Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 CÓRDOBA JUEVES, 15 DE NOVIEMBRE DE 2018 cordoba. abc. es ABC Urbanismo reabre la guerra con Cosmos y le prohíbe valorizar Rechaza la licencia de actividad y anuncia medidas cautelares para impedir la quema RAFAEL RUIZ CÓRDOBA De pasada, con una toma de conocimiento por urgencia, la Gerencia de Urbanismo reabrió ayer la guerra con la cementera Cosmos al advertir a todos los grupos municipales que había denegado, por decreto, la licencia de de actividad de valoración de residuos no peligrosos que la empresa había pedido hace dos años. La cuestión reabre, y en canal, una polémica que arrancó con el mandato, ha tenido numerosos reveses para la posición municipal y se convierte, dadas las fechas en las que estamos, en pura materia electoral. Que es de la que están hechos los sueños de la política. La denegación de la licencia de actividad supone, a ojos del Ayuntamiento de Córdoba, que la quema de residuos que realiza Cosmos está fuera de la norma urbanística de la capital y ha de ser, simplemente, paralizada. Lo que viene ahora es que se inicia el procedimiento de inspección, medidas cautelares de paralización y eventuales sanciones que se desarrollan para todos aquellos negocios que emprenden iniciativas sin poseer los permisos que se han de desarrollar ante la Administración local. La diferencia, en este caso, consiste en lo evidente. Cosmos lleva quemando residuos no peligrosos desde diciembre del año 2016. Es decir, la actividad que ahora se ha denegado se lleva realizando dos años completos sin que las autoridades ambientales hayan movido ficha. De hecho, se han hecho públicos los exámenes parciales antes y después de valorizar. Es decir, cuando aún se utilizaba el combustible basado en el coque de carbón y cuando se mezclan residuos procedentes de plantas de basuras hasta un treinta por ciento del total. La clave es ya conocida. Cosmos ha recibido no una sino varias autorizaciones ambientales con el objetivo de quemar residuos no peligrosos con la misión de abaratar la factura energética de la fabricación de cemento, que constituye la mayor parte del coste de cada saco que se pone en el mercado. La última de las autorizaciones se renovó hace no tantos meses, cuando la Junta determinó que la fábrica podía iniciar la quema de CDR, una mezcla trata de basura de distinta procedencia que tienen la apariencia, una vez tratados, de papelillos de confetti. ¿Puede el Ayuntamiento de Córdoba prohibir algo que la Junta de Andalucía ha permitido expresamente? Se trata del debate de fondo. Los responsables de la Gerencia de Urbanismo, en manos de Izquierda Unida, tomaron la determinación sin votación previa. El documento de veto se rubricó por el teniente de alcalde Pedro García sin someterlo a votación alguna, lo que libera a sus socios del PSOE de tener que posicionarse sobre la materia. Lo que se produjo ayer fue una toma de conocimiento de un expediente cerrado y en vías de comunicarse a la empresa que conoció ayer la medida a instancias de los medios de comunicación que se interesaron por su opinión sobre el asunto. Daremos nuestro punto de vista cuando recibamos la resolución aseguraron en la cementera reconociendo la absoluta fal- ta de información por los cauces oficiales sobre la materia. En el propio consejo de Urbanismo, hubo ediles como David Dorado, de Ciudadanos, que aseguraron estar alucinados por la falta de explicaciones y de transparencia del equipo de gobierno, que hizo pasar por un trámite de menor relevancia algo sobre lo que se deberían haber dado pelos y señales. En Urbanismo se alega a la legisla- Argumentos El Consistorio apela ahora a las normas ambientales y sobre salud pese al permiso otorgado por la Junta ción sobre salud pública y medio ambiente que es precisamente la que suele aplicar la Junta de Andalucía en su estricto ámbito de competencias. Es decir, se ha abandonado el tradicional enfoque urbanístico, de cambiar el Plan General de Ordenación Urbana, para impedir que las empresas llevasen a cabo tareas de valorización en los polígonos industriales para centrarse en la única que ha protagonizado hasta el momento el debate ambiental del mandato. Urbanismo lleva desde el mes de febrero con un expediente urbanístico abierto por la quema de residuos a raíz de una denuncia presentada por la plataforma Aire Limpio. Ese expediente fue una manera de mantener viva la polémica a pesar de que se conoce desde febrero de este año y que los avances significativos se reducen a cero. No consta que la Gerencia de Urbanismo haya pedido a la Junta de Andalucía que altere los permisos que se mantenían Juan Pablo Durán, ayer junto al presidente de CECO, Antonio Díaz VALERIO MERINO FUNDACIÓN GUADALQUIVIR Durán cree que las mordidas a parados no le dañarán el 2- D RAFAEL A. AGUILAR CÓRDOBA En absoluto El presidente del Parlamento Andaluz y cabeza de lista por Córdoba en las elecciones autonómicas del próximo 2 de diciembre, Juan Pablo Durán, se mostró ayer convencido de que el caso de las mordidas de Guadalquivir Futuro no tendrá un efecto negativo en los resultados del PSOE en los comicios regionales. En una visita a la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) y antes de una entrevista con su presidente, Antonio Díaz, Juan Pablo Durán fue más que escueto al ser preguntado por Guadalquivir Futuro, y se remitió a las palabras del secretario general socialista en la provincia, Antonio Ruiz. Él se ha expresado con claridad y yo secundo todas sus palabras precisó antes de compartir opiniones con Díaz acerca del documento La empresa como motor de desarrollo social elaborado por CECO con motivo de las elecciones autonómicas. Las declaraciones de Ruiz a las que se refirió Durán se resumen en que, según el también presidente de la Diputación, se ha cumplido escrupulosamente con todos los plazos legales y con todos los trámites preceptivos, y se ha concluido con expediente de reintegro total con el que le reclama a Fundación Guadalquivir los 40.000 euros de subvención que le otorgó la Diputación y que debe devolver, al no haber justificado su empleo en los fines establecidos en el convenio correspondiente. Durán no se pronunció acerca de que el Fogasa tenga que hacerse cargo de las compensaciones a las víctimas de las mordidas.