Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 13 DE AGOSTO DE 2018 abc. es deportes ABCdelDEPORTE 55 Fútbol remos que se confirme toda esta calidad El exfutbolista analiza también a Marco Asensio, que posee otra forma de superar a los rivales en carrera. El mallorquín tiene igualmente en su cabeza, nada más coger la pelota, abordar al contrario. Asensio juega de manera similar, con esa intención de dejar atrás al defensa, pero no utiliza tanto el gambeteo, es un regate más limpio, con menos especulación ante el enemigo. Marco demuestra una buena conducción del balón, un excelente golpeo, visión de juego y disparo. Es diferente. No es un extremo puro como Vinicius, tiene otras capacidades Amaro Varela, posiblemente el mejor regate de la historia de nuestro balompié, como Jimmy Greaves y George Best lo fueron para Inglaterra, define ante a ABC al nuevo extremo madridista: Sí, le he visto jugar, y tiene un regate de calidad y la capacidad de irse del contrario. Posee un quiebro perfecto ¿Por qué dice eso el mejor artista del engaño del balón? Porque Vinicius engaña al rival para no volverlo a ver. Cuando se desborda a un adversario, lo importante es avanzar, dejarlo atrás y que no pueda regresar a quitarte el balón Amancio encandiló con sus fintas al madridismo y a la afición española desde 1962 a 1976. Ganó la Eurocopa en 1964, año en el que obtuvo el Balón de Bronce. El fin del regate es deslizarte y dejar atrás a lo contrarios El Brujo apelativo que recibió por su magia para regatear, asegura que este arte no se puede ejercitar en las escuelas de fútbol ni en ningún sitio: Con el regate se nace, no se hace. El engaño con el balón es algo intuitivo, te sale del alma, de ti. Lo llevas dentro o no lo llevas, no se aprende en las escuelas. Yo lo llevaba. Vinicius también. Las cosas que le he visto hacer me gustan Profundiza en las virtudes del joven brasileño: El regate es el amago, el quiebro, el talento, la velocidad. Vinicius posee todas esas virtudes. Es muy joven y espe- Los grandes del regate Jimmy Greaves El jugador delTotenham de los años 60 tenía un regate práctico, sobrio, basado en el control, el desborde, la penetración hacia el área y el disparo. EFE Una bicicleta práctica Francisco Gento, el mejor extremo izquierda de la historia, fue el mejor pasador de balones a Di Stéfano desde 1953 a 1964. Cuando teníamos problemas y no encontrábamos el camino yo siempre decía a los compañeros que le diéramos el balón a Paco, porque siempre tenía soluciones Estas palabras las subrayaba Alfredo di Stéfano. Gento las rememora siempre como un recuerdo inolvidable de la mejor era del Real Madrid, que actualmente vive otra época similar con cuatro Champions en cinco años. La Galerna del Cantábrico fue un exterior que combinó el dribling con una velocidad endiablaba que se apoyaba en una potencia descomunal. No se podían separar esas tres virtudes. La amalgama de las tres le hicieron un extremo insoportable para los zagueros. Corría como un gamo con pasos muy cortos y repetidos como si pusieran una película a toda velocidad. Pero esa su carrera normal. Daba centros magníficos a Di Stéfano. Y poseía un disparo colosal. Vinicius tiene un regate excelente, hace la bicicleta de forma muy práctica, efectiva, supera al defensa y crea jugadas de gol, que es lo que importa comenta Gento. No tiene un dribling para gustar al público y ya está, penetra en profundidad, es un extremo puro que posee mucha potencia remata. George Best La potencia ligada a la finta, el exquisito futbolista del Manchester era un torbellino con el balón, con incursiones por la banda y engaños hacia el interior. EFE Maradona El Pelusa fue la maestría con el balón, con un pie mágico. El argentino desviaba la pelota con un mero toque en el último segundo y engañaba al enemigo. REUTERS AFP EFE Iniesta El regate perfecto, con ambas piernas, hacia adelante y hacia los lados, con la rosca por debajo de sus piernas para evitar las entradas de los rivales. Fueron años duros para el chico. De tener la escuela a quince minutos de casa, pasó a hacer 145 kilómetros diarios para entrenarse con el Flamengo. Su madre le acompañaba hasta la mitad del camino y allí esperaba cuatro horas hasta que regresaba. Y su padre se fue a trabajar a Sao Paulo, a 400 kilómetros, para sacar la familia adelante dice Cacau con admiración. Al final, a sus 14 años, el futbolista tuvo que irse a vivir a casa de su tío para estar más cerca de su lugar de entrenamiento en el Flamengo Pero solo recortó la distancia a 72 kilómetros. El jugador triunfó. Ascendió año a año en el Flamengo hasta llegar al primer equipo con 16 años (nació el 12 de julio del 2000) Debutó el 13 de mayo de 2017, frente al Atlético Mineiro (1- 1) El ídolo de la escuela Abrantes destaca su modestia: Cuando viene a la escuela de Sao Gonzalo es una fiesta. Es muy agradecido, nos da las gracias y recuerda todo lo que aprendió aquí. Los alumnos de la escuela lo tienen como un ídolo. Habla con ellos y con los padres, les da el consejo para que se dediquen al fútbol con entrega. No se le ha subido a la cabeza, tiene los pies en la tierra señala Carlos Eduardo Abrantes, ahora que juega en el Real Madrid. Espero que si gana títulos, venga aquí a celebrarlo con nosotros cuando pueda, como siempre ha hecho Messi El delantero argentino del Barcelona representa el dribling a toda velocidad, apoyado en una arrancada colocal de diez metros, imparable en el desborde.