Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 29 DE JULIO DE 2018 abc. es estilo CULTURA ABCdelVERANO 79 ...y su personaje Fernando VII 1823 Finaliza el Trienio Constitucional con la invasión desde Francia de los Cien Mil Hijos de San Luis. 1823 La Década Ominosa (1823- 1833) Los partidarios del aperturismo se preparan para una suave transición a la muerte del rey 1830 Se aprueba la Pragmática Sanción que declaraba que las mujeres podían reinar en caso de no tener el rey herederos varones. 1833 Fernando VII muere en Madrid. Su hija, la futura Isabel II, tiene tres años. La reina María Cristina gobierna como regente 1833 Se inicia la primera guerra carlista (1833- 1839) Carlos María Isidro, no acepta la Pragmática Sanción parte como rey. Durante la Guerra de la Independencia, Fernando VII permaneció retenido en el castillo de Valençay junto a familiares y servidores con una pensión millonaria sufragada por Napoleón. En aquel retiro dorado se dedicó a montar a caballo, bordar, leer, mejorar sus gustos artísticos y musicales, felicitar al emperador por sus éxitos militares en España y pedirle por carta que lo hiciese hijo adoptivo suyo. Ése era el rey por el que los españoles luchaban y al que dieron el sobrenombre de Deseado Terminada la Guerra de la Independencia, en 1814 vuelve a España y, al percatarse de que gozaba de un inmenso apoyo popular, decreta la nulidad de la Constitución de Cádiz y ordena que el régimen político se retrotraiga a 1808, como si nada hubiera pasado Fernando VII se destapa como un déspota al perseguir a afrancesados y liberales, que se ven obligados a exiliarse. El país pierde a los hombres más inteligentes y dinámicos durante el Sexenio Absolutista, y las estructuras del poder quedan en manos de los sectores inmovilistas. El rey desplegará un estilo de gobierno personalista basado en varios aspectos: el prestigio de ser el Deseado hasta su muerte, el permanente contacto con el pueblo llano, la persecución de opositores políticos, el rechazo a las reformas y la extraordinaria capacidad para mantenerse en el trono por encima de los vaivenes políticos. La sagacidad del monarca estribará en detectar las debilidades del adversario y en intuir los vientos políticos para sacar tajada en su provecho. Su cerrilismo e incapacidad para la innovación y el pacto desembocarán en la pérdida de casi todo el imperio colonial americano, cuyos últimos vestigios retendrá España hasta 1898. El paréntesis del Trienio Constitucional (1820- 1823) demostró la hipocresía del rey, pues aceptó la monarquía parlamentaria y la traicionó en cuanto las luchas intestinas entre liberales le hicieron comprobar que obtendría el apoyo de la Europa contrarrevolu- Jura de la Constitución de 1812 en las Cortes por Fernando VII, el 9 de julio de 1820 cionaria. Aquellos tres años fueron una za, fallecida en 1818 al practicarle una oportunidad perdida para modernizar cesárea. Al año siguiente se casó con España al compás de otras naciones de otra sobrina, María Josefa Amalia de occidente, y los últimos diez años del Sajonia, veinte años menor que su tío, reinado fernandino serán una mezcla y que al haber sido educada en un conde inmovilismo absolutista y reformas vento creía que mantener relaciones tecnocráticas, en similitud con sexuales era un pecado, por lo que tuvo lo que sucederá en otros regíque intervenir el sumo menes autoritarios del siglo pontífice para convenXX. cerla de que era lícito Su escaso atractivo y pocas acostarse con su marido. cualidades hicieron que sus La mojigata reina murió cuatro matrimonios no fueen 1829 sin haberse queran muy felices. Con su dado embarazada. Su prima María Antonia de última esposa fue, Nápoles se casó a los diecómo no, otra sobrina, cisiete años a pesar de que María Cristina de las él le resultaba repulsivo. Dos Sicilias, que en María Antonia tuvo una 1830 alumbraría a la funefasta relación con su tura Isabel II. suegra, la reina María LuiCuando se supo que El relojero de la sa de Parma, sufrió dos el rey iba a casarse con abortos y murió de tuberMaría Isabel de Braganpuerta del Sol culosis en 1806. Tras diez za, los chistosos colgaEmilio Lara años de viudedad, Ferron en la puerta del PaEditorial Edhasa 352 páginas nando contrajo nupcias lacio Real un cartel que 19.50 euros con su sobrina, la lisboeponía: Fea, pobre y ta María Isabel de Braganportuguesa. ¡Chúpate ABC ésa! El caso es que aquella reina tan menospreciada era culta y aficionada a las bellas artes, y convenció al rey para fundar una pinacoteca pública. El arquitecto Juan de Villanueva había construido en el madrileño Paseo del Prado un magnífico edificio con luz cenital pensado para albergar un Gabinete de Ciencias Naturales. En 1819 se inauguró allí el Real Museo de Pintura y Escultura con los fondos artísticos atesorados por la monarquía hispánica desde el siglo XVI. Nacía el Museo del Prado. El Paseo del Prado es mi lugar favorito de Madrid. No existe otra ciudad con un enclave tan bello, un entorno tan armonioso y con mayor concentración de inigualables museos. Cada vez que paso por delante del Prado o entro en él, sonrío. Es lo mejor que hizo Fernando VII. Y todo partió de una reina desdichada nacida en Lisboa que pintaba y que amaba la belleza. Una mujer que fue motivo de burlas por su fealdad propició la fundación del mejor museo del mundo. Lo que es la vida.