Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 17 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es deportes DEPORTES 79 chísimo tiempo el mejor futbolista en su posición, un centrocampista periférico que aguantaba al equipo con una disciplina táctica asombrosa. Ve el fútbol con una sencillez única y lleva una década haciendo de pivote, pero en los dos últimos cursos está que no está. Contra Inglaterra, cometió muchísimos errores, alguno de ellos grosero y definitivo. Está mal en la entrega, llega tarde a los cortes y se le ve incómodo en su zona, reclamando en numerosas ocasiones otro futbolista en la línea de medios. Luis Enrique confía plenamente en él, pero ya sabe que tiene una alternativa estupenda en Rodrigo Hernández. El chico del Atlético de Madrid es un calco del azulgrana, e incluso actualmente puede aportar una frescura que le falta al catalán. Asensio, poco relevante Es absurdo cuestionar el talento de Marco Asensio, un zurdo de seda con un don especial. Tiene un golpeo de balón impresionante y marca goles, que es mucho en estos tiempos, pero corre el riesgo de quedarse a mitad de camino. Es cierto que hace un mes se le puso por las nubes después de su actuación ante Croacia, pero se ha diluido tanto con su club como con la selección. Ante Inglaterra, no se le vio hacer nada, sin recursos, sin desborde, sin tirar. Empieza a expandirse la idea de que es un jugador que brilla cuando el viento sopla a favor, pero al que le cuesta asumir la responsabilidad cuando se empina el camino. Es joven y es especial, todo depende de él. Isco, durante el Real Madrid- Roma de esta temporada IGNACIO GIL Isco, una alegría para Lopetegui El Madrid, que perdió goles y fuelle con su apendicitis, aplaude el regreso del andaluz para este sábado RUBÉN CAÑIZARES MADRID Un 9 sin dueño Todo parece indicar que, visto lo visto, Rodrigo es el delantero de esta España, un atacante que se mueve mucho, que se desmarca y que tiene un buen tiro. Sin embargo, no parece que el 9 tenga dueño y hay quien reprocha al técnico que no se decantara de inicio por Paco Alcácer, que todo lo que toca termina en gol. El valenciano firmó un doblete ante Gales y alimentó la esperanza en Sevilla con un cabezazo al minuto de entrar en el campo, una cuestión de confianza. Lo que está por ver es si vuelve a la dinámica de la selección Diego Costa, que fue convocado en la primera lista de Luis Enrique, pero que se ausentó porque iba a ser padre. Eso sí, se entrenó durante esos días con el Atlético de Madrid. Fondo de armario España, bien haría la gente en asimilarlo cuanto antes, es lo que es, y, salvo el mencionado caso de Jordi Alba, no hay mucho debate en la calle sobre la presencia o no de este o aquel. Cuando las cosas no van, se piden cambios y nuevas caras, pero tampoco hay garantías de que se vaya a mejorar el escenario. De los nuevos, por así decirlo, han destacado Ceballos y Rodri (Luis Enrique está entusiasmado con ellos) Suso también tuvo su momento en Cardiff. La selección es el pasado de Lopetegui y el presente de Luis Enrique. Justo todo lo contrario que el fútbol de clubes, un mundo ahora en un segundo plano para el técnico asturiano, pero muy vivo en el día a día del vasco. A primera vista, podría deducirse que pocas cosas pueden unir a ambos técnicos con cargos tan distantes. Pero no es así. Ni siquiera es necesario estrujarse los sesos para percatarse de que, a día de hoy, hay un futbolista que tiene en sus botas una cuota muy relevante del éxito o fracaso del seleccionador nacional y del técnico del Real Madrid. Se llama Francisco Alarcón Román Suárez, Isco para el mundo el fútbol. Más que una lesión, la apendicitis de Isco es una desgracia. Una malísima noticia. Vivía un gran momento se lamentaba Lopetegui hace tres semanas, horas después de que el andaluz hubiera pasado por el quirófano. Era 25 de septiembre y el Madrid venía de dar un recital histórico ante la Roma (3- 0) calificado por muchos expertos como uno de los mejores partidos de los blancos en lo que va de siglo. Aque- lla exhibición la abrió el propio Isco, con un libre directo impecable. La guinda a un encuentro magnífico que se unía a un inicio de temporada brillan- A tope para el clásico te que le había convertido en el futbo- Un escenario que llega a su fin esta selista más en forma de la plantilla. mana, con Isco integrado ya en los enSin Cristiano y con Asensio lejos de trenamientos grupales, tras haberse su mejor nivel, el de Arroyo de la Miel ejercitado la pasada semana en solitadio un paso adelante en rio, adelantando unos agosto, apoyado en la días los plazos de recuconfianza de Lopetegui peración. Con él, Lopeteque ya hizo de Isco un gui recupera el futbolisgoles y victorias ta clave en un engranaje futbolista diferente e insustituible durante los En su periodo de baja, ofensivo que suma casi cuatro partidos del dos años de Julen al frensiete horas de sequía, te de la selección. Un le- Madrid con un balance dato de un Madrid de de tres derrotas y un gado que heredó Luis blanco y negro. Eso sí, la empate y sin un solo Enrique con una amplia urgencia de su vuelta no gol a favor sonrisa, borrada tras su provocará locuras. El cláinoportuna apendecitis: sico sigue siendo el gran Es un jugador clave y objetivo, y es que a pesar determinante para la sedel mal momento del trilección. Es una pena su campeón de Europa, no dianas baja confesó el prepaparecen Levante ni ViktoSu inicio de curso rador nacional hace dos ria Plzen equipos con el semanas, cuando anun- también fue bueno de pedigrí suficiente como ciaba su segunda lista cara a gol. Tanto clave para echar abajo el telón en San Mamés para oficial. Una reflexión fode la era Lopetegui, y no tocopia de la de Lopete- dar un punto y golazo quiere tampoco Julen carfrente a la Roma gui. Y a ambos le ha sagar de minutos a Isco tras lido cara la baja de Isco. un mes parado. Una nueSobre todo, al madridista va dolencia sería terrible. Sin Isco, Lopetegui está muy cerOtra cosa será el duelo del Camp ca del abismo. Tanto que cualquier Nou. Ahí sí que su titularidad no será pinchazo frente al Levante, este sá- meditada. Ni siquiera un empate tranbado en partido liguero, o contra el quilizaría a la planta noble del Madrid, Viktoria Plzen, el próximo martes en ni le daría un balón de oxígeno a LopeChampions, supondría su despido. tegui. Se la juega y debe ganar, y la idea También una derrota en el Camp Nou, es hacerlo con Isco a tope, un salvavidentro de diez días, pondría a Julen das que llega justo a tiempo. en la cola del paro. Así de dañina ha sido la baja del 22 blanco. Sin él, el Madrid ha jugado cuatro partidos, tres de Liga (Sevilla, 3- 0; Atlético de Madrid, 0- 0 y Alavés, 1- 0) y uno de Champions (CSKA Moscú 1- 0) El saldo es deprimente: cero goles a favor, tres derrotas, un empate y un entrenador bordeando el despido. 0 2