Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 17 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es conocer SOCIEDAD 59 Código de conducta Fijar normas diocesanas claras y bien divulgadas sobre el comportamientoque deben seguir los sacerdotes, por ejemplo, evitar contacto solitario con menores. Algunos de los cambios a introducir Formación permanente Las diócesis deben crear y mantener programas de capacitación sobre abusos sexuales para todos los que trabajan con menores. Denunciar a las autoridades civiles Las diócesis deben hacer una declaración explícita sobre la remisión de conductas delictivas a la policía o a la autoridad competente. Figura de apoyo Debería disponerse de una figura de apoyo para las personas que denuncien abusos, si así lo desean. Puede funcionar de nexo entre la víctima y la Iglesia. Antecedentes Chequear los antecedentes penales de los seminaristas, de los empleados y voluntarios que trabajan para la Iglesia y de los sacerdotes que piden traslado a otra diócesis. La Iglesia española endurece su protocolo para prevenir abusos sexuales a menores Los obispos no creen que haya un problema de encubrimiento como en otros países LAURA DANIELE MADRID L os obispos españoles quieren llegar a la reunión con el Papa Francisco el próximo mes de febrero con los deberes hechos. Al menos en la forma. Por ello, han decidido poner en marcha una comisión de trabajo para revisar y actualizar los protocolos de actuación de la Iglesia española ante los casos de abusos sexuales que puedan cometer sacerdotes o religiosos contra menores de edad o personas vulnerables. La decisión se dió a conocer ayer pero fue tomada el pasado 13 de septiembre por el Comité Ejecutivo, un día después de que Francisco convocara en el Vaticano un encuentro privado con los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo para frenar esta lacra en el seno de la Iglesia. Las directrices que están actualmente en vigor en la Iglesia española son del año 2010 y sirven de guía práctica a los prelados sobre cómo actuar ante una denuncia sobre pederastia. Con la creación de esta comisión, los obispos pretenden ahora poder adaptar esta instrucción a la nueva legislación española y al último Modelo de Directivas redactada por la Comisión Pontificia para la Protección de Menores en diciembre de 2016. Esta directiva vaticana está más enfocada en las víctimas. Entre los cambios previstos, según pudo saber ABC, está la de incluir lo que establece la ley del Menor de 2015. Esta norma obliga a poner en conocimiento de la Fiscalía los posibles delitos de los que pueda ser víctima un menor de edad. El protocolo por el que se guía actualmente la Iglesia solo sugiere al obispo que invite a la familia de la víctima a que denuncie el caso ante las autoridades civiles Aunque no lo diga el protocolo, los obispos ya denuncian los Los obispos durante la reunión de la Asamblea Plenaria del pasado mes de marzo IGNACIO GIL El obispo de Astorga se negó a pagar el silencio de una víctima de abusos El obispo de Astorga, monseñor delito había prescrito civilmenJuan Antonio Menéndez, será el te, monseñor Menéndez llevó presidente de la comisión hasta el final la investigación creada por la Conferencanónica. Incluso una de cia Episcopal para las víctimas ofreció su actualizar los protocosilencio al prelado a los de actuación ante cambio de una indemnilos abusos sexuales. zación de 300.000 euros, Este prelado conoce pero el obispo se negó bien esta lacra. La según pudo saber ABC. La J. A. MENÉNDEZ investigación dio por vivió en su propia diócesis en 2017 con probada los hechos una denuncia contra uno de sus denunciados y determinó que el sacerdotes que fue acusado de sacerdote dejara de ejercer su abusar de dos menores en el ministerio de forma pública seminario de La Bañeza y en un durante diez años además de colegio de Puebla de Sanabria en obligarle a vivir recluido en un la década de los 80. Aunque el monasterio. casos ante la Fiscalía explicaron a ABC fuentes episcopales. La nueva comisión, según precisó ayer la Conferencia Episcopal a través de una nota, tendrá, en primera instan- cia, un cariz fundamentalmente jurídico y estará integrada por juristas de la propia Casa de la Iglesia, del Tribunal de la Rota, de la Conferencia Española de Religiosos (Confer) y del servicio ju- rídico civil. Después de actualizar los protocolos, la comisión tiene previsto trabajar de manera interdisciplinar en la redacción de una nueva normativa para la prevención de estos delitos. La Conferencia Episcopal no cree que en la Iglesia española haya un problema de encubrimiento de casos de abusos sexuales como se ha dado en otros países según explicó ayer el secretario general y portavoz de los obispos, José María Gil Tamayo. Y por ello una buena parte del Espiscopado considera que esta nueva medida es proporcional y adecuada. La pederastia no es el problema de la Iglesia en España. Por eso no vamos a investigar por las dudas cuán culpable somos aseguró ayer a ABC otra fuente eclesiástica. Los obispos de cada diócesis han sido hasta ahora los que han llevado con más o menos acierto las investigaciones sobre denuncias de pederastia. En algunos casos han recibido ayuda de los servicios jurídicos de la Conferencia Episcopal. Algunas diócesis, como Alcalá de Henares, incluso llegó a anunciar en 2015 la creación de una comisión para atender a las víctimas, pero tres años después no se ha materializado admitieron ayer.