Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 17 DE OCTUBRE DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 51 Macron busca elevar su baja popularidad con un cambio de Gobierno La dimisión del titular de Interior hace dos semanas fuerza los relevos en el Ejecutivo JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS Los nuevos ministros CHRISTOPHE CASTANER INTERIOR MARC FESNEAU RELACIONES CON EL PARLAMENTO En un discurso solemne a la Nación, Emmanuel Macron justificó anoche un cambio de Gobierno con la reafirmación de sus principios cardinales: Debemos restaurar el control de nuestro destino colectivo, transformando Francia y el Estado, sin giro político, sin cambiar de rumbo ni de estrategia Con retórica de gran ambición y referencias históricas, lamentó las heridas, las dudas, los miedos y las cóleras que agitan el país ante las medidas que considera necesario tomar, ya que no fueron tomadas desde hace muchos años Podéis estar seguros continuó de que mi voluntad no ha vacilado para nQ ZTP W P ã STQ S QPTUb J PObU Zb U baZOb ZÊU TaW J QË ZV U SNaWZ b T M- WZ T SbQb O QVZUb bP PbWZ bP bPOb Z Z VaQ 9 GDCp vU WNJ MN WTP U WbP ONQZPOb PbWZ b P rb QZ T bQ WTUb ObPbP bËQ bP J OQbPWb TPp xbPOTP POZÊU STQ Q P QMb 5 D e ZUO QUb ZTUbW UT ZU WNZ TPp nWbIbP WZVZOb bPp TUPNWOb TU Z ZTU Pp 1, %I (J 2! (F (FA MJ, J KJ I G HIG J, J (G, IGE (8 J LF. 5: 5 5. 5 B 5? FD (E, FD HGI KJ 5 IJFD E, IJ) $I J (F? H J (F) (MJ, J KJ 5 IJFD E, IJ) $I J (F 5 1 F E, F 5 585 56 B 3 9; 064 877 B- 6, G 5 llevar a cabo los cambios y reformas por los que fui elegido Dicho de manera menos grandilocuente: forzado a cambiar de gobierno, en el peor momento y en condiciones humillantes, se reafirma en unas reformas que han hundido su popularidad, abriendo un horizonte de incertidumbres. En un caso que roza lo excepcional, un ministro del interior, Gérard Collomb, forzó su dimisión no deseada por el presidente el pasado día 6, para dejar claro su rechazo personal, cuando la cota de popularidad del presidente es muy mala: entre un 65 y un 70 de opiniones negativas. Imponiendo al jefe del Estado su renuncia, Collomb forzó un cambio de gobierno que Macron ha tardado dos semanas en consumar. El presidente ha justificado el cambio, mínimo, apelando al orgullo nacional. La prosaica realidad ha sido menos heroica una veintena de personalidades de izquierda moderada rechazaron amablemente la invitación a formar un nuevo gobierno destinado a relanzar la acción presidencial. Personajes poco o nada conocidos Se ganó la confianza e Macron en su victoriosa campaña de 2017, cuando fue su portavoz. Ya en el Elíseo, Castaner siguió siendo portavoz del Gobierno y, consagrado a encajar y devolver los golpes al presidente. Criticó en su día desde la derecha a Macron, entonces ministro de Economía. Ironizó sobre la revolución que prometía, señalando que no encontraba las palabras justas para su programa. FRANCK RIESTER CULTURA DIDIER GUILLAUME MINISTRO DE AGRICULTURA Hizo campaña contra Macron en 2017, cuando denunció su balance catastrófico como ministro del presidente François Hollande y como titular de Economía. Fue director de la fallida campaña de las primarias socialistas que puso fin a la carrera de Manuel Valls en el PS. Antes y después, Guillaume criticó severamente a Macron. y sin relieve son relevados por personajes sin relieve, poco o nada conocidos. Françoise Nyssen, desafortunada ministra de cultura, ha sido sustituida por Franck Riester, antiguo francotirador de la derecha reformista tradicional. Jacques Mézard, viejo cocodrilo radical socialista abandona el ministerio de la cohesión de los territorios, sustituido por Jacqueline Gourault, centrista que militó en el partido de Giscard d Estaing. Stéphane Travert, exsocialista contestatario es relevado en Agricultura por Didier Guillaume, huérfano inconsolable de Manuel Valls. La dirección del Gobierno, con un primer ministro conservador (Edouard Philippe) la economía (con dos ministros conservadores, Bruno Le Maire y Gérald Darmanin) la diplomacia (con un antiguo socialista, JeanYves Le Drian) la defensa (Florence Parly, guante de seda, mano de hierro) siguen bajo la tutela de Macron, poco sensible a delegar esas funciones capitales. qC T KQT OD O ODQKT kC; OHO K T Am 6 b? KGO? T P, T 0 DCQLO kbU uTPË) Q UbW) rTUO M Q xNbUb bPO (m B) MKGOD sp P: TD; O OH QK? Q: K; C 6 j OD l: TDTQT O vU WNJ MN WT U WbP ONQZPOb J K bZ bOPN Tp b Q bWZIbQ W ZOZU QbQZT U OQbPWb TP Q NWbQ Pp nQT N OT jiv dT; THO 5 T 6 AHT 6 T kbU uTPË) jTQON N QT) Q UbW) rbUN W UOTUZT kC; OHO w (B P, T 0 z DCQLO (m! BB) nQT N OT ZbW vU WNJ C 4 bWVN QITP 9 UbP J 9 qC T KQT O AOQ; TQ: HT? kbU uTPË) jTQON N QT) Q UbW) rTUO M Q rbUN W UOTUZT kC; OHO w (P, T 0 DCQLO (m! B) x bTMC OD GO O vU WNJ (F, DJIF. 2 D (G IF. (J, F? C F E, F 5 OHC 6 T HTPC KDQH: KPC nQT N OT ZbW