propiedad. Las familias que lo utilicen ahorrarán hasta 5.000 euros al año, según cálculos de Seba, tachados de optimistas por otros expertos. Para entonces, su proceso de carga podría simplificarse si prosperan los sistemas de inducción insertados bajo el asfalto, como el que ya está desarrollando Renault con Qualcomm. Los automóviles autónomos permitirán también agilizar el tiempo necesario para desplazarse por las ciudades, ya que optimizarían los desplazamientos, por ejemplo, calculando el tiempo necesario para llegar a una intersección sin tener que frenar. Según un informe del Instituto Tecnológico de Karlsuhe y el fabricante automovilístico Audi, si el 100 de los automóviles que circulan por un entorno urbano fuera autónomo, los tiempos de viaje caerían un 25 y el tiempo perdido en atascos se reduciría un 25