Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 CÓRDOBA LUNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2018 cordoba. abc. es ABC Carmen Calvo reconoció de palabra y obra la propiedad de la Mezquita Advirtió que el Ministerio no compraría las polémicas vigas porque eran privadas y rubricó acuerdos con la Iglesia como dueña del templo LUIS MIRANDA RAFAEL RUIZ CÓRDOBA ¿E lítica de la vicepresidenta del Gobierno en esta materia. Y la clave se encuentra en la gestión que realizó del S la vicepresi- Plan Nacional de Catedrales. Dicho dodenta del Go- cumento se redactó en origen por la bierno, Carmen entonces ministra de Educación y CulCalvo, la mejor tura, Esperanza Aguirre. El diseño era exponente de complejo: el Gobierno, las comunidauna política des autónomas y la Conferencia Episque considere a copal decidieron diseñar un plan para la Mezquita- Ca- invertir en los templos catedralicios. tedral de Córdoba como una propieEl origen fue un acuerdo entre el dad pública? Atendiendo a sus pala- Gobierno de Aznar con la Conferencia bras y a sus hechos, no. Y por eso re- Episcopal que se basaba en el princisulta sorprendente que fuese la jurista pio de que el Estado reconoce los deque formó parte de la comisión de ex- rechos de los bienes eclesiásticos conpertos hasta su nombramiento como forme a los títulos jurídicos cuando número dos del Gobierno. Un repaso la Mezquita- Catedral ni siquiera estaa su trayectoria en la materia permi- ba inmatriculada, a finales de los note comprobar que tanto de palabra venta. La Junta de Andalucía nunca como de obra nunca tuvo una actitud puso un pero a participar en el acuerguerrillera en este asunto. Más bien, do. En 1998, Esperanza Aguirre y Cartodo lo contrario. men Calvo firmaron el acuerdo entre El episodio más eloel Ejecutivo y la Junta con cuente tuvo lugar el diez el objetivo de invertir en Efectos de marzo de 2006, una trece templos andaluces. La llegada de semana después de que Entre ellos, la Catedral Carmen Calvo al de la Asunción de Nuesel Cabildo se llegase al Gobierno de Registro de la Propiedad tra Señora, que es el nomZapatero fue una bre católico de la Mezquinúmero 4 para realizar la inscripción corresponta- Catedral. Gracias a ese buena noticia diente. La Mezquita esacuerdo, por ejemplo, se para la Iglesia taba en el centro de la redactó el plan director enorme polémica de las del que ahora tanto se Frente común vigas que se iban a subasduda y se programaron Los obispos y la tar en Londres y cuya salas actuaciones en la nave entonces lida del patrimonio del sur, las cubiertas y el traconsejera monumento causó un tetamiento contra termirremoto que tuvo que presionaron al PP tas con 98 millones de peafrontar el Cabildo. setas de presupuesto. Un para obtener En un acto en el Pardato a tener en cuenta es financiación que Joyero, a la entonces que los obispos andaluministra de Cultura se le ces y la entonces consepreguntó si el Gobierno intercerdería jera de Cultura llegaron a formar un para adquirir las piezas. Esas vigas frente común. La consejera y el enton son patrimonio histórico de los es- ces obispo de Guadix, Juan García- Sanpañoles, pero una propiedad privada, tacruz, remitieron una carta conjunque sale de un monumento que es pro- ta al Ejecutivo para que las catedrales piedad privada de la Iglesia Católica andaluzas estuvieran en aquel plan fidijo Calvo, que remató: Las ha de re- nanciero. Pocos años después, Calvo cuperar su propietario Christie s pa- y el obispo Asenjo, que era el responralizó la venta cautelarmente aunque sable del patrimonio cultural de la Igleal final logró realizar la subasta. El Ca- sia, llegaron al acuerdo de la bola exbildo recibió una comisión que desti- tra: la rehabilitación de San Agustín. nó a Cáritas. Un proceso similar que Eran otros tiempos. La Junta cortejatuvo lugar en una casa de subastas en ba al prelado como un fino negociaMadrid sí pudo pararse. Los respon- dor, la persona clave para forjar el Pacsables del monumento adquirieron to de Santa Lucía que sacó a Miguel ese lote de vigas con la colaboración Castillejo de Cajasur. de una empresa promotora. Una clave del Plan Nacional de CaEl caso no es el único por el que se tedrales es que la Iglesia se sentaba a puede poner en duda la trayectoria po- la mesa del Estado en pie de igualdad. Todos los acuerdos tenían que tomarse por las partes, cualquier iniciativa necesitaba consenso. En ningún caso se planteó un plan de obras que pudiera ser impuesto por el Gobierno o la comunidad autónoma correspondiente a los responsables eclesiásticos. La llegada de Carmen Calvo al Ministerio de Cultura no fue una mala noticia para la Iglesia. Lo que era una inversión modesta se convirtió en un proyecto de restauración patrimonial en el que el Gobierno de Zapatero se retrató a fondo. En 2006, la ministra y Asenjo firmaron el acuerdo para la restauración del crucero y el coro de la Mezquita- Catedral por algo más de tres millones de euros. La vicepresidenta alardeaba de sus buenas relaciones con el actual responsable de la archidiócesis de Sevilla. Pactaron un incremento de las partidas directas del Ministerio de Cultura cercano al 50 por ciento. De los acuerdos no se desprende que se ponga en tela de juicio la propiedad eclesiástica del edificio aunque el interrogante es obvio: si se considera que el Estado es propietario, ¿qué es exactamente lo que tiene que acordar con la Iglesia? El texto tampoco pone en duda que el monumento sea uno e indivisible. El primer plan anunciado por el Ministerio era actuar, con el Plan de Catedrales, en la rehabilitación de la maqsura los restos andalusíes más valiosos. Esa actuación no llegó a la fase de ejecución. El Ayuntamiento de Córdoba ha remitido ya el escueto informe de 19 páginas tanto a la Junta como al Gobierno central. Susana Díaz siempre ha parado los pies al PSOE andaluz cuando ha hecho movimientos en este sentido. Técnicamente, es la ministra de Justicia, Dolores Delgado, quien ha de actuar. Las decisiones son de la suficiente entidad como para que acaben en la mesa de la vicepresidenta.