Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 13 DE AGOSTO DE 2018 abcdesevilla. es andalucia ANDALUCÍA 33 El centro de menores de la Junta en Estepona lleva dos años cerrado Se inauguró en 2008 y costó 1,5 millones de euros; ahora se plantean reabrirlo J. J. MADUEÑO ESTEPONA inmigrantes AFP JORGE GUERRERO Así, este sindicato policial sostiene que las brigadas de Extrajería de la Policía Nacional no han sido reforzadas. Se está dando cita para solicitud asilo para septiembre de 2019. Habría que crear un grupo específico para asilo. También habría que crear un grupo para menores no acompañados, cuyo registro ha pasado de 800 a 2.400 indicaron dichas fuentes. El SUP también reclama, como viene demandando desde hace tiempo, catalogar las brigadas de Extranjería en todas las comisarías de la provincia, y no sólo en Algeciras, dotándolas de recursos humanos y medios materiales. Los responsables políticos tienen que afrontar y empezar a trabajar en serio, y no con parcheos, en una reforma de la ineficaz Ley de Extranjería actual, además de reclamar políticas europeas y medidas en los países de origen se asegura desde este sindicato. En cuanto a la seguridad del CATE, desde el SUP se denuncia que lo hacen agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de mañana y tarde cobrando media mísera dieta para comer que adelantan de sus bolsillos y, por la noche, la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la provincia de Cádiz, adelantando también el pago de su comida y volviendo después de toda la noche prestando servicio a sus plantillas de origen, principalmente en la Bahía Esto supone desvestir un santo para vestir otros ya que si estos agentes están en el CATE no pueden estar en otro sitio, lo que afecta no sólo a la seguridad ciudadana si no a Extranjería y a Policía Científica principalmente Cerrado y con los alrededores llenos de basura. Las hojas se agolpan en la entrada y hay restos de enseres quemados. No hay vida por ningún lado. El centro para menores inmigrantes de Estepona es sólo un fantasma, que evoca a una época de solidaridad. Esa en la que la ciudad servía para acoger a niños que llegaban en patera a las costas andaluzas. Hasta 25 infantes residían entre sus paredes hasta que fue desahuciado. Esa es la situación en la que se encuentra en la actualidad. Mientras la Junta de Andalucía pide ayuda al resto de comunidades por estar desbordada por la presión migratoria, la administración regional mantiene cerrado este centro desde hace dos años. Los vecinos aseguran que, de vez en cuando, entra alguien y se lleva materiales para la reventa. Apuntan a que lo han desvalijado y que ha sido ocupado. Está abandonado y sin uso afirman fuentes del Ayuntamiento. La Junta confirma que no hay actividad desde hace dos años y asegura que va a hacer una revisión y las labores de mantenimiento que sean pertinentes para solucionar los problemas. Es un centro olvidado. El Isdabe de Estepona estaba especializado en la atención a los menores que llegaban desamparados sobre una barcaza. La mayoría de los atendidos durante sus años de vida fueron marroquíes. El complejo se inauguró en 2008. La rehabilitación de las instalaciones para adaptarlas a la acogida de niños costó 1,5 millones de euros. Sin embargo, en 2014 comenzaron los problemas. Aspecto que presenta ahora el centro de menores de la Junta J. J. MADUEÑO Mantenimiento Costaba 45.000 euros al mes pero la Junta sólo transfería 37.000 euros a la ONG Asaint, que lo gestionaba La gestión del centro salió a licitación pública contando con una plantilla de cuatro educadores, cuatro auxiliares técnicos, un orientador, una trabajadora social a media jornada y una directora. El concurso público lo ganó la Asociación a favor de la Salud Integral, Bienestar Social y Medio Ambien- te (Asaint) que decidió subrogar a los trabajadores. Los recortes Estos denunciaron a la gestora, que tuvo que readmitirlos en 2015, con un incremento en el capítulo de personas que acabó por ser fatal. La readmisión de 17 trabajadores supuso un esfuerzo inversor que no se pudo sostener en el tiempo. Era un centro deficitario. Cada mes, necesitaba 45.000 euros para poder subsistir, pero la subvención de la Junta de Andalucía se quedaba en 37.000 euros. No había forma de conseguir más dinero y en marzo de 2016 acabó echando la persiana. Adel Tensani, portavoz de los empleados, culpó entonces a los recortes de la propia Junta de la clausura de este lugar de acogida. Los menores se marcharon a centros similares de otras provincias. El Isdabe de Estepona quedó cerrado. En febrero de 2018, el PP de Andalucía pidió que se volviera a rehabilitar. En una visita, Esperanza Oña, parlamentaria andaluza, pidió que se reconvirtiera para un uso educativo, ya que había colegios cercanos con aulas prefabricas. Aunque también se podría reformar para volver a prestar el servicio que llevó a cabo durante ocho años, ahora que la Junta pide auxilio para que le ayuden a acoger a los menores inmigrantes y el Gobierno plantea hacer otro centro para las personas que llegan en patera.