Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ANDALUCÍA MIÉRCOLES, 17 DE OCTUBRE DE 2018 abcdesevilla. es andalucia ABC Los compañeros de José Manuel Arcos portaron el féretro mientras se cantaba el himno del Cuerpo de la Benemérita EP Sentido adiós al guardia civil muerto en un heroico acto de servicio El féretro fue despedido con honores en una multitudinaria misa en la Catedral de Granada LEO RAMA GRANADA El homicida, delincuente habitual El homicida permanece detenido y no está previsto que pase a disposición policial hasta agotar el plazo legal máximo de tres días. Se trata de un exconvicto que ha pasado por la cárcel, de la que salió en 2017. Este delincuente habitual, conocido como El Kiki acumula en su expediente unas 25 detenciones, en su mayoría por delitos relacionados con robos violentos y atracos como el que perpetró el lunes, minutos antes de matar a un guardia civil ejemplar, querido y respetado en el cuerpo, que a sus 49 años deja viuda a su mujer y huérfanos a sus dos hijos. Granada despidió ayer a José Manuel Arcos, el guardia civil que en la madrugada del lunes murió tras un heroico último acto de servicio. Sus restos mortales fueron trasladados por la mañana a la Catedral. Allí se ofició una emotiva misa funeraria en la que familiares, amigos y autoridades dieron su sentido último adiós al agente que arriesgó y entregó su vida mientras perseguía al delincuente que se la quitó con su propia arma reglamentaria durante un forcejeo. Coronas de flores precedieron la llegada del féretro, cubierto por la enseña nacional al ritmo del himno y la marcha fúnebre de la banda de música del cuerpo. Varios cientos de personas se acercaron hasta la Plaza de las Pasiegas para despedir a José Manuel Arcos, un hombre querido y respetado en la Guardia Civil. El instituto armado también recibió vivas y cálidos aplausos en una mañana fría, gris y lluviosa, como el rostro de los presentes. La misa, oficiada por el arzobispo de Granada, Javier Martínez, contó con autoridades locales y estatales como el ministro del Interior, Fernando Grande- Marlaska, o el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, quien condecoró a Arcos con la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo antes de que su féretro partiera hacia la Catedral; en la Comandancia de la Guardia Civil en Granada, donde se instaló la capilla ardiente después de que se practicara la autopsia. José Manuel Arcos dio su vida durante un ejemplar acto de servicio. En la madrugada del domingo al lunes, pasadas las 4 de la mañana, Arcos y su pareja de unidad dieron el alto en la localidad de Huétor Vega al vehículo en el que se desplazaba el delincuente que poco antes había cometido su último robo en un bar de Las Gabias. Le buscaban. Se bajó de la furgoneta que conducía y, tras una breve charla con los agentes, emprendió la huida con una mochila que escondió. Llevaba dinero del atraco y un subfusil. El guardia civil pudo atraparle en un parque cercano. Allí tuvo lugar el forcejeo en el que Arcos resultó herido grave por un disparo de su propia arma reglamentaria. Su compañera empleó sin acierto su pistola y auxilió al agente mientras el homicida volvía a fugarse. Entonces se desplegó un fuerte dispositivo para atrapar al delincuente, que fue arrestado por la Guardia Civil a primera hora, aproximadamente cuando Arcos fallecía en el Hospital del PTS. MÁLAGA Buscan en Coín a la segunda víctima del último temporal J. J. MADUEÑO MÁLAGA La Guardia Civil busca a un británico de 73 años en la localidad malagueña de Coín. El hombre fue visto por última vez el pasado martes en pleno temporal de lluvias en una zona afectada por un riada. Debía encontrarse el jueves con una amiga, pero no acudió. Eso levantó las alarmas de sus conocidos, que han denunciado la desaparición temerosos de que haya podido ser arrastrado por el agua. El desaparecido vivía en una infravivienda cerca del río Pereila. Se llama así a aquellas construcciones habitadas que no tienen las condiciones mínimas condiciones para este fin. Se investiga si fue víctima de la crecida del río, al igual que otras ocho personas en la misma zona. La Benemérita hizo un rastreo en el río el pasado lunes y este martes ha proseguido la búsqueda de esta persona. El mismo martes en el que fue visto por última vez este inglés, se practicaron en la zona ocho desalojos de personas de un cortijo cercano a este caudal de agua. De confirmarse, esta sería la segunda víctima de la riadas en Málaga la semana pasada. La Guardia Civil ha cerrado la investigación sobre el cadáver aparecido en una playa de Marbella el pasado martes. Apunta que fue arrastrado por un torrente de agua y murió ahogado. Esta primera víctima del temporal en Málaga era un indigente conocido en la localidad con unos 40 años y nacionalidad española. Apareció flotando en la aguas junto al espigón de Puente Romano.