Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 27 DE JULIO DE 2018 abc. es internacional INTERNACIONAL 43 AFP que permite reconstruir puentes entre aliados esenciales. Jean- Claude Juncker y Cecilia Malmström han saJOSÉ M. bido representar en las negociacioDE AREILZA nes en la Casa Blanca y ante el Congreso a quinientos millones de ciudadanos de una gran potencia económica. Juncker ha hablado directo y claro para que Trump sintiera que había una buena jugada deal encima de la mesa con el que a Toca aprovechar la tregua contentarlassus legisladores republicanos, en antípodas del protecciopara repensar las sanciones nismo. Uno de los déficits de la inteque aún permanecen entre gración europea es no conseguir la EE. UU. y la UE adopción de políticas eficaces, que den resultados tangibles, pero en el terreno comercial el ejecutivo comual vez se deba a un cambio de nitario dispone de estrategias y cahumor más de Donald Trump, pacidades. Ahora toca aprovechar la arrastrado por su propia deri- tregua para repensar las sanciones va temperamental. Pero la declara- que aún permanecen entre EE. UU. y ción de que su país y la UE se quie- la UE. El objetivo a medio plazo sería ren comentando en un tuit la foto recuperar el espíritu del acuerdo trande los besos que le dio satlántico de comercio Juncker al llegar a WaUn buen deal e inversiones, varado shington, se apoya en desde hace dos años por Juncker ha un acuerdo político el populismo al alza en hablado directo y Washington y en mumuy positivo. El frenaclaro para que zo a la escalada de sanchas capitales europeas. Trump sintiera ciones comerciales enEl sitio por donde emtre los dos lados del pezar serían los capítuque había una Atlántico es un giro de los que tienen que ver buena jugada ciento ochenta grados. encima de la mesa con la eliminación de taLa Unión ya no es el rifas. La otra novedad enemigo, como afirmaesta semana del presiba el magnate neoyorquino en su tó- dente americano es el endurecimienxica gira continental de hace pocos to de su discurso hacia el régimen de días, sino un socio con el que promo- su admirado Vladimir Putin, con el ver el comercio libre y justo. que ya no tiene prisa alguna por volEs obligado reconocer el buen tra- ver a reunirse. Trump no ha cambiabajo de los enviados de la Comisión do, solo se va de vacaciones con su para lograr este cambio de discurso, capacidad intacta de sorprender. MONNET CO. LA COMISIÓN NOS REPRESENTA T cluido a este producto en la lista de los que han visto aumentar sus tarifas aduaneras, precisamente como represalia a los ataques estadounidenses. Alto el fuego El problema es que la soja norteamericana puede que no cumpla los rígidos requisitos medioambientales europeos y específicamente de una potencia agrícola como Francia, donde están prohibidos los cultivos transgénicos. En una declaración divulgada ayer, el ministro de Economía francés Bruno Le Maire alabó la vuelta al diálogo con Washington porque había que evitar una guerra comercial de la que no habría más que perdedores pero al mismo tiempo insistió en que la agricultura debe permanecer al margen porque hay instrumentos de regulación en Europa, al margen de las barreras arancelarias, que no son negociables O tal vez es el síntoma de que alguien ha conseguido convencer a Trump de que el rumbo que había tomado, atacando a unos y otros y desequilibrando sectores enteros de la economía mundial, no conducía a nada bueno para nadie. De hecho, los sectores que él pensaba estar defendiendo, como el del automóvil, están siendo los más dañados. Pero eso solo lo sabe Trump. Y tal vez Juncker. El representante de la UE y el presidente de EE. UU. concluyeron su reunión con llamativas muestras de afecto pese al suspense inicial El tenso encuentro que acabó con un beso CARLOS PÉREZ CRUZ WASHINGTON bado el saludo protocolario, el europeo parecía divertirse con el follón que se forma habitualmente en estas recepciones del Despacho Oval cuando los periodistas pelean a gritos por conseguir colocar una pregunta. Trump, esta vez, no estaba de humor y calló. La UE y EE. UU. se aman Pero todo cambió al salir al Rose Garden para leer el comunicado conjunto. La cara de Trump era otra. Se le veía relajado. Además, jugaba en casa. A esa hora tenía prevista una reunión con congresistas republicanos, que asistieron a la lectura y vitorearon los anuncios de su presidente ¡Van a comprar un montón de soja! Más tarde, y a través de su cuenta de Twitter, Trump compartió una foto en la que se le ve abrazándose y besándose con Juncker. Por supuesto, la Unión Europea, representada por Juncker, y los Estados Unidos, representados por un servidor, ¡se aman! escribió el presidente. Lo que hace un poco de soja. Fue una sorpresa de última hora que hizo saltar toda la agenda del día. Pasadas las tres de la tarde (nueve de la noche en España) la Casa Blanca convocaba a los periodistas para un acto después de la reunión entre Donald Trump y Jean- Claude Juncker. Inesperado, porque no había programada una rueda de prensa posterior. Las descalificaciones del presidente estadounidense hacia la Unión Europea enemiga del país) y la falta de expectativas de los representantes europeos no permitían intuir un resultado optimista. El rostro de Juncker y de Trump en su saludo previo a la reunión era el reflejo de unas relaciones que pasan por momentos complicados. La guerra comercial desatada por el anfitrión, y las consiguientes represalias europeas, se expresaban en la seriedad de sus gestos y en las habituales quejas de Trump. El presidente estadounidense calificó a Juncker de muy inteligente y duro y Juncker presentó a Europa como aliada histórica, no somos enemigos Aca-