Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN VIDAS EJEMPLARES PUEBLA MARTES, 14 DE AGOSTO DE 2018 abc. es opinion ABC LUIS VENTOSO EL TEST PLAYERO La propaganda no es infalible, el público piensa y anota C OMO normal general no parece adecuado que los ciudadanos abucheen e insulten a sus gobernantes electos cuando se los topan por la rúe. Hay vías civilizadas para expresar disconformidad, como votar a otro partido u organizar manifestaciones regladas. Lo que pasa es que Sánchez no es un gobernante electo. Ha suplantado la voluntad popular y ha ocupado el poder de la mano de los separatistas antiespañoles tras perder por goleada dos elecciones consecutivas. Por eso, lo confieso, aún no queriendo, se me escapó una sonrisilla irónica y de justicia poética cuando vi el vídeo del homenaje que le tributaron los comensales de los restaurantes playeros de Bajo de Guía, en Sanlúcar (Cádiz) Sánchez había ido a pasear por Sanlúcar con Merkel (a la que ahora adula tras pasarse años despellejando sus supuestas políticas austericidas Para retornar a la dacha estival de Doñana, la comitiva necesitó embarcar en la playa. Como saben, Sánchez nos ha venido explicando en tono profético que ahora los españoles por fin se reconocen en su Gobierno En efecto. Fue divisarlo y la clientela de las terrazas se levantó en tropel para expresar a voces su inquebrantable adhesión al nuevo Gobierno bonito, exhumador y de progreso: ¡Okupa! Fuera, fuera ¡Elecciones ya! Chorizo Tales fueron las flores con que aquellas gargantas enardecidas engalanaban al presidente por accidente. Tal vez se dio la fatídica casualidad de que todos aquellos ardorosos comensales eran militantes del PP. Pero no parece. Allí había de todo y además Andalucía es el feudo del PSOE por excelencia. Entonces, ¿qué pudo haber ocurrido? Pues lo que ha pasado es que Sánchez y su camarilla de publicistas han ignorado la primera máxima que debe atender todo político con los pies en el suelo: el pueblo no es gilipollas. La propaganda no lo arregla todo. Si en 2015 enfatizabas que nada más llegar al poder derogarías la reforma laboral entera y ahora no lo haces, la gente anota. Si apoyabas el 155 y llamabas Le Pen y supremacista a Torra y ahora te dedicas a lisonjearlo para intentar comer el turrón en La Moncloa, el público se percata. Si te hacías cruces ante una sentencia que en nada salpicaba a Rajoy y que usaste para echarlo, pero luego pones en marcha un bochornoso sistema de enchufismo; el personal se da cuenta. Si en tu toma de posesión prometes que convocarás elecciones en breve y luego te haces el longuis, el respetable puede que te tache de mentiroso (y con razón) Si en junio traes al Aquarius presumiendo de bondad y sin calibrar las consecuencias y en agosto mandas al mismo Aquarius enfrentado a idéntico drama a tomar viento; el pueblo español se percata de que eres un cantamañanas. Y a lo mejor se enoja. Y quiere elecciones. Y cuando te ve delante, pues expresa a voces lo que tu no le dejas opinar en las urnas. Dudo de que Sánchez sea capaz de hablar media hora de sus propuestas para España La frase es prestada. La soltó en noviembre de 2016 un tipo bregado, canoso, listo. Un tal Felipe González. Hizo pleno al quince. VIVIMOS COMO SUIZOS ROSA BELMONTE ARETHA La cantante nacida en Memphis ya pidió respeto para las mujeres antes del ruido de ahora UE dice María Teresa Fernández de la Vega que las mujeres no vamos a tolerar faltas de respeto ni un minuto más. Eso ya lo cantaba Aretha Franklin en 1967 con 24 años, tres hijos y diez discos. Respect escrita y grabada por Otis Redding, se convirtió en la voz de Aretha y el coro formado por sus hermanas y Cissy Houston en un himno del feminismo. Dicho lo de himno con todas las reservas del lugarcomunismo. Hablamos con demasiada facilidad de himnos, de biblias y de las mejores croquetas. Una vez le preguntaron a Doris Lessing por qué El cuaderno dorado había pasado a la historia como la biblia del feminismo. Es un misterio. No se me cruzó por la cabeza la idea de escribir una biblia, y mucho menos una biblia feminista. Cada uno lee lo que quiere, no lo que está escrito Pero es verdad que Respect adquirió con la reina del soul un carácter feminista que no tenía con Redding, cosa lógica. En la voz de él escuchábamos a un hombre que trabajaba todo el día, llevaba dinero a casa y pedía respeto a su mujer (podía ser también sexo) Ella le dio la vuelta y deletreó lo de respeto. Su versión fue acogida por el feminismo y por el movimiento de derechos civiles. La próxima es una canción que una chica me robó, una buena amiga decía él al poco tiempo antes de una actuación. Murió ese mismo año en una accidente de avión. Muchas canciones han sido robadas, pero no tanto. Ahí está el I Will Q Always Love You de Dolly Parton por Whitney Houston y el The Winner Takes It All de Abba por Meryl Streep, que a mí siempre me ha parecido mejor que Agnetha. Antes de Respect Aretha había grabado I Never Loved A Man the Way I Love You que también tenía lo suyo. Dedicada a su marido, decía lo contrario del título. Lo de poner verde a un tío lo hizo también antes que Paquita la del Barrio y Rocío Jurado. Eres un malvado rompecorazones, eres mentiroso y engañas, y no sé por qué dejo que me hagas todas estas cosas Pero Respect la superó. El productor Jerry Wexler lo tenía claro: Hay canciones que llaman a la acción. Las hay de amor y las hay sexuales. Pero es difícil pensar en una canción que no sea ésta, donde todo está combinado El primer capítulo de Murphy Brown acababa con Candice Bergen llegando a su casa y poniendo el equipo de música. Sonaba Aretha con (You Make Me Feel Like) A Natural Woman La periodista se ponía a cantarla como loca, hasta que irrumpía el pintor perenne en su primera aparición. Con la serie ya convertida en un éxito, la propia Aretha se sentaba en el piano con Murphy e interpretaban esa canción. Cada vez que la rubia abría la boca para seguirla, la otra le reñía. Y aunque al final le dejaba acompañarla en el estribillo le decía que con los Emmy hiciera lo que quisiera pero que a los Grammy no se presentara. Sólo he visto una vez a Aretha en directo y era impresionante, tanto como las enormes y emperifolladas señoras negras que se me sentaron al lado. Lo mejor de las inauguraciones presidenciales siempre ha sido Aretha. A Jimmy Carter le cantó God Bless America A Bill Clinton, I Dreamed a Dream A Barack Obama, My Country Tis of Thee En la boda de Karenna, la hija de Al Gore, cantó un aria de La Boheme no sé por qué demonios. A Aretha se la recordará por su voz, sus canciones, su todo. También por su sombrero en la ceremonia de inauguración de Obama. Está en mi altar junto al de Greta Garbo en Ninotchka el de Rosalind Russell en Luna nueva y el de Whoopi Goldberg en Ghost Hay que ser mucha mujer para llevar eso en la cabeza. Respect.