Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 1 DE SEPTIEMBRE DE 2018 abc. es deportes DEPORTES 65 Lahyani, mucho más que un juez de silla, altera al circuito al saltarse el protocolo y animar a Kyrgios en pleno partido El árbitro más excéntrico del tenis MARIO L. CLAVERO MADRID E n un deporte como el tenis, en raras ocasiones el árbitro se convierte en el protagonista. No fue el caso en el partido del US Open del pasado jueves que enfrentó a Nick Kyrgios y Pierre- Hugues Herbert. El tenista australiano acababa de perder el primer set (4- 6) un resultado propiciado por su mal juego y por la desgana que mostró en numerosas ocasiones. Parecía que no quería jugar, repetida esa actitud con demasiada frecuencia. El partido llegaba al descanso entre la primera y segunda manga con un Kyrgios totalmente cabizbajo y por los suelos. Fue entonces cuando Mohamed Lahyani, juez de silla, se saltó todo tipo de protocolo, se acercó a Kyrgios y tuvo con él una charla propia de un entrenador que busca socorrer a su pupilo. Estoy intentando ayudarte. El que está jugando no eres tú. Eres bueno para el tenis Como si un milagro hubiese sucedido, el rostro de Kyrgios cambió por completo. Era otro jugador, peleaba cada bola como si fuese la última y, finalmente, terminó pasando por encima a Herbert (4- 6, 7- 6, 6- 3, 6- 0) Nadie se creía lo que había pasado. El primer sorprendido fue el jugador galo, que veía cómo un pulso que parecía tener controlado se le esfumó a causa de una simple conversación. No sé lo que ocurrió, pero vi que Kyrgios, desde ese momento, empezó a jugar al cien por cien. El juez de silla no tiene que hablar con él para nada. Él no es un entrenador La polémica estaba servida y todos pusieron sus miradas sobre el árbitro, Mohamed Lahyani, exculpado pese a todo por parte del US Open y por el propio Kyrgios, quien dijo que no le había ayudado en nada. Este juez nació en Tetuán, Marruecos, pero al año de vida se trasladó con su familia a Suecia, donde consiguió la nacionalidad. Desde joven su vida estaba muy ligada al deporte, ya que ha reconocido en numerosas ocasiones que quería ser profesor de educación física. Pero con 17 años descubrió que lo suyo era dirigir los encuentros, no jugarlos. A esa edad le pidieron que arbitrase el campeonato sueco de tenis y desde entonces no se ha vuelto a bajar de la silla. Su presencia como juez en su país adoptivo era más que habitual. Su sueño llegó con 26 años, cuando debutó en los Juegos Olímpicos de Barcelona, lo que disparó su proyección internacional. En la actualidad, Toque de atención del US Open La organización del torneo estadounidense emitió un comunicado en el que reprendía la acción del juez de silla. Además, alegaba que Lahyani seguirá en investigación. La conducta de Lahyani durante el partido de la segunda ronda del jueves que involucró a Nick Kyrgios y Pierre- Hugues Herbert estuvo fuera del protocolo establecido para los árbitros. Se ha recomendado a Lahyani que se adhiriera a los protocolos adecuados en todos los partidos que oficie de aquí en adelante. Su actuación continuará siendo evaluada, al igual que la de todos los árbitros de la presidencia a lo largo de los Estados Unidos señalaba el comunicado. lleva a sus espaldas más de 5.000 partidos dirigidos. Desde 1993, ha intervenido en todas las ediciones del torneo de Wimbledon, una cita en la que puede presumir de haber arbitrado el partido más largo de la historia, el que enfrentó a John Isner y a Nicolas Mahut, que duró más de once horas. No tuve la sensación de sentirme cansado. Estaba totalmente enganchado al partido gracias a los jugadores, que tuvieron un comportamiento impresionante afirmó. Más allá de su dilatada experiencia, Lahyani es de sobra conocido por excentricidades. Es común verle firmar autógrafos a los aficionados antes y después de los partidos como si de una estrella se tratase. También se han hecho famosos sus profundos gritos de (quince en inglés) cuando los jugadores alcanzan esa puntuación y que desatan las carcajadas de los aficionados. Hoy, sus extravagancias no estarán presentes en el Federer- Kyrgios de tercera ronda, pero el suizo podrá comprobar si esas palabras de Lahyani permanecen en la mente de su rival. POLO Terminó en el Club Santa María de Sotogrande la Copa de Oro Maserati ABC SAN ROQUE (CÁDIZ) Nieves Álvarez, top model española, y Malcon Borwick, embajador de Maserati MAX MONTINGELLI SG La final de la Copa de Oro Maserati ha concluido en el Club de Polo de Sotogrande (Cadiz) Maserati ha sido el patrocinador oficial de trofeo de alto hándicap de la 47 edición del prestigioso Torneo de Polo en el icónico club Santa María Polo. Como embajadores de Polo de Maserati, han actuado la top model española Nieves Álvarez y el jugador británico Malcon Borwick (hándicap 6 goles) La casa del Tridente ha presentado sus modelos Levante MY 19 y el Ghibli MY 19 Nerissimo Edition. Los invitados de Maserati han podido presenciar la final y también probar la gama de vehículos desplazados al Santa María Polo Club, como motivo de la disputa de la Copa de Oro Maserati.