Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 CÓRDOBA JUEVES, 15 DE NOVIEMBRE DE 2018 cordoba. abc. es ABC De los pupitres del siglo pasado... Una de las primeras aulas Los pupitres de madera con mapas y paneles fueron la nota dominante en los inicios de esta institución educativa con presencia en el centro de la ciudad, que fue el segundo escolapio de la provincia tras el de Lucena Clase de labor de Primer Grado La orientación de la enseñanza hacia tareas domésticas y con ciertas salidas profesionales estuvo muy presente en los primeros años del recinto: en la imagen paños en un aula dedicada al aprendizaje de costura mía el coste del proyecto? La actual directora del colegio Santa Victoria explica que era el Patronato Duque del Infantado y que al frente estaba- -como así lo es actualmente- -el deán de la Catedral de Córdoba, patrón mayor de las Doncellas de Santa Victoria. El colegio fue poco a poco creciendo y teniendo cada vez más presencia en la ciudad. Tal fue su cambio y la adaptación a los nuevos tiempos que Santa Victoria fue uno de los primeros centros privados- concertados de Córdoba que pasaron a ser mixtos. Fue en la década de los 80 del siglo pasado. Pero hay otro hito bastante importante y reseñable en estos 130 años de presencia en la ciudad. Moyano alude a la construcción de las instalaciones para impartir la Educación Infantil. Siempre hemos tratado que los alumnos puedan cursarlo aquí todo, desde Infantil hasta el antiguo COU y preuniversitario y actual Bachillerato de ahí la importancia que tenía la incorporación de este nuevo cuerpo para el centro. Colegio Santa Victoria La educación escolapia cumple 130 años en Córdoba El centro festeja hoy su trayectoria en la ciudad, desde su llegada en 1888 impulsado por una decena de religiosas. En la actualidad, ya mixto, alberga a casi mil alumnos RAFAEL C. MENDOZA CÓRDOBA Plazas cubiertas al cien por cien La fuerte bajada de la natalidad está afectando mucho a los centros educativos salvo contadas excepciones, normalmente en colegios concertados de ideario católicos. Pues el Santa Victoria es uno de ellos. Este centro, como explicó la directora, Asunción Moyano, tiene la ratio máximo de 25 alumnos tanto en los cursos de Infantil y Primaria como los 30 de Secundaria. La responsable del colegio atribuye este dato tanto al buen nivel educativo que tiene el colegio como a la fidelidad de los antiguos alumnos. C ORRÍA el año 1888, concretamente en el tramo final del mes de octubre, cuando un grupo de religiosas escolapias llegaron a Córdoba. Apenas si tenían presencia en España, tan solo en Madrid, Barcelona y en la localidad cordobesa de Lucena. Una presencia casi testimonial que querían ampliar incorporándose a esta ciudad. Para encuadrar mejor el momento, hacía dos años que Alfonso XIII se había convertido en rey de España tras suceder a su padre- -Alfonso XII- -tras una repentina muerte. Las escolapias ocuparon el mismo edificio que hoy tienen para uso escolar en el colegio Santa Victoria, un centro que antes tenían las filipensas, y al que llegaron a petición del obispo Pacheco. Han pasado, por tanto, 130 años y algunos días, desde que las escolapias aterrizaron en Córdoba. Como argumenta la directora, Asunción Moyano, con motivo de la efeméride, la única voluntad de la congregación era la de funcionar como docentes, como colegio, y permitiendo, por tanto, el ac- ceso a la educación de un cada vez mayor número de alumnas. El colegio Santa Victoria fue el segundo escolapio de la provincia tras el de Lucena, aunque posteriormente empezaron a funcionar el San José, en Cabra; así como el Calasancio y el San Rafael, estos dos últimos en la capital. Apenas eran una decena de religiosas las que se hicieron cargo de este nuevo proyecto y sus comienzos fueron, como cabía esperar, con muy pocas estudiantes. En su primer curso sólo consiguieron matricular a 17 internas, 55 externas y 14 becas, un número realmente bajo si se compara con los 958 actuales- -ya mixto- Pero, ¿quién asu- Un proyecto más ambicioso Pero estas dependencias no han sido las únicas que se han sumado al cuerpo del centro. Hay más. La directora apunta al gimnasio y piscina- -actual Hidrosport- si bien recuerda que este proyecto era mucho más ambiciosa, pero las trabas urbanísticas y arqueológicas lo impidieron. Las escolapias pretendían construir, por una parte, un centro deportivo muy sobresaliente y también un aparcamiento subterráneo. Aquel intento se produjo entre los años 80 y 90, pero se quedó en lo que hoy conocemos como Hidrosport, un equipamiento que gestiona una empresa privada- -ajena a Santa Victoria- pero que utilizan los estudiantes de este centro educativo en horario escolar. A pesar de los cambios, que en algunos cosas son bastante sustanciales, la directora manifiesta que la base Los comienzos El primer curso estuvo formado por 17 internas, 55 externas y 14 estudiantes con becas; al frente del proyecto estaba el Patronado del Duque del Infantado Generación tras generación Aquí les damos clase ahora hasta a tataranietos de alumnos que estudiaron con nosotros hace un siglo destaca la directora del recinto escolar