Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ESPAÑA LUNES, 16 DE JULIO DE 2018 abc. es espana ABC Miles de personas protestan contra la exhumación de Franco El bisnieto del dictador acude a un acto para repudiar la decisión de Sánchez S. E. MADRID los asistentes. Muchos de ellos, además, no pudieron reprimir el impulso de realizar el saludo fascista ante la gran cruz. En el comunicado enviado por Movimiento por España, se exigió a los asistentes que acudieran al encuentro documentados sobre la verdad del Valle de los Caídos para poder contestar correctamente a los medios de co- municación. La asociación sostuvo que la decisión de exhumar al dictador es una infamia y lamentó que durante muchas décadas no han estado a la altura para defender a Franco. El encuentro tuvo como colofón final la última misa de la jornada en la basílica de San Lorenzo del Escorial, en torno a las 17.30 horas, informó la agencia. Pese a las sucesivas protestas que ha generado la idea, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ya advirtió de que la decisión está tomada El Ejecutivo trabaja con Patrimonio Nacional para exhumar a Franco y a José Antonio Primo de Rivera. Con ello, el traslado de los cuerpos puede producirse este mes de julio. El objetivo, explicó Calvo, es la creación de un espacio común para la paz y la memoria Eso sí, respetando que los restos óseos de todos los que yacen en el espacio sean honrados en cada una de sus familias, incluidos Franco y Primo de Rivera El Valle de los Caídos acogió ayer a miles de personas después de que la asociación Movimiento por España convocara una peregrinación nacional contra la exhumación de Francisco Franco. Allí, bajo la atenta mirada de la Piedad que corona la entrada a la basílica, los manifestantes defendieron que el franquismo no es residual y que los restos del dictador no deben ser profanados, como decidió en mayo el Congreso a petición del PSOE. La autovía que lleva al mausoleo amaneció empapelada con la cara de Franco y con carteles en los que se leyó El Valle no se toca el mismo mensaje que Pedro Sánchez lleva escuchando desde que anunció sus intenciones. Según informó Efe, los primeros coches empezaron a llegar con la misa del rosario, en torno a las 10.30 horas, y la multitud pronto provocó un atasco en las inmediaciones del monumento. Saludo fascista La entrada de la iglesia se convirtió en una concentración de banderas preconstitucionales y emblemas nacionales. Los asistentes, de todas las edades, corearon Viva Franco y José Antonio De hecho, entre ellos se encontraba el bisnieto de Franco, Luis Alfonso de Borbón, que no dudó en fotografiarse con Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Franco, en el acto celebrado ayer en el Valle de los Caídos EFE La Comisión de la Verdad ANÁLISIS MIGUEL BAJO L eo que el Gobierno ha creado una Comisión de la Verdad. Supongo que no tiene otro objetivo que el examen de la historia de la Guerra Civil y de la dictadura franquista. Solo a una panda de iluminados o los sometidos a los efluvios de una droga o los escogidos por una revelación del más allá, se le hubiera ocurrido darle ese nombre. Sobre qué se entiende por verdad se ha dicho o escrito mucho. Si resumiéramos el concepto de verdad como coincidencia entre lo que se dice y la realidad, la pretendida Comisión de la Verdad relativa a los acontecimientos de la historia y sobre todo de la Guerra Civil Española responde a un pen- samiento de la historia propio de los totalitarismos del siglo XX. Determinar si un relato coincide con la realidad histórica depende de una operación de investigación que tiene tantos resultados como pensadores. Es decir, hay que reconocer que hay tantas verdades como personas en el mundo. Hay tantas verdades históricas como historiadores. Si lo que se quiere decir con Comisión de la Verdad es agrupar a una serie de científicos para que examinen cuántas tesis históricas se han creado sobre la Guerra Civil, bienvenido sea. Si Comisión de la Verdad significa determinar cuál de esas interpretaciones de los hechos ocurridos es la que ha de imponerse, como verdad absoluta, sobre las demás por entender que es la que coincide con la realidad, es una pretensión de pensamiento único intolerable. En realidad, el concepto de verdad tiene un contenido más teológico que filosófico o histórico. No hay más verdad absoluta que la verdad divina revelada y es sólo relevante para los creyentes. En el mundo del Derecho, fingimos llegar a una verdad concreta que es la verdad de la sentencia firme. Y es una ficción en la que convenimos para poder resolver los conflictos sociales. En efecto, los hechos declarados probados en una sentencia después de cumplidos todos los actos procesales pertinentes que conducen a la firmeza de la misma, son hechos coincidentes con la verdad de una manera convencional. Es evidente que se trata de algo convenido por todos para poder dar lugar a una convivencia social razonable, de modo que se puedan resolver los conflictos no por la vía de la violencia o de la ley del talión sino por la de reconocer que una sentencia firme recoge la verdad de lo probado. Pero no es más que algo convenido. Cuando los juristas decimos que los hechos probados en una sentencia firme son la verdad no pretendemos otra cosa que lograr una solución a un conflicto. Para ello, el derecho ha inventado el proceso que es un conjunto de reglas que garantizan que quienes están encargados de la solución del conflicto, lo hacen aplicando leyes que proceden de la voluntad popular y con unas reglas que impiden la incorporación a los hechos de posturas subjetivas por parte del juzgador. Para que esa llamada Comisión de la Verdad tuviera sentido sería necesario que aplicara unas reglas dictadas por todos, por el conjunto de la sociedad, que la labor de la Comisión se sometiera a unas reglas que garantizaran la pluralidad de pensamiento sobre los hechos históricos y garantizaran que los componentes de dicha Comisión actuarían desprovistos de intereses personales y se limitarían a aplicar objetivamente las reglas de conocimiento. Y, evidentemente, no va a ser así. MIGUEL BAJO ES CATEDRÁTICO EN DERECHO PENAL Y ABOGADO