Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 19 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es ABCdelOCIO 69 Inquietante y precisa adaptación de Murakami BURNING Dirección: Lee Chang- Dong. Intérpretes: Yoo Ah In, Jun Jong- seo OTI RODRÍGUEZ MARCHANTE Álvaro de Luna, José Luis Gil, Luisa Gavasa y Manuel Manquiña ABC El último hurra MIAU Dirección: Ignacio Estaregui. Con: José Luis Gil, Manuel Manquiña... ANTONIO WEINRICHTER i algún detalle notable tiene esta película, aunque esté camuflado tan al fondo que casi no se encuentra, es que no sale ninguno de los personajes- tipo del cine español contemporáneo de consenso más o menos progre o políticamente correcto. Dos planos aluden a la condición lesbiana de la mujer del cuarteto protagonista, pero ahí acaba todo. No salen tribus urbanas ni identidades inclusivas; de hecho, es imposible reconocer en qué mundo habitan estos personajes. La historia va de unos jubilados que planean dar un gol- S pe en un museo que guarda una máscara de Kiki de Montparnasse, la musa de Man Ray: grave error este de invocar a quien hace cien años era más moderno que esto. La querencia por la cámara lenta, los flashbacks y otros recursos enfáticos no sirven más que de envoltura. Nadie está obligado a cumplir una cuota de modernidad, pero sí a tener algo que decir, y aquí nada se nos dice pese a la abundante voz en off del protagonista, José Luis Gil, en su modo serio de presidente de esta nuestra comunidad, igual que Manuel Manquilla repite el conceto de Airbag Y esto son los rostros más conocidos, los demás sufren por la ausencia de dirección de actores. Y lo que podría ser una versión de El último hurra se queda en el último churro. l director coreano Lee ChangDong es narrativamente tan minucioso que necesita dos horas y media para masticar con imágenes y sentimientos muy precisos el relato corto de Haruki Murakami, Quemar graneros recogido en El elefante desaparece No hay en su adaptación parsimonia, sino elegancia, inteligencia y mirada perversa para convertir en poético un discurso sobre las diferencias sociales, el amor y sus frustraciones y la banalidad del mal. La narración se organiza en triángulo, un joven sencillo, de pueblo, y aspirante a escritor ama a una joven alegre y vitalista que cae rendida ante los encantos de otro joven, una especie de Gatsby snob, rico y sonriente. Burning nunca deja de ser un estudio sobre el pálpito de lo romántico, pero se aboca casi de un modo desconcertante, inesperado, hacia una intriga y una escurridi- E za trama criminal, con una singular tensión estética y dramática de efectos gloriosos y sinfónicos. La cuidadísima imagen y la excelente música ofrecen momentos luminosos y sombríos a la vez, como el de la trompeta de Miles Davis en Ascensor para el cadalso y el baile hipnótico de ella. Esa tensión romántica, triangular y de clase susurra desde la pantalla un territorio simbólico que sugiere también la tensión entre las dos Coreas, y que se soluciona en la película con sutiles pinceladas o destellos de la personalidad de los personajes (el gato, la escritura, las fiestas, los graneros, un pozo olvidado, la cajita que contiene los trofeos hasta que conducen la narración a su explosivo final. La elección del punto de vista de la historia, el joven escritor, es, en el fondo, parte de la encrucijada que propone Burning Jun Jong- seo