Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 INTERNACIONAL LUNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2018 abc. es internacional ABC EE. UU. aprueba una restricción inédita de visados y tarjeta verde La Administración Trump negará el permiso de residencia legal, la tarjeta a los inmigrantes que no puedan mantenerse y necesiten ayudas públicas DAVID ALANDETE WASHINGTON 41,5 millones de inmigrantes E l Gobierno de Estados Unidos ha ordenado una restricción sin precedentes de los supuestos en los que las embajadas de este país concederán nuevos visados o permisos de residencia permanente, conocidos como green cards Cuando la medida entre en vigor, a un peticionario se le podrán denegar el visado o la residencia permanente si los funcionarios norteamericanos consideran que puede llegar a ser una carga económica para el Estado en el futuro, bien a través de ayudas sociales por motivos de edad o recursos económicos. Se trata de la negación preventiva del llamado Estado del bienestar a los 41,5 millones de inmigrantes que en la actualidad residen en EE. UU. además de a aquellos siete millones de personas de todo el mundo que solicitan un visado anualmente. Los que quieran emigrar a EE. UU. deben demostrar que pueden mantenerse económicamente por sí mismos, así lo recogen nuestras leyes desde hace mucho tiempo dijo la secretaria de Interior Kirstjen Nielsen al anunciar la medida, que será efectiva tras un periodo de 60 días y que no deberá pasar por el Congreso. Con esta propuesta nos limitamos a aplicar las leyes que ha aprobado el Congreso, dedicadas a incentivar a los inmigrantes a que sean autosuficientes, para proteger unos recursos que no son infinitos y para asegurarnos de que no se convierten en una carga inasumible para los contribuyentes norteamericanos Durante su campaña electoral, Donald Trump prometió restringir al máximo la concesión de visados y permisos de residencia. La pregunta ahora es cómo decidirán las funcionarios norteamericanos si un inmigrante puede convertirse en lo que la nueva normativa denomina carga probable sobre el erario públi- Es el número de los que residen en Estados Unidos de forma legal. Se calcula que además en el país hay unos 11 millones de sin papeles 3,7 millones de necesitados Este es el número de los legales que reciben ayudas del Estado directas para alquiler o compra de alimentos. Otros 9 millones reciben ayudas indirectas. Si no renuncian a ellas, no podrán a partir de ahora optar a la residencia permanente. Costes de ayudas El Gobierno calcula que las ayudas sociales cuestan 2,3 billones de dólares anuales, de los que 1,5 billones se van en gastos de salud y pensiones de jubilación. Impacto en los niños La nueva normativa afectará a 20 millones de niños según la Fundación Kaiser. co El Gobierno publicó el fin de semana una directiva de 447 páginas, aún sujeta a revisión, que ofrece algunas directrices: no podrán recibir residencia permanente los inmigrantes con visado que hayan obtenido ayudas al alquiler, asistencia sanitaria o compra de alimentos y medicamentos, bien porque han alcanzado la edad de jubilación o bien porque sus ingresos están por debajo del nivel de la pobreza. De los peticionarios de visado, incluidos los de la Unión Europea, los consulados deberán analizar factores como edad, estado civil, número de hijos, recursos económicos, nivel educativo e historial laboral para predecir si en el futuro estos pueden llegar a solicitar esas ayudas. Recurrir con la cartera El Gobierno norteamericano cree que esta nueva normativa afectará, cada año, a un mínimo de 382.000 inmigrantes, cuyas solicitudes estarán sujetas a una revisión mucho más exhaustiva que hasta ahora. La directiva ofrece, sin embargo, una posible salida: quienes vean sus peticiones rechazadas podrán pagar Ejemplar de la tarjeta verde con la residencia permanente un depósito de 10.000 dólares (8.500 euros) que podrían perder si, durante la validez de su visado, piden o reciben algún tipo de ayuda pública. La directiva añade otro factor a tener en cuenta, que ha sido duramente criticado por varios colectivos de inmigrantes: la salud del peticionario de visado. Según el Gobierno norteamericano, el haber padecido o padecer enfermedad coronaria, cáncer, traumatismos, desequilibrios mentales o dolencias pulmonares puede ser motivo de denegación de visado o residencia porque este tipo de enfermedades, sobre todo las crónicas, son las más caras para el Estado Según el informe publicado por el departamento de Interior, un 50 de los inmigrantes que padecen o han padecido problemas de salud acaba recibiendo algún tipo de ayuda pública. Cada año, EE. UU. concede medio millón de visados a ciudadanos extranjeros. Sólo en 2017 obtuvieron permiso de entrada 43.665 europeos, de los que 465 era españoles. En el mismo año, 65.141 europeos 1.469 de ellos españoles lograron la nacionalidad. Cuando esta normativa entre en vigor, los inmigrantes deberán decidir: o solicitan ayudas públicas o pueden renovar sus visados y lograr la residencia permanente. El Gobierno calcula que de los 41,5 millones de inmigrantes legales, hasta nueve millones han