Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 15 DE NOVIEMBRE DE 2018 abc. es economia ECONOMÍA 51 Nuevas condiciones La tarifa plana para los nuevos autónomos subirá a los 60 euros y el tipo escalará al 30 Merkel y Macron preparan ya su impuesto digital europeo La clave del acuerdo, el apoyo alemán al plan francés de un tributo vinculante ROSALÍA SÁNCHEZ CORRESPONSAL EN BERLÍN cir, 500 euros más de cuota frente a los 60 finales La menor subida implicará que la recaudación prevista por el Gobierno queda comprometida, así como el cumplimiento del déficit. El escenario vencedor ha sido el de mínimos que manejaba hace semanas el Ministerio de Trabajo, que a finales de octubre entregó tres alternativas al colectivo: la subida resultante del 1,25 otra de un 6,25 (a 990 euros) y otra del 12,5 (a 1.050) De la mano de esta mayor cotización habrá mejores prestaciones para los autónomos: derecho de paro, formación y contingencias profesionales, bonificación por incapacidad temporal a partir del segundo mes no tendrá que cotizar en lo que acerca las condiciones a los asalariados. Este no fue el único avance. También se mantendrá la tarifa plana para los nuevos trabajadores por cuenta propia, tarifa que subirá de 55 euros a 60 al mes en 2019 como cuota los seis primeros meses, como consecuencia del incremento en las bases de cotización. La mujer que se incorpore tras maternidad a la actividad tendrá tarifa plana de 50 euros durante un año sin necesidad de cesar en la actividad describió Amor. Asimismo, se abrirá una comisión de trabajo para cambiar el actual cese de actividad. Baile de intenciones El Gobierno ha protagonizado un auténtico baile de propuestas a los autónomos en las últimas semanas. En un primer momento, el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, señaló que para el año que viene cotizarían de acuerdo a sus ingresos, una semana después de que la Seguridad Social comunicara al colectivo que no sería así hasta 2020. Unas horas después, Pablo Iglesias le hizo rectificar para señalar que, efectivamente, entraría en 2020 la medida. Para terminar de cerrar el guirigay de intenciones, esta subida del 1,25 fue la propuesta que apoyaron en el Congreso de los Diputados hace dos semanas PP, Ciudadanos, PDECat y Compromís, ante la que se abstuvieron PSOE, Podemos, PNV y ERC. De hecho, la ministra Valerio señaló ayer antes de que se alcanzara este principio de acuerdo, que el pacto será transitorio hasta que se haga el cruce de datos con la Agencia Tributaria para adaptar las cotizaciones a los ingresos reales en función de distintos tramos. El colectivo vigila ahora que Trabajo cumpla el acuerdo. Cualquier cambio, por pequeño que sea, nos tendrá enfrente apuntó Amor. Ahora el Gobierno deberá buscar nuevas vías de ingresos o reducciones de gastos para cuadrar el déficit de un año 2019 que se muestra incierto, sin Presupuestos presentados, y trufado de elecciones. Merkel lleva desde ayer reunida con sus ministros en Potsdam, un gabinete extraordinario de dos días de duración y en el que se trata un único asunto: la digitalización. A punto de enclaustrarse, la canciller alemana concedió unas declaraciones en las que adelantaba que antes de final de año Alemania y Francia presentarán una propuesta conjunta para desbloquear el proyecto del impuesto digital europeo, la tasa Google, que según la propuesta de la Comisión grabaría con un 3 %lo s ingresos de las grandes firmas digitales en cada uno de los territorios de la Unión, aunque dichas empresas no tengan su sede o una filial reconocida en cada uno de los países. Queremos que las empresas digitales paguen impuestos como el resto dijo al portal digital de noticias t- online La pregunta no es si habrá impuesto o no, sino la forma concreta que tome ese impuesto y antes de diciembre nuestros gobiernos presentarán la propuesta conjunta Una vez que Francia y Alemania están de acuerdo, será mucho más fácil que el resto de países de la UE sumen apoyos, por lo que la canciller alemana considera muy posible que el nuevo impuesto entre en vigor en 2019. El objetivo de Alemania es alcanzar un acuerdo vinculante en la reunión de ministros de finanzas de la UE que se celebrará en diciembre. El ministro de Finanzas Olaf Scholz ha manifestado su apoyo al modelo francés para desbloquear el nuevo impuesto. No está claro si París ha transigido con la reivindicación alemana de excluir del tribuno a las empresas del sector del automóvil, cuyos departamentos de innovación están volcados en el e- auto pero por encima de los intereses nacionales queda la necesidad de un cambio de la normativa fiscal que ha permitido hasta ahora a algunas de las compañías más grandes del mundo evitar la fiscalidad o pagar impuestos ridículamente pequeños en comparación con su tamaño. Para salir adelante, de todas formas, el proyecto necesita el apoyo de los 28 países del bloque por unanimidad. Irlanda, que alberga las sedes europeas de los gigantes estadounidenses del sector digital, ha adelantado que no estará de acuerdo, justificando su posición por la posible reacción Merkel y Macron, el pasado domingo en París EFE Alemania, la locomotora europea, empieza a frenarse Los expertos coinciden en que las causas de la contracción en dos décimas del PIB alemán en el tercer trimestre son la incertidumbre y el efecto de las nuevas legislaciones sobre el sector del automóvil. Los juzgados están obligando a los ayuntamientos a prohibir los coches diésel en el centro de las ciudades, como sucede en Berlín, Colonia, Bonn, Hamburgo y Fráncfort, y las nuevas normativas de medición de emisiones no dan tiempo de adaptación al sector, que está reduciendo la producción. Alemania, economía exportadora, se resiente de la política comercial de EE. UU. La sucesión de Merkel, el Brexit, Italia y la digitalización generan incertidumbre, por lo que inversores y consumidores tienden a ser más cautos. No se espera una inminente recesión de la locomotora europea, pero sí que en 2019 siga frenando. de Estados Unidos ante lo que la Administración Trump puede considerar un ataque a sus empresas. Dinamarca también se opone. Miedo a Trump Hasta ahora, el Ministerio de Finanzas alemán se había mostrado reticente a la propuesta francesa. Aunque reconocía que la evasión fiscal de las grandes compañías de internet es un gran problema Scholz afirmaba que si solo nos va a traer un pequeño ingreso extra mientras que perdemos muchos miles de millones en otros negocios, no es la respuesta ade- En vigor en 2019 Así será más fácil que otros países se sumen a la iniciativa y que entre en vigor en enero de 2019 cuada El socialdemócrata aludía así indirectamente a las posibles represalias de Trump sobre las exportaciones alemanas, a lo que se suman los efectos que pueda tener el impuesto sobre empresas alemanas con establecimientos virtuales y deseaba elaborar cuidadosamente el concepto de sede empresarial incluido en la reforma europea. Los detalles sobre la propuesta conjunta de Berlín y París no se conocen todavía, pero es evidente la voluntad de avanzar, no solamente en este punto, sino también en hacer la Unión Monetaria más resistente Ambos gobiernos estudian también la posibilidad de crear un Presupuesto Común Europeo que amplíe el margen de maniobra financiera de los países miembros y que posibilite aplicar medidas de estabilización en caso de altibajos económicos y financieros coyunturales.