Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 19 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 43 Sospechosa muerte en Riad Uno de los 15 saudíes identificados como sospechosos del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Estambul murió recientemente en un accidente de tráfico, según han revelado los investigadores turcos a los medios de su país. Se trata de Mishal Saad Albostani, que servía como teniente en la Fuerza M. S. ALBOSTANI Aérea y que falleció en un choque en una carretera de Riad. Varios integrantes del grupo que llegó a Turquía el 2 de octubre viajaron con identidades falsas. Albostani es uno de los ocho que han sido identificados, junto a otro militar, el mayor Waleed Abdullah al Shehri. El grupo pasó en Estambul sólo unas horas, para regresar posteriormente a su país en vuelos a través de El Cairo y de Dubái. Los investigadores sospechan que el asesinato de Khashoggi es una operación conjunta de la inteligencia y el ejército saudíes, de la que necesariamente tenía conocimiento el heredero al trono, Mohamed bin Salman. LOS ATROCES ÚLTIMOS MOMENTOS DE JAMAL KHASHOGGI D. ALANDETE WASHIGNTON Analizando las imágenes de 150 cámaras de seguridad, la inteligencia turca ha localizado catorce vehículos que entraron en el consulado saudí de Estambul el pasado 2 de octubre y salieron el mismo día. Por la tarde salió del consulado una furgoneta negra que entró en un bosque situado seis kilómetros al norte del consulado. Ayer las autoridades turcas registraron una de las entradas del parque, que tiene más de 5.000 hectáreas. Un potente ácido. La inteligencia turca ha entregado a EE. UU. varias grabaciones de sonido que revelan la tortura y ejecución de Khashoggi, que fue desmembrado y Un miembro del equipo de seguridad saudí entra en su consulado AFP sus restos diluidos en un potente ácido. Estos no se han localizado aún. Descuartizamiento. El médi- las grabaciones. Le cortaron primeGrabación. En una grabación se co Salah al Tubaigy, jefe forense de ro los dedos de una mano, y luego lo oye al cónsul quejarse: Hacedlo fue- los servicios de seguridad saudíes, decapitaron. ra. Me vais a meter en un lío Uno fue quien descuartizó a Khashoggi. de los agentes saudíes le responde: En un momento dijo a los demás Quince presuntos asesinos. Cállate. Si quieres seguir con vida hombres: Poneos los cascos y escu- En total, viajaron a Estambul quincuando vuelvas a Arabia Saudí, cálla- chad música. Cuando hago esto, es- ce saudíes, varios de los cuales han cucho música. Así se rebaja la ten- acompañado al príncipe heredero te Mohamed bin Salman en visitas ofisión Huida. El cónsul, Mohamed al Otaiciales. Uno de ellos, Maher Mutreb, bi, abandonó Turquía el lunes y ha Estaba vivo. Según la inteligen- estuvo con él en España en abril. sido relevado de sus funciones. Las cia turca, Al Tubaigy comenzó a des- Una grabación revelada ayer le autoridades saudíes aseguran que pedazar al periodista cuando aún es- muestra entrando en el consulado le están investigando. taba vivo, y a este se le oye gritar en a las 09.55. laron ese día a Turquía desde Riad. Uno de ellos aparece en un vídeo de seguridad entrando en el consulado a las 09.55, hora local. Se trata de Maher Mutreb, miembro del equipo de seguridad del Príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, a quien acompañó en su visita a Madrid en abril. Esas imágenes invalidan la excusa dada por la corona saudí a EE. UU. de que no ordenó la ejecución del periodista disidente y de que si ocurrió fue obra de un grupo de militares que actuaba por su cuenta. De los 15 saudíes que entraron en Estambul horas antes de la muerte de Khashoggi, ocho han sido identificados. Son todos miembros de la Guardia Real y de la Fuerza Aérea, además del jefe forense de los servicios de seguridad saudíes, Salah al Tubaigy. En otra grabación, este último recomienda a los demás hombres que escuchen música mientras descuartiza el cadáver. Jamal Khashoggi, que era ciudadano saudí, residía en Estados Unidos. donde trabajaba como columnista para The Washington Post Ayer, este diario publicó su última tribuna, al dar ya por hecha su muerte. Los Gobiernos árabes tienen carta blanca para seguir silenciando a los medios de forma creciente escribió el periodista en el que ya es su último texto.